Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTUROsSALUD www. abc. es salud SÁBADO 12- -4- -2008 ABC No podemos descartar que haya más víctimas ocultas del mal de las vacas locas Alberto Rábano s Director del centro de referencia para el diagnóstico de la enfermedad Su laboratorio ha diagnosticado los tres casos de la variante humana del mal de las vacas locas detectados en España. Las dos últimas víctimas, un varón de 41 años y una mujer de 51, han activado las alarmas N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Hace tres años Alberto Rábano, director del laboratorio de Neuropatología de la Fundación Hospital Alcorcón de Madrid, se topó con la primera muerte oficial de la enfermedad de las vacas locas Fue la prueba de que la encefalopatía espongiforme bovina era un riesgo real para España. María Arias, una joven madrileña de 26 años, fue la primera víctima y parecía la última hasta que el pasado lunes se conocieron los dos casos de León. La institución madrileña, uno de los centros de referencia para el diagnóstico de la enfermedad, ha vuelto a dar en la diana. Alberto Rábano, en el laboratorio del centro de investigación de la Fundación Hospital Alcorcón de Madrid tada. Desde el Reino Unido se exportaron miles de toneladas de carne a Francia, a Portugal y también a España. Puede parecer subjetivo, pero teniendo en cuenta que la capacidad de transmisión de la enfermedad es muy baja, podía ser el primer caso y el último. Ahora bien, si estas dos últimas víctimas se deben al consumo de productos de vacas enfermas autóctonas, es a partir de ahora cuando pueden empezar a aparecer más afectados. DANIEL G. LÓPEZ dos nuevos casos podrían estar relacionados con el consumo de carne española infectada? -Depende. Si lo tratamos como cualquier epidemia son muy pocos casos. Pero esta enfermedad aparece con una incidencia muy baja. Aquí, cada caso cuenta. Tiene mucha importancia dónde y cuándo aparecen. -El Ministerio de Sanidad calificó de caso aislado la aparición de la primera víctima en 2005. ¿Todavía podemos seguir hablando de casos aislados? -Nadie puede afirmarlo con seguridad. No sabemos si adquirieron la enfermedad por consumir carne británica o autóctona. Son casos que están en el límite por fecha. -No menos de diez años a partir de ahora. ¿Hasta cuándo habría que extremar la vigilancia ante la aparición de nuevos casos? ¿Es casual que ambos vivieran en León? -Sí y no. Son muy pocos casos para establecer una relación. Pero en Galicia y en León es donde más reses enfermas se han detectado. Es obvio quehay que seguir atentos a lo que pueda ocurrir allí. -Cuando identificamos el primer caso de León, el del varón, nos sorprendió muchísimo. Llevábamos muchos años viendo casos de Creutzfeldt- Jakob esporádico y familiar, una variante que no está relacionada con las vacas locas Pero sí, estos dos últimos a nosotros nos han sorprendido mucho. ¿Le sorprende la aparición de estos dos nuevos casos y en la misma provincia? ¿Era factible que sólo hubiera un caso? -Eso pensábamos. Relacionamos el primer caso con el consumo de carne británica infec- -Las primeras vacas positivas aparecieron en España en el año 2000 y jugamos con un periodo de incubación de la enfermedad de 8- 10 años. Es un plazo muy teórico porque aún no sabemos si ese periodo es el mismo en todos los casos. Lo cierto es que ha sido en 2008 cuando nos hemos encontrado con dos nuevas víctimas. Hasta ahora hemos conocido el impacto que ha tenido la carne británica exportada, pero no sabemos las consecuencias de las vacas contaminadas en los distintos países. Quizá lo estemos viviendo directamente. ¿Cómo se establece esa estimación? -La información a la que hemos accedido es puramente clínica. En general, lo que se sabe es que todos los pacientes que han desarrollado la enfermedad tenían una tendencia a tomar más carne procesada industrialmente, como las hamburguesas. La joven española, la primera diagnosticada, las comía con frecuencia. Parece que uno de los casos de León comía vísceras. Pero seguramente hay una población extensa con la predisposición genética a sufrir la enfermedad que coma también vísceras y hamburguesas y no tenga ningún problema. Hasta donde yo sé, no hay rasgos comunes. nas que tenían síntomas sospechosos de la enfermedad. ¿Por qué no en España? ¿Quiere decir que podría haber casos ocultos? -En 2001 se estudió esa posibilidad porque sólo con el estudio post mortem se puede tener un diagnóstico fiable. Algunos defendimos esa posibilidad, aunque al final se optó por no hacerlo para no añadir más presión a las familias. Hoy la autopsia sólo se practica si la familia lo autoriza, algo que sucede en el 60 de los casos. -Honestamente tengo que decir que sí se ha podido escapar alguno. No podemos descartar que haya víctimas ocultas. ¿Qué tienen en común además del lugar de procedencia? ¿Podemos pensar que estos La autopsia, la única prueba fiable de diagnóstico, sólo se hace en el 60 de los casos sospechosos -Nos obliga a hacernos la pregunta. Pero, insisto, son dos casos. Nos preguntamos si la enfermedad se manifestaría de forma diferente si el origen estuviera en el consumo de carne autóctona. Y entre las cosas que podrían cambiar sería la edad media de aparición. -Coinciden en edad. La media de las víctimas en todo el mundo no llega a los 27 años y ellos superan los 40. ¿Es un dato a valorar? -Se ha hecho una campaña de información intensa. Aunque también es verdad que nos comunican más casos cuando aparecen noticias en la prensa. Y eso no es un buen síntoma. ¿Los médicos están sensibilizados para informar de los casos sospechosos? ¿Con las medidas de control que se están tomando podemos estar más tranquilos? -Creo que sí. Pero nos podemos equivocar. Nos habremos equivocado si de aquí a fin de año aparecen diez casos más. -En Italia, con un único caso detectado, se decidió hacer obligatoria la autopsia a todas las perso-