Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14- -4- -2008 Kenia anuncia un gran gobierno de coalición para salir de la crisis Mwai Kibaki, presidente de Kenia 33 Los dos grandes partidos, el PPL de Berlusconi y el PD de Veltroni, apelaron al voto útil durante la campaña La mayoría de los italianos prevén una economía floja y poca estabilidad política Alberto Sotillo MAQUIAVELO NO LEVANTA CABEZA omano Prodi era entonces presidente de la Comisión Europea y nosotros- -Amadeu Altafaj y servidor- -intentábamos hacerle una entrevista. Juro que agucé el oído y que hice ejercicio de concentración para enterarme de lo que decía, pero lo único que oía era algo así como: Mmmm... I expect... yes, and finally... aahhh aah... mmm... not Yo tenía una fe ciega en el fino oído de Altafaj y en su don de lenguas, pero empecé a aterrorizarme cuando me dijo: La grabadora debe de tenerlo todo Pulsamos el play y nada: un angustioso silencio a veces puntuado por un mmm... mmm Era el estilo de Prodi: cuando tenía una delicada cuestión su discurso se disolvía en un borborigmo ininteligible. Si avistaba un problema, se convertía en la indefinición personalizada. Era también un político honesto, familiar, devoto, pacífico, muy de andar por casa. Pero en la patria de Maquiavelo probablemente hace falta algo más para gobernar. Cuando sus compatriotas le eligieron como alternativa a Berlusconi, deduje que Italia no andaba sobrada de líderes con carisma. Y cuando dicen que el magnate puede volver al Gobierno, me basta recordar el evasivo vagido de Prodi para entender ese regreso. Berlusconi viene con el discurso de que las mujeres de derechas son mucho más guapas que las de izquierdas y propuestas como la de presentar como candidatas al Parlamento a algunas de las bailarinas que pueblan sus televisiones. Para mantener alta la moral es el más dotado vendedor ambulante que ha conocido Europa en los últimos cincuenta años. Igual vende una enciclopedia a un inmigrante albanés, que la promesa de que todos los italianos se convertirán en vendedores de tanto éxito como él. Y tan consciente es de su papel, que declara que su experiencia le recomienda hacer un chiste cada diez minutos para mantener alta la moral... ¡Si Maquiavelo levantara la cabeza! ¡Oh, si levantara la cabeza Maquiavelo... R que Veltroni (veinte años más joven) por extraño que parezca. Eso se debe a los escándalos que protagonizó el centro- izquierda de Romano Prodi: a saber, basuras y mozzarella con dioxinas El que fuera alcalde de Roma intentó vender la idea de un partido nuevo, con rostros diferentes, con jóvenes y con mujeres, pero los italianos desconfían. El dilema, y de ahí la indecisión que mucha gente demostró anulando ayer su voto, es que por el otro lado está un Berlusconi que ha gobernado en dos ocasiones el país. Berlusconi llegó a cumplir los cinco años de mandato en su último Gobierno, lo que marcó un hito en la historia de la República italiana. Pero en esos cinco años, Berlusconi demostró quién era, un gran empresario que no supo gestionar un país y que además dio una imagen pésima de Italia en el extranjero, sobre todo gracias a los comentarios jocosos e inoportunos que iba lanzando en las diferentes reuniones por el mundo. Ante esta perspectiva, muchos serán los italianos que se decanten por partidos menores, que podrían ser la receta para sacar adelante el país, por un motivo simple: esos partidos, que obtendrían senadores gracias a la fantástica e ininteligible ley cerdada electoral, podrían representar el contrapeso de la balanza y al menos frenarían los intentos autoritarios de uno de los dos partidos grandes. Aunque al mismo tiempo se podrían convertir en la soga de los partidos grandes, como le pasó a Prodi A sabiendas de la importancia de los votos al Senado, éstos serán los primeros que se empiecen a contar hoy tras el cierre de las urnas. El líder del centro- izquierda, Walter Veltroni, ayer con su mujer y sus hijas, antes de votar en Roma AFP Prohibidos los móviles y las cámaras fotográficas Un empresario napolitano, al recibir las papeletas, se las metió en la boca y se las comió. Se ha ganado una multa POR VERÓNICA BECERRIL ROMA. El flujo de población que acudió ayer a las urnas fue continuo, pero sin provocar grandes aglomeraciones. En la puerta de los colegios electorales, los más madrugadores fueron los ancianos, que a primera hora de la mañana esperaban pacientemente su turno para votar. La que más tardó en aparecer por las urnas fue la gente joven, la más indecisa según los sondeos, y de hecho, esa indecisión quedó patente en alguna que otra región con escenas significativas, como la de un empresario napolitano que, al recibir las papeletas, se las metió en la boca y se las comió. El señor, además de una indigestión, se ha ganado una multa. Menos espectaculares, pero igualmente significativas, fueron las protestas de personas que acudieron a los colegios electorales, pero rechazaron votar y quedó registrado lo sucedido. En Roma, en algunos colegios electorales, descubrir dónde había que ir a votar se convirtió en una odisea, pero al final parece que la cosa se resolvió por sí misma. La medida que más sorprendió en estas elecciones fue la decisión tomada por el ministro de Interior, Giuliano Amato, de prohibir entrar a votar con cámaras de fotos o teléfonos móviles. Pero hubo gente que se olvidó, o, por el simple hecho de no dejar su móvil en manos ajenas, entró a votar con el móvil. Alguno que otro fue descubierto, como le pasó a la mujer de Clemnete Mastella, el protagonista de la caída del gobierno Prodi, a quien, mientras votaba, le sonó el teléfono. Tras el control policial, se comprobó que el aparato no estaba dotado de cámara fotográfica. Un policía también fue pillado con el móvil en el bolsillo. Y una joven veinteañera, en medio del silencio del colegio electoral, no pudo evitar que se oyera el clic de su móvil cuando hacía la foto a su voto. Acto seguido la policía la detuvo y, en medio de un mar de lágrimas, explicó que se trataba de una apuesta con su hermano. La broma le podrá costar entre 300 y 1.000 euros. A la entrada de los colegios electorales había policía para evitar problemas relacionados con la falsificación de votos, sobre todo a raíz de las últimas polémicas sobre los votos en el extranjero. Y precisamente ayer también se registró una denuncia más seria, la que realizó un representante de la lista de Izquierda Arcoiris al Senado en Calabria quien señaló irregularidades de votos dobles en algunos colegios electorales. Más allá de las anécdotas de las votaciones, los principales candidatos a la presidencia del Consejo no hicieron ayer comentarios y hoy esperarán conocer los resultados. Walter Veltroni estará en la sede de su partido al lado del Circo Massimo, donde se ha instalado un palco, mientras que Silvio Berlusconi ha elegido como marco- -dando pie a un extraño juego de simbologías- -el Auditorium Tecnica en el barrio del EUR creado por el dictador Benito Mussolini. En la capital italiana también estará Fausto Bertinotti, de la Izquierda Arcoiris. Un gran empresario ABC. es Vídeo sobre la jornada de votación en abc. es internacional A la mujer de Mastella, el político que provocó la caída de Prodi, le sonó el teléfono cuando iba a votar