Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13- -4- -2008 Barack Obama, obligado a rectificar unas polémicas declaraciones en Pensilvania 43 El Cavaliere que divide Italia La última crisis política abrió las puertas al retorno de Berlusconi a la jefatura del Gobierno, aunque hoy tendrá que confirmar los sondeos. Medio país vibra con su posible llegada, el otro medio la aborrece POR V. BECERRIL ROMA. A Silvio Berlusconi se le conoce con el nombre de Cavaliere por la medalla al Caballero del Trabajo que le fue entregada por el presidente de la República, Giovanni Leone, en 1977, en reconocimiento a su labor como empresario. Y no se equivocaban, porque, según los últimos datos de Hacienda, el líder del Partido de la Libertad pasó en 2005 de declarar 28 millones de euros a 139 millones. La capacidad de generación empresarial de Silvio Berlusconi no puede ponerse en duda: es el fundador de Mediaset y presidente del club de fútbol Milán. Su posible vuelta a la jefatura del Gobierno- -si se confirma su ventaja en las últimas encuestas- -ha generado en Italia una ola de amor y odio como todo lo que dice o hace desde hace muchos años. Con la vitola de haber sido el único que ha logrado mantener una legislatura entera de gobierno, Il Cavaliere al igual que Veltroni, ha refundado- -y se ha refundado- -el centro- derecha para volver a descabalgar a la izquierda del poder. Silvio Berlusconi hace un gesto burlesco en un programa reciente de televisión Berlusconi, de 71 años, es un hombre que se ha hecho a sí mismo como su madre, la señora Rosa- -fallecida recientemente- -acostumbraba a recordar a los medios, rechazando así las críticas que le llovían a su hijo. Silvio es el primogénito de una familia burguesa de Milán. Su padre, Luigi, era empleado en un banco; su madre, secretaria del grupo Pirelli. Ambos instaron a su hijo a que estudiara Derecho, y lo hizo, con buenos resultados. Antes de pasar a la carrera política, en los años 90, fundó un impe- AP rio de la comunicación que hoy en día sigue en pie viento en popa, gracias a la gestión de sus vástagos: María Elvira- -más conocida como Marina- -que es presidenta de Fininvest y del grupo editorial Arnaldo (Pasa a la página siguiente)