Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 s 4 s 2008 OPINIÓN 11 LISTAS ABIERTAS UNA RAYA EN EL AGUA EQUIPO B O IBEX DEL ZAPATERISMO UN GOBIERNO LÍQUIDO N la política posmoderna lo esencial es el diseño. No importa tanto la función como el discurso, ni la gestión como el mensaje. Es una política retórica, en la que la semántica domina sobre la ideología para proyectar evanescentes categorías conceptuales y marcos de opinión pública. Sus estrategias consisten sobre todo en la creación de estructuras formales, a menudo huecas o puramente aparenciales, espumosas, que seduzcan los valores volátiles de eso que Zygmunt Bauman ha dado en llamar la sociedad IGNACIO líquida Sobre esa espu- CAMACHO ma discursiva, reforzada por los conceptos del republicanismo cívico, Zapatero se ha acostumbrado a flotar con la ingravidez que le facilita su propia falta de consistencia y una innegable habilidad para articular flujos de comunicación de enorme eficacia mediática y persuasiva. La composición del nuevo Gobierno responde a esa estrategia comunicativa. Sobre el difuso magma competencial de los nuevos ministerios y las numerosas incógnitas de su acoplamiento práctico a la compleja realidad administrativa de un Estado descentralizado, el presidente ha diseñado un equipo cuya funcionalidad se agota en su propia existencia. Lo importante no es para qué sirve un Ministerio de Igualdad, o qué clase de tareas pueda llevar a cabo, sino que exista un departamento así llamado, cuya denominación remite a una retórica progresista. No se trata de que el órgano cree su función, sino de que el órgano- -el organismo, en este caso- -es la función misma. Idéntico proceso inspira la creación de la cartera de Ciencia e Innovación, al margen de sus atribuciones o competencias; es el poder propagandístico del nombre lo que interesa en tanto viene a reforzar el discurso zapaterista con connotaciones de modernidad y dinamismo. Para construir este organigrama permeable y nominalista, se ha partido la estructura de la Administración con cuchillo de carnicero, incluso al precio de despojar a Educación del control sobre la política universitaria. En realidad, la mayor parte de la gestión de estos departamentos horizontales descansa desde hace tiempo en las autonomías, blindadas además por los nuevos estatutos, pero lo que el presidente desea es generar ruido político y envolver de propaganda la acción de gobierno. Por eso carece de sentido discutir- -trampa para la oposición- -la eficacia funcional del modelo. Como en toda creación de diseño, es el impacto formal lo que determina su éxito y lo que subyace al fondo del mismo impulso creativo. Zapatero podrá ser un gobernante poco competente en la solución de problemas, pero es sumamente experto en la invención de superestructuras huecas, en el manejo de discursos livianos y en la composición de gestos- -como el de una mujer en Defensa- -de alta rentabilidad publicitaria. Para una sociedad líquida, ha formado un Gobierno líquido. Es de temer que resulte también gaseoso. un presidente que por ahora puede dar la impresión L Consejo de Ministros que ayer se reunió por transitoria de que ha salvado la economía española del primera vez tiene más de equipo B que de Ibex riesgo de un deterioro grave. del zapaterismo. En la más favorable de las hipóTorvos y sombríos, los augurios del Fondo Monetatesis, una sinergia entre el rigor de Pedro Solbes y la cario Internacional le han puesto medio luto a la foto del pacidad imaginativa de Miguel Sebastián no entra en el segundo Gobierno de Zapatero en los peldaños del palacálculo de probabilidades. Lo que tenemos es, más bien, cete de La Moncloa. Quedarán algo lejos los trofeos de la un Gobierno para maquillar la crisis económica sin Champions League que Zapatero anunciaba en sus acquerer tener en cuenta que esta será una crisis antimatos electorales. Por ahora hay que decirle adiós quillaje, como todas las crisis de verdad. En su lial G- 7. Frenazo del crecimiento, más paro, increbro La era de las turbulencias Alan Greensmento de la inflación: lo estuvo anunciando el pan- -a quien, por cierto, algunos atribuyen los candidato Mariano Rajoy en sus intervenciomales actuales- -dice que al revisar una polítines en la campaña, pero el electorado no se lo ca siempre se planteaba una pregunta: ¿Qué creyó en términos electoralmente mayoritarios coste tendrá para la economía si me equivoco? porque Zapatero había logrado tal presión en su Si no hay riesgo de contrapartidas, puedes proestrategia de poner al PP entre la espada del buebar la política que quieras- -dice el antiguo resnismo y la pared de la derecha dura. Por eso Zaponsable de la Reserva Federal americana- peVALENTÍ patero pudo eludir plantearse- -por ejemplo- -ro si el precio del fracaso es en potencia prohibiPUIG reformas como la flexibilización del mercado lativo, deberías evitar esa medida aunque la probaboral o de mejora de la productividad. Ahora los datos bilidad de éxito supere el 50 por ciento, porque no puedel FMI sitúan a España por detrás de Italia en PIB por des aceptar el coste del fracaso. Los cien días de respeto habitante. no impiden hacerse una pregunta: ¿qué coste podría teDesde luego, el frenazo es internacional, pero cada ner la crisis en manos de Zapatero? uno ha de administrar sus recursos y jugar sus bazas, Distribuidas las carteras y delimitadas las compesegún sea la fortaleza su sistema financiero, la fluidez tencias, a la vista está que todo lo que el nuevo Gobierno de sus mercados y la capacidad de sus empresarios, que de Zapatero pueda contribuir a la ideología de género o en definitiva es lo que cuenta. Para el FMI, la desaceleraa lo que llamábamos feminismo tiene más que ver con ción es aguda. Nuevos máximos del barril de crudo. Zauna cortina de humo que con el logro pragmático de la patero responde con centrismo de conveniencia, ideoloigualdad de la mujer en la sociedad real y no únicamengía de género, I+ D por retropropulsión, algún continuiste en los ministerios. Desde luego, no parece encaminamo inexplicable- -Moratinos, Bermejo, Magdalena Áldo a salir al paso de una crisis económica, sino a maquivarez- reparto territorial de carteras y alegría en los llarla. Solbes ha sido el primero en marcar territorio: estendidos neosocialistas: ilusoria botadura de un Gotos son mis poderes, ha dicho. De la personalidad polítibierno de arranque para hacer un Gobierno de despeca de Miguel Sebastián y de su buena entrada en La gue con la presidencia española de la Unión Europea en Moncloa no cabe esperar que las cosas queden así. De he 2010. Quedará la incógnita de si no hubiese sido mejor cho, si los rifirrafes entre Solbes y Sebastián fueron ya poner toda la carne en el asador y hacer un Gobierno tan vistosos en el primer mandato de Zapatero, no está con el Ibex del zapaterismo. Quizá no hay tal Ibex zapafuera de las expectativas que la gestión de la crisis terista y que eso ya mantuvo a la baja las buenas cotiza- -siempre controvertida y con muchos ángulos- -todaciones que quedaban en el socialismo español. vía les enfrente más. Al agrandarse la bicefalia econóvpuig abc. es mica en el Gobierno, los dolores de cabeza ya serán para E E