Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Primera división s Trigésima segunda jornada LUNES 14 s 4 s 2008 ABC El Real Madrid se escapa por inercia Con uno menos, Sneijder apuntilló al Murcia en un partido al que Clemente renunció desde el inicio por ultradefensivo JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. El Madrid se escapa por inercia, como si el curso del río le obligase a ganar la Liga por deserción y falta de competencia en el enemigo. Un destello de Sneijder decretó el fin de la abundancia del catenaccio Javier Clemente trasladó al Santiago Bernabéu su flota de microbuses para tratar de remediar lo irremediable. Es imposible ganar con ese mensaje tan estreñido. El árbitro expulsó a Miguel Torres- -patada sin discusión, caza mayor al tobillo en lance por detrás- -y nada cambió para Javier Clemente. Podía Iturralde haber pulido a Pepe del partido- -sus codos al vuelo en cada salto- que el mensaje del entrenador vizcaíno no hubiese variado un ápice. Podía haberse quedado el Madrid con siete que el dicharachero y carismático técnico de la gabarra no hubiese dado una orden para cambiar el pictograma. El signo que representa la realidad: cuatro atrás y dos más por delante, al estilo de Hierro y Nadal en la época de la selección española. Una guardia de corps que ni Carlos III. No se puede enfadar por la leyenda que lo cataloga de entrenador defensivo. Es benévola. Perdió el Madrid a su lateral por una patada dañina a Aquino y la opinión pública del Bernabéu se levantó en armas contra el desgraciado del silbato. Lo hizo enardecida por sus jugadores, que mostraron con bravatas infantiles por qué la Liga española es tan diferente a la inglesa. Enseñaron los motivos por los que en las islas se juega a todo trapo y en plan viril y entusiasman partidos como el Liverpool- Arsenal. Todos a protestar y a reír, cuando la roja fue clarísima. La expulsión casi descolocó a Clemente, que no supo muy bien qué hacer con aquel contratiempo. Él, que había previsto un partido de percusión, de recias marcas y sudores sin fin, despreció el incidente por insustancial. Sus jugadores, atentos al mensaje inicial, regalaron el balón al Madrid y se obligaron a una tarde de trabajos forzados. Sin inquilino por la derecha, Pepe y Sneijder duplicanReal Madrid Murcia 1 0 conserva su instinto competitivo. La opción Robinho tiene algo de desesperante. Es un futbolista que necesita fijar a su defensa para regatearlo y, por tanto, detener el juego. El partido era indigesto por espeso. El Madrid no tenía chispa, sólo un punto de intensidad y la autoridad moral que le confería un adversario atemorizado desde la caseta. Sin mucho empeño, apelando a las correrías de Robben, al buen tacto de Guti y al miedo escénico que impone el Bernabéu, arrinconó al Murcia. El equipo de Clemente repitió hasta la exasperación la jugada unidireccional: del área de Casillas a la cesión a su portero. Clemente había visionado un tipo de partido y la realidad le contradijo. Se produjo el desenlance conocido. Tantos defensas, tanto catenaccio saltó por los aires por un fallo humano. Uno de los encargados de achicar agua se la entregó gratis a Sneijder, que largó un derechazo imponente a la escuadra de Carini. Alivio en Chamartín y el Murcia, a cambiar el guión a todo correr. Clemente requirió nueva mentalidad, cambios urgentes, nuevo todo, como si la tenaza nunca hubiese existido. Sus chicos habían captado un único mensaje y la fuerza de la costumbre hizo el resto. Real Madrid (4- 3- 3) Casillas; Torres, Pepe, Heinze, Marcelo; Sneijder (Drenthe, m. 79) Gago, Guti (Diarra, m. 86) Robben, Raúl y Robinho (Salgado, m. 61) Murcia (4- 2- 3- 1) Carini; Pina, Pignol (Movilla, m. 60) Marañón, Peña; Arzo, Cuadrado; De Lucas (Rosinei, m. 57) Kabous, Dani Aquino (Jofre, m. 65) y Goitom. Árbitro: Iturralde González. Tarjeta amarilla a Pepe, Cuadrado, Guti, Goitom, Arzo, Salgado, Robben. Roja directa a Miguel Torres (m 19) Gol: 1- 0, m. 58: Sneijder chuta a la escuadra en un fallo de la defensa. do su actividad, el Madrid no mostró ningún estímulo para su afición, salvo las ocurrencias de Guti, que es de lejos el más creativo con el balón en los pies. Lo otro era el laborioso proceso de hacer llegar la pelota a Raúl, que ha perdido velocidad como se vio en el mano a mano con Carini que le levantó un defensa más rápido, pero Robinho esquiva la pirueta de Marañón Schuster: No fue nada fácil encontrar espacios y hacer ocasiones con uno menos JULIÁN ÁVILA MADRID. Bernd Schuster vivió el encuentro con los papeles cambiados. Reflexivo y sereno ante los medios de comunicación, y tenso y nervioso en la zona técnica. No ha entrado a los capotes que utilizó Javier Clemente en la antesala y se fue por los cerros de Úbeda la tarde que podría denunciar las decisiones arbitrales. No me preocupa el tema del árbitro. Fue un partido donde te puedes encontrar cosas, como una expulsión al principio que te complica. Es cierto que ha sido difícil y que me hubiese gustado tener otro tipo de partido manifestó el alemán. A medida que el Madrid acaricia el título están subiendo las pulsaciones del alemán. Sabía que el autobús de Clemente podría en serios apuros a su equipo, defecto acentuado con la marcha de Torres en el minuto veinte. Esperaba un Murcia defensivo. Lo dijo Clemente y se ha cumplido. Y así no fue nada fácil encontrar espacios y hacer ocasiones con un jugador menos añadió. Me marcho contento con el juego y no me preocupa lo del paseíllo. Lo importante es sumar. Terminar con una buena racha y no perder ningún partido de aquí al final adujo. Por su parte, Javier Clemente vio el triunfo más cerca que nunca y acusó a sus jugadores de miedosos y de ignorantes: Hemos tenido la mejor oportunidad para ganar al Madrid. Hemos perdido por un fallo ridículo y no nos han pitado dos faltas dentro del área. No hemos sabido ganar Raúl intenta el remate IGNACIO GIL