Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES DOMINGO 13 s 4 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera UN GOBIERNO CONTINUISTA Y DE DISEÑO ODRÍGUEZ Zapatero confirmó ayer la composición de su gobierno, filtrada de forma íntegra antes de que fuera puesta oficialmente en conocimiento de Su Majestad el Rey. El jefe del Ejecutivo ha configurado un equipo con criterios que demuestran una clara preferencia por el continuismo de los pesos pesados, las cuotas de género- -más mujeres que hombres- las asignaciones de significado partidista y unos reconocimientos inexplicables al fracaso y a la incompetencia. Sin duda, lo más llamativo es el nombramiento de Carme Chacón al frente de Defensa, quien se confirma como una de las figuras emergentes de esta legislatura. Es comprensible que Zapatero haya querido compensar la aportación del socialismo catalán a su victoria electoral- -también con la cartera de Trabajo e Inmigración a Celestino Corbacho- -y dar a su segundo mandato un arranque novedoso. Otra cosa es que para ocupar el Ministerio de Defensa sean necesarios otros méritos más objetivos y acreditados, como una cierta experiencia institucional en cargos de responsabilidad. En todo caso, las dificultades de esta cartera- -entre otras, la dirección de las diversas operaciones exteriores que implican a tropas españolas- -pronto medirán el acierto de la decisión de Zapatero. La continuidad de Magdalena Álvarez y Mariano Fernández Bermejo es una provocación a la opinión pública y un acto de soberbia política del presidente del Gobierno. Ambos ministros parten con su prestigio anulado por el peso de sus lamentables gestiones y lastran, desde su inicio, el crédito teórico con el que debería contar todo nuevo gobierno. No mejor valoración puede merecer el nombramiento de Miguel Sebastián, quien, además de dejar un rastro negativo tras su paso por la Oficina Económica de Moncloa, no llegó siquiera a tomar posesión del acta de concejal del Ayuntamiento de Madrid, para la que fue votado democráticamente, tras su espectacular derrota frente a Ruiz- Gallardón. Con Fernández de la Vega, Solbes y Rubalcaba se consolida el núcleo del Eje- R cutivo socialista, aunque también cada cual presenta, en distinta medida, el desgaste del primer mandato. Esto afecta especialmente a Solbes, quien habrá de dar en algún momento explicaciones convincentes sobre el fallo en cadena de todos sus pronósticos sobre la evolución de la economía, pronósticos hechos al mismo tiempo que se publicaban previsiones bajistas que los desmentían, pero que fueron y siguen siendo tercamente mantenidos y que sirvieron para tomar decisiones presupuestarias que, antes o después, habrán de ser revisadas. En cuanto a las incorporaciones, más allá del período de gracia que les corresponde, sobre todo a los titulares de nuevos ministerios, no responden a un planteamiento de perfil político alto y aportan poco para compensar la continuidad de ministros claramente amortizados por los ciudadanos. Expresan, más bien, el apego de Zapatero por hacer gestos de diseño que reflejen sus discursos sobre igualdad de género o políticas sociales, base suficiente para el inicio inmediato de una campaña de propaganda progresista durante unos meses, al margen de los resultados de la gestión. Resulta contradictorio, no obstante, con este sesgo del nuevo gobierno, la agregación de Medio Ambiente a Agricultura, porque supone la desaparición de un ministerio- -y la salida de su titular, Cristina Narbona- -muy adecuado al empeño de Zapatero de luchar contra el cambio climático. En conjunto, este nuevo gobierno de Zapatero no da la imagen de un equipo renovado para hacer frente a una crisis económica grave, o para afrontar los problemas inmediatos del desorden autonómico provocado en el anterior mandato, ni para desarrollar una relación de pactos y consensos con el PP Es un gobierno tan partidista e izquierdista como el ante. rior, lo que, siendo legítimo, no propicia sobre el papel la inauguración de un tiempo de entendimiento con el PP Todo de. penderá de la agenda que marque Zapatero. Su nuevo gobierno provoca más incógnitas que certidumbres. ERRORES EN ALOVERA D e nuevo se extiende la alarma social ante los trágicos acontecimientos de Alovera (Guadalajara) Hay que recordar que la víctima había denunciado dos veces al agresor y que éste vulneró en cinco ocasiones la orden de alejamiento de su mujer y de su hijo. Pese a ello, la juez que tramitó el divorcio autorizó al militar a ver al niño, y esto le permitió localizar a su ex pareja. Dada la sensibilidad actual sobre el caos en la Justicia, llama especialmente la atención que el caso de malos tratos, abierto en 2006, aún no hubiera llegado a juicio, y todos los datos apuntan a la existencia de dilaciones indebidas en el procedimiento. A la vista de este nuevo drama, quedan en evidencia los defectos de la ley integral y del sistema de protección a las víctimas de la violencia de género. No sirve felicitarse porque aumente el número de denuncias, sino que resulta imprescindible conseguir que a las mujeres les merezca la pena dar ese paso. Tampoco basta con dictar leyes y crear juzgados y observatorios, ni siquiera departamentos ministeriales, sino que hace falta aportar recursos humanos y materiales para que las normas no queden en papel mojado. Recuperar unos niveles suficientes de eficacia en la función jurisdiccional es un objetivo fundamental para la nueva legislatura, que no se cumplirá sólo con apelaciones retóricas. En el caso de Alovera se han cometido demasiados errores, dejando la imagen desoladora de un niño de cuatro años que tardará en superar un trauma psicológico de esta naturaleza. COMPETENCIA EN LOS CIELOS os acuerdos de cielos abiertos en el Atlántico, que empezaron su andadura efectiva a comienzos de abril, ofrecen nuevas oportunidades para las compañías aéreas, más competencia y también dificultades para los clientes. Es previsible un proceso de concentración de compañías para reducir costes y soportar el estrechamiento de los márgenes de beneficios, un proceso que en Europa significará la creación de algunas, pocas, compañías multinacionales, grupos de empresas con presencia en todos los segmentos del sector y capacidad para disputar cuota de mercado a sus rivales norteamericanas. Los gobiernos europeos tendrán que adaptarse a una nueva situación de competencia supranacional y asumir el papel de vigilantes de esa competencia y, también, de la seguridad y buen funcionamiento del mercado y las infraestructuras. No es hora de entrometerse en las compañías, sino, más bien, preocuparse de la atención y los servicios dispensados a los clientes- ciudadanos. L