Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15- -4- -2008 El Papa encontrará en EE. UU. un catolicismo vibrante pero con problemas 35 Bertinotti deja el liderazgo verde y comunista ROMA. El presidente en funciones de la Cámara de Diputados y cabeza de la lista Izquierda- Arco Iris, Fausto Bertinotti, anunció ayer que abandona el liderazgo de esta coalición de partidos comunistas y de los verdes tras la derrota sufrida en las elecciones. Es una derrota neta, de proporciones imprevistas dijo Bertinotti, de 68 años, tras conocer, según las proyecciones de las votaciones, que su grupo se había quedado fuera tanto de la Cámara de Diputados como del Senado al no haber conseguido los votos mínimos que exige la ley electoral. A partir de ahora, la situación requerirá de una profunda reflexión añadió el dirigente comunista. La batalla clave del Senado El galimatías de la composición de la Cámara Alta estuvo detrás del fracaso del gobierno de Prodi. Berlusconi ha sabido aprovecharlo, y tiene en sus manos la posibilidad de reformar la ley y avanzar hacia el bipartidismo POR V. BECERRIL ROMA. Ni el propio Indiana Jones saldría bien parado del Senado italiano, pero es que no es Silvio Berlusconi. La farragosa ley electoral del país de la bota es una maldición para los políticos italianos y muestra de ello fue el gobierno de Romano Prodi, que no consiguió terminar su mandato sin sufrir la maldición. Pero el Cavaliere consiguió superarla obteniendo mayoría en las elecciones de este fin de semana. El creador de esta profecía fue el ex ministro y amigo de la Liga Norte Roberto Calderoli, quien durante el gobierno Berlusconi de 2001 a 2006 impuso la ley a menos de seis meses de las elecciones, pensando que les serviría para ganarlas, pero en aquella ocasión no fue así. En el Senado sólo pueden votar los mayores de 25 años, medida que no se entiende muy bien en un país en el que el Senado y la Cámara tienen el mismo poder. Es decir, si votas en una con 18 años, ¿por qué no puedes votar en la otra? Pero es inútil hacerse preguntas sobre una ley electoral calificada de cerdada por su creador. RESULTADOS PROVISIONALES Cámara de diputados Centroizquierda 38,8 %O tros 15,7 (241 esc. Senado Centroizquierda 38,7 %O tros 14,7 (138 esc. (340 esc. Derecha 45,5 (166 esc. Derecha 46,6 (49 esc. (11 esc. Total escaños: 630 Total escaños: 315 Participación: 80,40 (2006: 83,98 Berlusconi Alianza de derecha -Pueblo de la Libertad (Berlusconi) -Liga Norte (Bossi) -Movimiento para la Autonomía Bossi Otros -Unión de Centro- Democracia Cristiana- Igualdad- Arco Iris- Destra- Partido Socialista Veltroni Di Pietro Alianza de centroizquierda -Partido Democrático (Veltroni) -Italia de los Valores (Di Pietro) ABC italianos dispuestos a invertir. Pero no lo hará solo, eso al menos es lo que un sonriente Berlusconi anunció ayer por la noche a los medios: Trabajaremos junto a la oposición sobre temas de interés general, porque nosotros siempre hemos estado abiertos al diálogo Emocionado como dijo estar, Berlusconi amenazó con mantenerse los cinco años correspondientes en el Gobierno, según prevé la Constitución y tarea difícil en este país, aunque todo hay que decirlo, él ha sido uno de los pocos en conseguirlo en el pasado. Sobre este punto, no estuvo tan de acuerdo Veltroni, quien auguró poca duración a la mayoría a causa de las diferencias de fondo entre los partidos haciendo referencia a los dos aliados del Pueblo de la Libertad: la Liga Norte y el partido Autonomía del Sur. El líder del partido independentista lombardo, Umberto Bossi, obviamente contento por el éxito, no sólo de la coalición, sino de su partido en particular, no dudó en confirmar que ahora podrán hacer sin necesidad del apoyo de los demás las leyes que queramos, iniciando por devolver a Malpensa (el aeropuerto de Milán) su autonomía Nadie entiende por qué la norma electoral exige los 25 años para votar para el Senado y los 18 años para la Cámara baja, si su poder es similar Berlusconi y sus aliados se negaron a cambiar una ley que su autor calificó de cerdada conscientes de que les era más favorable Prodi al ganar las elecciones, consiguiendo de ese modo sólo dos senadores más que la oposición, así que al primer desacuerdo, adiós gobierno. A esos 309 senadores se suman los siete vitalicios: Francesco Cossiga, ex presidente de la República como Oscar Luigi Scalfaro y Carlo Azeglio Ciampi, los tres próximos al centro- izquierda; a ellos se suman Giulio Andreotti, más de centro- derecha, la premio Nobel Rita LeviMontalcini y próxima a la iz- En la misma piedra ABC. es Vídeo sobre la segunda y definitiva jornada electoral en abc. es internacional Cuestión aparte es su composición. En el Senado sólo entran los partidos que superan el ocho por ciento de los votos, y el premio de mayoría se divide por regiones según la tasa de población. Es decir, hay regiones con más senadores, como por ejemplo Lombardía que puede tener hasta 47 senadores, según los datos del Miniterio de Interior italiano, o el Lazio con 27, hasta un total de 309, por lo que es imposible que haya empate. Así que si no se obtiene mayoría, para poder gobernar los partidos se tienen que aliar. Eso es lo que hizo Romano quierda, así como Emilio Colombo y Sergio Pininfarina, que no suele aparecer por el Senado. En la Cámara de los Diputados la cosa es más simple. Al ganador, aunque sea por un sólo voto, se le garantiza la mayoría absoluta al otorgarle un premio que le da un mínimo de 340 diputados. Mientras que la oposición consigue un máximo de 277 escaños y los restantes se reparten entre las circunscripciones en el extranjero. Para lograr representación en esa Cámara se establecen tres porcentajes mínimos de votos, según se hable de coaliciones o partidos. En la Cámara de los Diputados el listón para las coaliciones es del 10 por ciento de los votos, aunque cada partido de forma individual necesita tener, al menos, el dos por ciento para entrar en el reparto de escaños. Y para las formaciones que acuden en solitario, la barrera es del cuatro por ciento. Estos listones cambian para el Senado: son el 20 por ciento para las coaliciones, el 3 por ciento para las formaciones y el 8 por ciento para los partidos en solitario, siempre usando como base las regiones, que es como se obtienen los senadores. Así que se precisa lápiz en mano para descifrar este mapa del tesoro maldito del sistema electoral italiano. Aunque los primeros en no entender bien esta ley son los propios italianos. Hábil jugada política La mayoría de los votantes con los que pudo hablar este periódico, sobre todo si nos referimos a personas de una cierta edad, no sabían cómo funcionaba. Y no es de extrañar: el galimatías de números vuelve loco a cualquiera. Pero lo que sabe la gente es que por culpa de esa maldita ley el gobierno Prodi cayó, y que por ese motivo se pedía la modificación de la misma. Tarea que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, intentó cumplir dando la orden al presidente de la Senado de intentar formar un ejecutivo con el único objetivo de modificarla. Pero el resultado fue el no rotundo de Berlusconi y sus aliados, conscientes de que de ir a una votación, y tras los escándalos protagonizados por el centro- izquierda, él podría conseguir con este sistema más votos, y eso es precisamente lo que ha pasado.