Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 s 4 s 2008 Toma posesión el nuevo Gobierno de Zapatero s El Ministerio de Igualdad ESPAÑA 19 Aído, la más joven, trabajará sin tregua para aislar a los maltratadores Aún falta por crear toda la estructura del Ministerio de Igualdad M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Es una de las grandes protagonistas del nuevo Gobierno que más expectación ha causado por varios motivos. Primero, por su juventud, porque Bibiana Aído se ha convertido en la ministra más joven de la democracia, con tan sólo 31 años. Segundo, porque en la esfera de la política nacional es una total desconocida- -hasta ahora, ocupaba la dirección de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco- Y tercero, porque estará al frente de una cartera de nueva creación: el Ministerio de Igualdad, un ente de momento sin armar que se encargará de proponer y ejecutar políticas en materia de igualdad, lucha contra toda clase de discriminación y contra la violencia de género como publicó ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE) Su juventud aporta frescura a un equipo de Gobierno que tendrá entre sus prioridades para los próximos cuatro años la lucha contra la violencia de género, como anunció el propio presidente del Ejecutivo en su discurso de investidura. Y desde luego, Aído volvió ayer a insistir en ese mandato: Cualquier cobarde que levante la mano a su mujer- -dijo- -tiene que tener claro que va a tener en frente a 44 millones de españoles plantándole cara y no a un ser desprotegido Y para ello la nueva ministra no reparará esfuerzos, porque trabajará sin tregua y de forma intensa en aislar socialmente a los que maltraten a sus parejas LAS OTRAS PRIORIDADES MERCADO LABORAL En su agenda figura apoyar el empleo femenino y reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres ÁMBITO SOCIAL Trabajará para eliminar la discriminación en todos los ámbitos y por la igualdad de oportunidades y en proteger a las víctimas. Quizá también por su juventud y porque es poco conocida- -Aído viene de Cádiz- -la recién llegada ministra estuvo en todo momento arropada estrechamente por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega durante su toma de posesión. De la Vega incluso la llevó de la mano para presentarle a diversas representantes de organizaciones de mujeres que asistieron al acto. Y en muchas ocasiones permanecieron agarradas por la cintura haciendo gala de la complicidad propia de las buenas amigas. En su puesta de largo, Aído también estuvo acompañada por una ministra de peso como es Magdalena Álvarez, hacia la que mostró gran simpatía. Y contó con el respaldo de otras Bibiana Aído, en primer plano, junto a Cristina Garmendia y Beatriz Corredor representantes que en la anterior legislatura han estado en primera fila en la defensa de la mujer: Soledad Murillo, secretaria de Igualdad; Encarnación Orozco, delegada especial del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer; Rosa Peris, directora del Instituto de la Mujer, y Leire Pajín, secretaria de Estado de Cooperación Internacional. Todas visiblemente sonrientes y felices por la creación de un Ministerio de Igualdad. El trabajo que le queda por delante a esta gaditana empieza por armar su Ministerio. Todavía no se sabe en qué modo integrará el Instituto de la Mujer y la delegación especial del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer. Tampoco cómo será su estructura para llevar a cabo medidas encaminadas a fomentar el empleo femenino o reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres. Porque por no tener, el Ministerio de Igualdad, por ahora, no tiene ni página web. CHEMA BARROSO Perplejidad en Sanidad al perder investigación y quedarse sin competencias D. P. MADRID. Bernat Soria llegó al Ministerio de Sanidad y Consumo precedido por una polémica, aunque innegable, fama de investigador. Sus primeros gestos fueron prometer a los diabéticos (su especialidad) y a los pacientes de enfermedades raras más investigación. En un Ministerio que tiene todas las competencias sanitarias transferidas a las comunidades hay que buscarse un hueco para conseguir algo de relevancia. Elena Salgado, la predecesora de Soria, se apuntó a la guerra contra el tabaco, las hamburguesas y el vino. Soria se agarró a la investigación. Pretendía avanzar en ese campo, atraer a España, con muy escaso éxito por ahora, a alguno de los cientos de investigadores de prestigio que han tenido que exiliarse por falta de medios y dineros. Pero ahora comprueba, atónito, cómo le arrebatan su razón de ser como ministro. La Investigación consigue Ministerio propio y se lo entregan en bandeja a Cristina Garmendia, bióloga molecular. Un inesperado y doloroso revés para Soria, cuyo último cargo antes de ser ministro fue precisamente el de director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa. Así, el ex investigador observa perplejo, y junto a él todos sus colaboradores, cómo arriconó su carrera profesional para acabar de mero gestor, para repartir cheques dentistas o para gastarse el presupuesto en cambiar las tallas de las mujeres que ahora son diábolo campana y cilindro La Policía Municipal de Madrid multa los coches oficiales de la nueva ministra En la toma de posesión de Bibiana Aído como ministra de Igualdad no faltaron las anécdotas. Su discurso apenas fue perceptible durante unos minutos por un corte de luz que anuló el sonido del micrófono. Pero fuera de la antigua sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, donde está albergado su Ministerio, en plena calle Alcalá, esperaba otra sorpresa. Mientras se celebraba el acto, agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid multaron los coches oficiales que se encontraban estacionados en el carril bus a las puertas del nuevo Ministerio. La sanción en este caso asciende a 300 euros y dos puntos menos en el carné de conducir. En el parabrisas de los vehículos los chóferes encontraron las recetas Sin página web todavía