Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 s 4 s 2008 MADRID 71 La pugna de los horarios El proyecto de Ley de Modernización del Comercio no ha dejado indiferente a nadie. En concreto, el punto que ofrece libertad al comerciante para determinar sus horarios de apertura y cierre más allá de las 90 horas semanales actuales POR CARLOTA FOMINAYA MADRID. Para unos, el proyecto de Ley de Modernización del Comercio es una auténtica declaración de guerra, una manera de eliminar miles de puestos de trabajo, un paso más contra el comercio tradicional. Para otros, representa el pase a la auténtica liberalización e impulso del sector, que contribuirá a la dinamización del turismo, y a generar importantes inversiones y empleos. La norma del Gobierno madrileño propone que no existan las limitaciones horarias máximas que se establecen para el ejercicio de la actividad comercial, tanto con carácter semanal (máximo de 90 horas) como diario (cierre entre 12 de la noche y 7 de la mañana, y 12 horas de apertura máxima los días festivos) haciendo uso de las atribuciones reconocidas por la legislación estatal en materia de horarios comerciales. Para la Comunidad, el principal objetivo de esta medida es conseguir mayor competitividad y generación de empleo, además de una mayor adecuación de los horarios a las nuevas necesidades de los consumidores Para ello ponen de ejemplo lo ocurrido en la precursora Puerta del Sol, donde se han creado más de 500 puestos de trabajo desde que se instaurara la medida. El Ejecutivo asegura que la ley responde a la necesidad de muchos ciudadanos que no pueden hacer sus compras en horas hábiles. Además, insisten en que la normativa no obliga a ningún comerciante a mantener abierto su negocio. Antes de presentarse, la propuesta había sido consensuada con la Confederación Empresarial de Madrid (CEIMCEOE) la Conferencia Madrileña de Empresarios de Comercio y Servicios (Cecoma) y las grandes superficies (Anged) Sin embargo, el viernes el comité ejecutivo de Cecoma matizó su postura. Esta organiza- POSTURAS ENFRENTADAS A favor Impulsará la economía y el empleo en un momento muy necesario. En una situación de incertidumbre económica como la actual, estas propuestas son la mejor noticia para impulsar la confianza e incentivar las inversiones. Ha sido consensuada con las asociaciones más representativas y existe voluntad permanente de diálogo. Cada comercio podrá establecer el horario que mejor considere sirva a las necesidades de sus clientes. Eso ayuda al comercio especializado y a los consumidores, que tienen nuevos hábitos que no pueden ser atendidos actualmente. Se eliminan numerosas trabas burocráticas, como la supresión de algunos trámites hasta ahora obligatorios, y se establece el silencio administrativo positivo en algunos casos, lo que es una demanda histórica del sector. (Información facilitada por CEIM) Los comercios pueden abrir actualmente un máximo de 90 horas semanales CHEMA BARROSO Así se regulan actualmente La nueva norma propone que no existan las limitaciones horarias máximas actuales que se establecen para el ejercicio de la actividad comercial. Actualmente son de carácter semanal, con un máximo de 90 horas en las que pueden abrir los comercios, y de modalidad diaria, con el cierre obligatorio entre las 12 de la noche y las 7 de mañana, excepto establecimientos con licencias especiales. La liberalización se quiere plantear haciendo uso de las atribuciones de la legislación básica estatal en materia de horarios comerciales. Un ejemplo de lo que se desea extender es lo que ocurre los domingos en la zona de Sol, donde desde hace algo más de dos meses existe la liberalización horaria. Como resultado, se ha contratado a más de 500 personas. Seguirá igual el número de festivos que podrán abrir los comercios, 22 en total. ción puntualizaba hace dos días su acuerdo con el proyecto de ley pero su total disconformidad con la ampliación del número de horas de apertura, que pasa de las actuales 12 horas a 24 Por esta razón, la junta directiva de Cecoma acordó solicitar a la Consejería de Economía una mejor definición de los artículos 19 y 20 del citado proyecto ya que entienden que no define con claridad lo que se entiende por un gran establecimiento comercial Además de la postura de Cecoma, las quejas de comerciantes se han sucedido a lo largo de toda la semana. Los más críticos fueron los de la Federación de Comercio Agrupado y Mercados de la Comunidad de Madrid (Cocam) o la Federación de Madrid Centro, dos asociaciones que unidas aseguran sumar del orden de 45.000 comercios en toda la región. Para la primera, que incluye entre otros al gremio de joyeros, plateros y relojeros, a Unipyme, a Fecoesur o a la Asociación de Mujeres Empresarias, la total liberalización de horarios va a provocar la indefensión del comercio especializado y, por ende, el cierre de muchos establecimientos una medida que va a buscar la ruina de muchos de sus establecimientos Es más, la circunstancia llegaría, asegura Javier Ollero, presidente de Cocam, a desertizar los barrios y ciudades del comercio de proximidad y el comercio de calidad, de atención personalizada, profesionalidad y cercanía, dejaría de existir Tampoco se quedaron atrás en sus críticas la Federación Madrid Centro, que incluye a asociaciones como la de Santa Ana, Montera, Triball, el Foro Cívico Gran Vía, Atila o San Bernardo- Universidad y la Asociación de Empresarios Gran Vía. Estos afirmaron que con esta medida los grandes abrirán, y los pequeños no podrán, por lo que las ventas de estas horas se desviarán hacia ellos. Así, los pequeños irán cerrando sistemáticamente En contra Las asociaciones contrarias al proyecto de ley opinan que no existen precedentes en España, ni en Europa. Temen que se beneficie a los grandes comercios, y que suponga el cierre de muchos pequeños. El comercio de calidad, atención personalizada, profesionalidad y cercanía dejaría, en su opinión, de existir. Comisiones Obreras cree que este decreto costará la pérdida de miles de puestos de trabajo mientras que la Confederación de Comercio Especializado (Cocem) la Confederación Española de Comercio (CEC) y la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) cifran en 100.000 el número de empleos que se perderían. Para CC. OO. el aumento de ventas depende de las posibilidades de consumo y no de la liberalización absoluta de los horarios. La medida, dicen desde la Federación Madrid Centro, no abarata los precios. El cierre llevará a la pérdida de vertebración social de los barrios, aumentará la inseguridad, y podría provocar el cierre de 30.000 negocios, según ATA. (Información facilitada por CC. OO. Federación Madrid Centro, Cocem, CEC y ATA) Posturas enfrentadas