Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 GENTE www. abc. es gente SÁBADO 12- -4- -2008 ABC Pataky y Brody, juntos en menos que canta un Giallo Por primera vez, Elsa y Adrien van a rodar juntos, bajo la dirección del italiano Darío Argento. Un filme cuyo título es el indicado más arriba y que sigue la línea del realizador, el género erótico- terrorífico POR MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Donde tengas la olla, no metas... perdón, perdón, respetadísimos lectores. Mucho me temo que esta crónica no ha comenzado por buen camino, ustedes no se merecen ciertas escatologías, por muy bien traídas que sean, a estas horas. Pero hay veces que a uno se lo ponen a huevo, y no es fácil escapar de obviedades y ordinarieces varias. A estas alturas, ustedes ya se preguntarán (están en su perfecto derecho, por otra parte) quién o qué se lo ha puesto talmente a huevo a este humilde (aunque deslenguado y desvergonzado, como se deduce de ese arranque tan soez) cronista. La respuesta no está en el viento, pero es fácil: Elsa Pataky y Adrien Brody van a trabajar juntos por primera vez. En una película, se aclara, por si fuera necesario y, sobre todo, justo. Por si el asunto, que así de primeras da miedo, no es suficiente para ponerle los pelos de punta a más de uno, el filme es una cinta de terror, dirigida por uno de los maestro del género, el realizador Dario Argento. La película se llama Giallo palabra que en italiano significa amarillo y con la que también se designa el género erótico- terrorífico que Argento practica. Además de Brody y Pataky, en un principio se barajaron algunos otros nombres como posibles protagonistas de la cinta. Tal es el caso de Vincent Gallo, Ray Liotta y Asia Argento. No obstante, parece que Gallo ya ha puesto pies en polvorosa en los trabajos de preproducción del filme, debido a sus roces (aquí, el roce no hace el cariño, aunque lo hizo) con la hija del director italiano, que fue, precisamente, compañera del EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LOS CAMPOS, TAN FELICES COMO SIEMPRE Pataki y Brody, pareja fuera y dentro de la pantalla actor, realizador y músico Vincent. Por cierto, y ya que estamos de parejas (es un decir, un escribir, no teman) Paz Vega va a rodar junto a Colin Farrell una película llamada Triage que dirigirá Danis Tanovic En tierra de nadie Los dos actores compartirán la pantalla con Christopher Lee, un veterano actor con mucho colmillo. De vuelta a Elsa y Adrien y resumiendo que es gerundio, el argumento es sencillo: una modelo, Celine (Elsa Pataky) es secuestrada en la Pasarela de Milán por un psicópata y un detective se pone manos a la obra (de dar con el perturbado, AP no de dar con el cuerpo de la señorita) para acabar con las calenturas de público y protagonistas. El filme se empieza a rodar en Turín el 12 de mayo y, por supuesto, la auténtica chicha del asunto reside en si Brody va a ser el detective o el psicópata. Porque cacho, lo que se dice cacho, seguro que pilla. más Carmen Martínez Bordiú, ahora señora de Campos, demuestra que pasa de todo y hace verdad una de sus frases favoritas: vive y deja vivir. O eso quisiera. La Bordiú nos deleita con un posado playero en Costa Rica donde se fue con una amiga mientras su marido José Campos se quedaba en Santander atendiendo su negocio y su trabajo con el Racing. Por las declaraciones que su esposa hace en Hola más de uno podría pensar que el matrimonio está a dos telediarios de anunciar el cese temporal de la convivencia. Bordiú es muy sincera y directa y en plan Diana de Gales afirma cosas como que en su matrimonio son tres: ella, José y el Racing (la pobre Diana lo tuvo más difícil puesto que la tercera en discordia era Camila Parker) y que a su marido no le gusta viajar, que son muy opuestos... Insisto que a simple vista uno puede llegar a la conclusión de que los días de amor se acabaron y hoy la convivencia también ha hecho mella en sus sentimientos. Pues nada más lejos de la realidad. La nietísima simplemente se fue al Caribe con una amiga y con las fotos que ellas mismas se hicieron con su cámara autofocus se digirió a la citada revista para pactar una nueva exclusiva (ni photoshop ni reportero de lujo: con sus ojeras y sus carnes al aire a la esposa de Campos le da igual que la vean sin trampa ni cartón y hasta que la comparen con una Isabel Preysler que en ese mismo número posa con Miguel Boyer para hablar de sus veinte años en común y demostrar que son fieles a los retoques de las fotos) y hablar franca (vaya) y directa sobre cómo es su vida y su marido. Estos días Carmen está en París con su hija Cynthia mientras Campos sigue en Santander con su trabajo, y los paparazzi que se han creído que hay crisis. Los protagonistas están alucinados y es que en el fondo son unos incomprendidos. D esde luego el reportaje es de marras y es que una vez