Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 14 de Abril de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.721. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El oráculo del Dalai Lama Siguiendo una de las tradiciones místicas más antiguas, pero desconocida, del budismo tibetano, un espíritu del más allá protege y aconseja al Dalai Lama a través de un médium, el monje Thupten Ngodup PABLO M. DÍEZ l Venerable Kuten (médium) entra en trance unas 20 veces al año para predecir el futuro y asesorar al Gobierno tibetano en el exilio y al Dalai Lama. Y es que el budismo tibetano, una de las religiones más antiguas del mundo, se empeña por conservar sus místicas tradiciones ancestrales en un mundo cada vez más globalizado e incrédulo. Entre esas viejas costumbres destaca la figura del oráculo, el espíritu del más allá que, desde 1544, adivina el futuro y asesora a las sucesivas reencarnaciones del Dalai Lama. En pleno siglo XXI, incluso el actual Dalai Lama recurre a los consejos de dicho oráculo, que le llegan a través de un médium del monasterio de Nechung, a pocos metros del Parlamento tibetano en el exilio en la ciudad india de Dharamsala. Se trata del Venerable Thupten Ngodup, un monje que nació el 13 de julio de 1958 en Phari, en el Tíbet, y huyó a Bhután tras la invasión china. Aunque este kuten (médium) es descendiente del maestro tántrico Ngadak Nyang- relwa, que vivió entre 1136 y 1204, nada hizo sospechar que tuviera poderes sobrenaturales hasta el 31 de marzo de 1987. Ese día, tres años después de la muerte del anterior médium, el Venerable Lobsang Jigme, los monjes habían organizado una ceremonia para invocar al oráculo a petición del Dalai Lama. No en vano, el Océano de Sabiduría y el Gobierno en el exilio llevaban sin sus consejos desde 1984 y, en los tiempos en que regían el Tíbet antes de la ocupación china, acudían a él 60 veces al año. Tras esta larga ausencia, el espíritu del oráculo entró en el cuerpo de Thupten Ngodup, quien sintió un electros- EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno 50 AÑOS evó en Madrid la mañana del 14 de abril de hace cincuenta años. Mi bisabuela mandó a comprar una camiseta, o algo parecido, para que se pusiera bajo el traje de novia mi madre, su paloma, como ella la llamaba. Solía comentar con tristeza que un gavilán se llevaba a su paloma al desierto del Sáhara. Por aquel entonces, nadie sabía dónde estaba el Sáhara español, y ahora que todo el mundo sabe dónde queda, nadie quiere saber nada, ni de los saharauis ni del Sáhara. Yo en realidad, no tenía que estar aquí escribiendo estas cosas, porque yo no tenía que haber nacido ya que, a mi padre, en una colonial, y viendo que iba ya en Villa Cisneros por el segundo hijo, le explicaron con todo detalle en qué consistía el método Ogino, pero como mi padre es de natural despistado, lo entendió todo justo al revés y mi madre volvió a quedar embarazada. Y, a mayores, a los pocos meses, la noche de Nochebuena, tuvieron que llamar al médico porque mi madre se puso malísima y creyeron que iba a perderme. Se encontró esa noche tan mal mi madre que tuvo que tumbarse en la cama para aguantar el peso de la pena que, sin razón aparente, sentía. A los dos días llegó al Sáhara la luctuosa noticia: la bisabuela había muerto la noche de Nochebuena. Ayer estuvimos viendo todos juntos: mis padres, los seis hijos, las nueras, los yernos, los nietos y Pepa, las fotografías desde el día de la boda y se aprecia que, aunque mis padres han cambiado, se miran aún de la misma manera el uno al otro. Nevaba en Madrid el 14 de abril de 1958. Mi madre llevaba un ramo de muguetes blancos que, también hoy, han florecido. www monicafernandez- aceytuno. com N E El Venerable Thupten Ngodup dando consejos a unos monjes tibetanos hock Para verificar la posesión, el Dalai Lama le ordenó un retiro de tres meses y, a su vuelta, sus poderes adivinatorios fueron probados. Aunque las preguntas que se le hicieron son secretas, el monje fue nombrado oficialmente Oráculo del Estado Tibetano en el verano de 1987 y, desde entonces, tanto el Dalai Lama como el Gobierno en el exilio le hacen 20 consultas al año. Para ello, el médium entra en trance en unas sobrecogedoras ceremonias rituales en las que los monjes invo- REUTERS can al espíritu del oráculo para que posea su cuerpo y hable por su voz. De hecho, el Dalai Lama recurrió a él el pasado 1 de abril, seguramente para preguntarle por la revuelta en el Tíbet que ha ensombrecido los preparativos de los Juegos Olímpicos de Pekín. Frente a los que critican esta tradición tan trasnochada, el Dalai Lama defiende al oráculo asegurando que siempre ha acertado, pero está por ver si las visiones de los espíritus del más allá doblegan al régimen comunista de Pekín.