Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 12 de Abril de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.719. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany A FECHA DE HOY fecha de hoy, el gobierno que el señor Zapatero ha elegido para esta segunda legislatura está a punto de salir del horno, o acaba de hacerlo. A día de ayer, que es cuando yo escribo, ignoro si estará habitado de genios de la lámpara o de elfos domésticos, de colosos descatalogados o ese más de lo mismo tan del gusto de nuestros artistas. Yo prefiero no hacerme cábalas: si no hay cambios, y seguimos con la Armata Brancaleone ya sé a qué atenerme, y si los hay, sólo espero no acabar como Manrique, recitando las Coplas. A fecha de hoy, Esperanza Aguirre no ha decidido presentarse como candidata a la presidencia de su partido. Tampoco lo descarta. No se resigna a que el PP juegue en segunda división, y lo único que ha hecho- -nos dice- -es abrir un debate ideológico, que no personal. La verdad es que el debate, para ser impersonal, viene un poco cargado de apellidos. Para ser abstracto, tiene un asombroso parecido con ella misma, y para ser fecundo, avanza y retrocede demasiado, amaga y no concreta. Yo creo que es más honrado ir a por todas, y si es preciso a muerte: eso que ha estado a punto de conseguir el Geta. A fecha de hoy, sabemos cuál será el partido gobernante, pero aún está por ver quién le hará frente. Si se hace cara a cara, con sables y padrinos, no tengo nada en contra de los duelos al alba. La antítesis, ya saben, es el estadio previo a toda síntesis. Como en aquella canción- -aunque nazi, tan bella- -del musical Cabaret que hablaba del mañana, el ciervo en el bosque corre libre pero se congrega para saludar la tormenta Habrá un congreso en junio a modo de primarias, pero a fecha de hoy creo que ya es hora de saber quién, y cómo, y por qué se presenta. A Sergi Xavier M. M. fue identificado por las cámaras de vigilancia de un tren como autor de una paliza a una menor ecuatoriana AP El racista mediático, a juicio El juez instructor ha concluido la investigación del caso del joven que pegó e insultó a una menor ecuatoriana en un tren, y le imputa los delitos de trato degradante y lesiones psíquicas, así como una falta de malos tratos JANOT GUIL racias a una cámaras de seguridad que inmortalizaron el suceso, toda España ya había visto lo que Sergi Xavier M. M, de 21 años, había hecho ese 7 de octubre a una menor ecuatoriana que viajaba en su mismo vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat. Las televisiones e Internet habían repetido hasta la saciedad- -con riesgo de llegar a la insensibilidad- su patada a la cara de la joven, sus collejas y sus golpes al pecho de la víctima, de 16 años. Hasta habíamos leído en sus labios insultos como puta inmigrante y aquí vienes a zorrear que le dedicó a la chica, por si quedaban dudas del móvil racista. Con todo, ni lo visto ni oído ya entonces por todos achantó a Sergi cuando, dos semanas después del incidente, gozando de una libertad con cargos que indignó a más de uno y puso en entredicho nuestro sistema judicial, espetó su supuesto alegato de defensa a los periodistas que acudieron a su pueblo, Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) No sé lo que pasó, iba borracho y punto. Ni me acuerdo casi de lo que pasó afirmó. Pues borracho o no, lo que es seguro es que ese y punto no será final. Bienvenido a la resaca, Sergi Xavier. Esta semana el juez de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) encargado de investigar este caso ha dado por concluida su instrucción y le imputa a Sergi un delito de trato degradante, otro de lesiones psíquicas- -por las secuelas psicológicas que sufrió su víctima- y una falta de malos tratos. Por el primer cargo se podría enfrentar a una pena de hasta dos años y, por el segundo, a una de hasta tres años. La falta se traducirá en una multa de días. Tras cerrar la investigación, el juez de Instrucción número 2 de Sant Boi ha dado diez días a las partes para que califiquen los hechos y soliciten la apertura de juicio oral. En resumen, Sergi irá a juicio para responder por lo que hizo, algo de lo que se congratulaba ayer el embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa. Las cámaras dejaron retratado a Sergi y le será difícil pedir clemencia a la justicia, en forma de un castigo leve. En su favor, podría alegar esa supuesta melopea que le empujó a la degradación más absoluta o el trastorno mental de carácter grave que estalló en su rota infancia y del que se ha tratado durante diez años, según trascendió tras su detención. Su abogado defensor ya le aconsejará. El problema de Sergi Xavier es que no hay duda de lo que hizo, así que sólo le queda provocar al juez incertidumbre sobre sus más profundos porqués. Y a todo ello, de lo que no se librará nadie cuando llegue el juicio- -agresor, víctima y nosotros- es de ver por enésima vez la película del horror. G