Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 13- -4- -2008 ABC Rodríguez Zapatero conversó con el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Francisco Hernando, tras prometer su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela CHEMA BARROSO Zapatero confía su apuesta por Igualdad e Innovación a dos ministras novatas Niega que el Gobierno pierda peso- Orgulloso de nombrar a Chacón en Defensa y de tener más ministras que ministros GABRIEL SANZ MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo que salir ayer a defenderse de las primeras críticas a la merma de peso político en el Gabinete que ha formado. Salen del Ejecutivo tres pesos pesados de larga trayectoria como Jesús Caldera, el ex alcalde de Barcelona Joan Clos o la dirigente del Partido Socialista de Madrid Cristina Narbona, y entran dos ministras novatas, Cristina Garmendia y Bibiana Aído, precisamente no en cualquier ministerio. Ambas se van a ocupar de dos de los tres ejes que el propio Zapatero ha calificado de centrales en esta legislatura: Garmendia estará al frente del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación y tendrá que hacer frente- -explicó el jefe del Gobierno- -al cambio de modelo económico del ladrillo hacia uno de más valor añadido. Y lo va a hacer agrupando bajo su mando todos los departamentos de investigación de la Administración central, excepto el Instituto de Técnicas Aeroespaciales (INTA) que seguirá dependiendo de Defensa, y todas las competencias en Universidad. Aído, que con 31 años es la ministra más joven de la democracia, se va a ocupar del Ministerio de la Igualdad para desarrollar una de las leyes bandera de la segunda legislatura: la Ley Integral de Igualdad de Trato, y hacer frente a la escalada de violencia del machismo criminal dijo Zapatero. Además, se queda con el Insituto de la Juventud y promoverá empleo femenino en colaboración con Trabajo. Ninguna de las dos tiene experiencia política: Garmendia, al igual que el titular de Sanidad, Bernat Soria, proviene del mundo de la Ciencia y la Empresa sin pasado político, y Aída ha sido hasta ahora delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz y directora de la Agencia Andaluza para el desarrollo del Flamenco. No tiene apenas experiencia parlamentaria. A pesar de ello, el presidente defendió ayer que su Gabinete tiene fuerza política y notable capacidad de gestión. Es el primer Gobierno en que una mujer se hace con la cartera de Defensa, el primer Gobierno en el que hay más ministras que ministros y el primer Ministerio de Igualdad afirmó con cara de satisfacción. Se refería a lo que ha sido la bomba de las últimas horas: el nombramiento de la catalana Carme Chacón como ministra de Defensa, un cargo tradicionalmente reservado a hombres y con gran peso político, condición que sí reúne ésta catalana embarazada de siete meses. Zapatero apostó por ella pronosticando que lo hará incluso mejor que un hombre y diciendo que está orgulloso de su decisión. La otra triunfadora de la jornada es la hasta ahora ministra de Agricultura, Elena Espinos, que absorbe la cartera de Medio Ambiente que ocupaba Narbona y pasa a llamarse ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Por delante lo de Medio Ambiente para hacer frente a los retos del cambio climático, que es el tercer eje en el que Zapatero quiere actuar, sin olvidar la gestión integral del agua con el fin de garantizar el abastecimiento mucho más problemático. Y en cuanto al aparente perdedor de la jornada, el hasta ahora ministro de Trabajo, Jesús Caldera, sustituido por Celestino Corbacho (PSC) Zapatero se esforzó ayer en que su marcha no pareciera un cese o un ahí te quedas del salmantino por supuestas desavenencias. Recordó que ambos iniciaron juntos su andadura política en Caldera, al partido