Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID MARTES 15 s 4 s 2008 ABC TENDENCIAS Rafael Puyol Fundación Instituto de Empresa UNIVERSIDAD E INNOVACIÓN R econozco que una hojeada inicial a los ministerios propuestos por el Presidente Zapatero, no me permitió identificar, a primera vista, el nuevo destino que las universidades van a tener en el organigrama del Gobierno. No es la primera vez que estas instituciones o alguna de sus actividades básicas (investigación) salen del ámbito de Educación para incorporarse a otros ministerios, aunque hasta ahora el viaje ha sido de ida y vuelta ya que al cabo de un tiempo acaban regresando al lugar de procedencia. No me parece mal que las universidades se inserten en un dominio creado para gestionar la ciencia y la innovación. Hay razones para defender esa inclusión, como las hay para sostener su mantenimiento en Educación. La educación es un proceso continuo que comienza en la escuela infantil y termina en la formación continua, al que convienen políticas uniformes y una organización unitaria. Este supuesto, sin embargo, ha quedado superado por un diseño que apuesta por convertir a las universidades en verdaderos centros de producción de ciencia innovadora. ¿Quién puede discutir la bondad de ese objetivo? Evidentemente nadie, al menos con argumentos sólidos. Ahora bien, la decidida apuesta por mejorar nuestra capacidad investigadora no debería hacernos olvidar el otro reto inminente y fundamental que tienen las universidades. Creo sinceramente que o acertamos con la implantación del nuevo modelo formativo que define el Plan de Bolonia o perdemos el último tren para la mejora de nuestro sistema universitario y nuestra homologación internacional. Queda mucho por hacer para que las universidades españolas implementen las titulaciones de grado y postgrado con su cortejo de cambios en los contenidos, y en las fórmulas del proceso de enseñanza- aprendizaje. La nueva ministra que todos definen como persona capaz e innovadora, tiene el reto decisivo de implantar bien un modelo educativo del que depende la formación superior de las generaciones del futuro. Sólo así, con una enseñanza de calidad, seremos capaces de crear los profesionales que demanda nuestra economía y los científicos que faciliten el progreso de nuestro sistema productivo. Un mendigo duerme en la entrada al teatro del Círculo de Bellas Artes, en la céntrica calle del Marqués de Casa Riera CHEMA BARROSO De los más de 1.700 sin techo que hay en la capital, 651 duermen en la calle Son datos del segundo recuento de este tipo que se realiza en Madrid s En Barcelona hay 658 s Más de la mitad de los indigentes son víctimas de delitos M. J. ÁLVAREZ MADRID. Rompe tópicos. Uno de ellos es que, por su situación de extremada vulnerabilidad, son quienes más sufren en carne propia las consecuencias de los delitos. Así, el 50,7 ha sido víctima de algunos, tales como robo, agresión, violación, etc. Hablamos de los sin techo de los que duermen, literalmente, a la intemperie y que, sólo en Madrid capital, ascienden a 651. Otro, es que el 21,6 realiza algún trabajo para subsistir, el 43 tuvo casa antes de acabar en esta situación y el 70 está en paro y tenía como profesión la construcción (26,7 y la hostelería (15 Así se desprende del segundo trabajo de campo realizado en la capital a iniciativa del Ayuntamiento de Madrid en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad Complutense, la UNED, y la Universidad Comillas, dirigido por el sociólogo Pedro Cabrera. Un estudio similar realizado en Barcelona arrojó como resultado la existencia de 658 sin techo en sus calles, siete más que en Madrid. El estudio, el segundo de estas características que se realiza en la capital, se hizo en base a un recuento pormenorizado en el que colaboraron 457 voluntarios. Fue la noche del 26 de febrero. Recorrieron parques, sucursales bancarias, estaciones, aeropuertos, etc. los lugares que frecuentan. De todo ello se deduce que, si esa noche había 1.109 personas alojadas en la red de acogida municipal y 651 en la calle, la cifra de sin techo asciende a 1.760, teniendo en cuenta sus peculiaridades, su invisibilidad e itinerancia precisó ayer la concejal de Familia y Asuntos Sociales, Concepción Dancausa. Eligen Centro, Arganzuela y Chamberí Cerca del 92 de las 651 personas que están en la calle son varones. Se concentran en la almendra central de la capital por ser la más transitada. Eligen el distrito Centro (21 seguido de Arganzuela (17 y Chamberí (14 Suelen dormir en calles o plazas (23 parques (13,5 o bajo infraestructuras como túneles, estaciones o puentes (11 Desempleo (22,6 problemas familiares (21 e inmigración (13 son las causas que, según ellos, les han llevado a la calle. Cerca del 31 acude a comedores sociales, el 18 a los baños públicos y el 15,4 acude a los albergues. que ha descendido en el último estudio en dos puntos, fruto del resultado de las políticas de integración precisó Dancausa. En este sentido no hay que olvidar que buena parte de los extranjeros están en situación de calle por los problemas administrativos que sufren, indicó Cabrera. Ése es el perfil de quienes se encuentran en el último eslabón de la cadena, azotados por la soledad. Una tercera parte comparte su existencia con otros sin hogar mientras que el 21,6 %lo hace con amigos, según manifestaron en las entrevistas que les realizaron. Un dato esperanzador es que el 49 aún mantiene vínculos con algún miembro de su familia, por lo que, el no perder ese lazo, hace más fácil ayudarles a salir de esa situación subrayó Dancausa. Un 26,8 realiza alguna actividad para obtener ingresos, el 23 mendiga, el 21,6 trabaja y cerca del 10 percibe la renta mínima de inserción. Los problemas de salud afectan al 46,3 de ellos aunque no acuden al médico, ni, en consecuencia, reciben tratamiento alguno (60 En cuanto a dónde residían antes de llegar a la calle, el 43 %lo hacía en su propia casa, el 20,8 en la de familiares y el 8 en casa de amigos. Vínculos con su familia Desempleo, problemas familiares e inmigración, causas que les han conducido a esta situación Varón, soltero y de 40 años En el primer recuento, realizado el 22 de diciembre de 2006 localizaron a 621 personas, una cifra que apenas ha variado. ¿Quiénes son? En la cuarentena (32 sin empleo (70 solteros (52,4 y varones (9 de ca- da diez) Sucios, descuidados, con adicciones, problemas de salud y alguna minusvalía, son otra de sus características. El 47 son españoles y, el resto, 53 %i nmigrantes, una cifra