Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL LUNES 14 s 4 s 2008 ABC -Buscamos el término medio, no la independencia. Aunque todo el mundo desea la independencia, como demuestran las manifestaciones, el Dalai Lama quiere arreglar la situación dentro de China. Si Pekín tuviera la voluntad política de aplicar en el Tíbet el mismo sistema de un país, dos sistemas vigente en Hong Kong, la mayoría aceptaría esa fórmula. El problema es que el Gobierno chino quiere esperar a que muera el Dalai Lama para nombrar a un sucesor que sea títere de Pekín, pero los tibetanos jamás lo aceptarán y entonces sí que habrá un baño de sangre. Es mejor para todos que se solucione el problema mientras el Dalai Lama esté vivo porque, de lo contrario, los jóvenes se radicalizarán, ya que están muy frustrados. ¿Cuáles son sus objetivos políticos de cara a los Juegos Olímpicos? Karma Chophel, portavoz del Parlamento tibetano en el exilio, ayer, durante la entrevista en Dharamsala Los tibetanos aceptarían la fórmula de un país- dos sistemas Karma Chophel s Portavoz del Parlamento tibetano en el exilio Un mes después de que estallaran en Lhasa los disturbios más graves en dos décadas, el portavoz del Parlamento tibetano en el exilio, Karma Chophel, analiza para ABC esta revuelta que ensombrece los Juegos Olímpicos de Pekín TEXTO Y FOTO PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL DHARAMSALA (INDIA) Lejos de su hogar, en la ciudad india de Dharamsala se levanta el Parlamento tibetano en el exilio, cuyos 43 miembros, elegidos democráticamente por un censo de 32.205 votantes, se reúnen dos veces al año bajo la presidencia del Dalai Lama. Al frente de dicha Cámara se sitúa, en su condición de portavoz, Karma Chophel, quien, como la mayoría de los que se refugiaron en esta estación de montaña enclavada a la sombra del Himalaya, huyó del Tíbet tras la ocupación china. vantamiento, la represión y la persecución religiosa son brutales. Los monasterios han sido bloqueados por el Ejército y se les ha cortado el agua, así que los monjes corren el riesgo de morir de hambre o de sed porque no pueden salir. El peligro real es ahora, pero habrá más revueltas porque, aunque sea difícil, la gente está decidida a seguir en su lucha. -Pero el Gobierno de Pekín habla de 19 chinos de la etnia Han linchados y quemados vivos por los manifestantes tibetanos... -No me creo esa cifra, para mí es una mentira más de la propaganda del régimen comunista chino. Nuestras instrucciones son que el movimiento tibetano sea pacífico y de acuerdo a las leyes de cada país. mamos que una comisión internacional independiente investigue los disturbios. ¿Es falso, entonces, que quieran formar escuadrones suicidas, como denuncia China? -Totalmente, aunque eso no significa que algunos monjes, por iniciativa propia, decidan suicidarse quemándose a lo bonzo De hecho, algunos ya se han quitado la vida. -Los contactos directos entre China y el Tíbet han sido dirigidos por el Dalai Lama y el Kashag el Gobierno en el exilio. El Parlamento no está implicado pero, tras las seis delegaciones tibetanas que han visitado Pekín, no hay ningún contacto. Lo que hace el Parlamento es dirigir las acciones que se producen a nivel internacional en la India, Nepal y Estados Unidos, por lo que ha establecido el Comité de Solidaridad con el Tíbet. ¿Habrá nuevas nuevas negociaciones entre el Gobierno chino y el Dalai Lama? co, ya que matar chinos sólo traerá más odio y resentimiento. Es como si una hormiga se enfrentara a un elefante. -Ahora compaginamos la modernidad con la tradición, por lo que incluso tenemos un oráculo para asesorar al Gobierno y al Dalai Lama. Si Pekín concede una verdadera autonomía al Tíbet, cederíamos la defensa y los Asuntos Exteriores a China. El resto lo gestionaría la Administración Central Tibetana como hace ahora en el exilio, encargándose de la educación, salud y de las condiciones de vida de los refugiados en los 55 asentamientos que tenemos en la India y Nepal. ¿Cómo sería un supuesto Gobierno tibetano autónomo, porque antes de la invasión china mandaba una teocracia de corte feudal? -El progreso que ha vivido el Tíbet ha tenido como objetivo beneficiar a los chinos, no a los tibetanos. El régimen comunista se ha llevado más de lo que ha dado, pues está obteniendo recursos naturales como gas, petróleo y minerales. ¿Cree que un gobierno autónomo puede desarrollar el Tíbet como lo ha hecho China? -Tras la revuelta, ¿cómo son sus relaciones con el Gobierno que los acoge, la India, el otro gigante emergente de Asia? ¿En qué lugar ha quedado el pacifismo budista tras la violencia desatada durante las manifestaciones en Lhasa y otras zonas tibetanas de China? -Los tibetanos no han usado la violencia, sino que han respondido a las agresiones de los soldados. La violencia ha sido instigada por militares vestidos de monjes, por lo que recla- -A pesar de sus palabras, los tibetanos recurrieron a la violencia en los años 60, cuando el hermano del Dalai Lama formó una guerrilla en Nepal apoyado por la CIA de Estados Unidos. ¿Qué ocurre en el Tíbet un mes después de la revuelta? -La situación ahora es de emergencia porque, tras el le- -La violencia está descartada. Aquella guerrilla fue eficaz en espiar y sabotear al Ejército chino, pero el verdadero objetivo es la libertad y solo se puede conseguir negociando mediante el diálogo. Aunque la violencia se puede utilizar a pequeña escala, es inútil incluso desde un punto de vista prácti- China se ha propuesto esperar a que muera el Dalai Lama para poder nombrar así a un sucesor títere Es mejor resolver el conflicto del Tíbet antes de que los jóvenes puedan radicalizarse -Hay presiones directas sobre el Dalai Lama para que el conflicto no se agrave ni genere nuevos roces diplomáticos pero, si no resuelve el problema del Tíbet, no se solucionarán los problemas históricos entre China y la India. -Estamos satisfechos porque ha llegado el momento de resolver este problema. Sin embargo, los meses previos a las Olimpiadas van a ser muy difíciles para los tibetanos, pero también para los chinos. Todo dependerá, pues, de Pekín y de los gestos que haga, porque nosotros tenemos la puerta abierta al diálogo. ¿Qué va a ocurrir en los meses que quedan para los Juegos?