Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 4 08 TENDENCIAS El hotel Barrio Alto, sucesor del Europa, en un edificio decimonónico restaurado Barrio Alto Las ciudades tienen muchas vidas. El Barrio Alto de Lisboa conoció el esplendor y el declive. Ahora recupera el pulso mezclando estilos y posibilidades TEXTO: BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL EN LISBOA FOTOS: ABC De compras por la vieja Lisboa Fachada de un edificio del barrio l Barrio Alto de Lisboa es uno de los lugares más emblemáticos de la capital portuguesa. Entre sus calles se esconden joyas arquitectónicas de diferentes siglos, encontramos las más diversas tiendas de moda y artesanía y no faltan bares ni restaurantes. El flamante Barrio Alto Hotel tiene algo que decir en todo esto y permite aproximarse de una forma original al centro histórico, comercial y cultural de la ciudad de Lisboa. Desde su terraza se contempla una maravillosa vista de la zona y de la ciudad, y desde su apertura, en abril del 2005, este pequeño- -55 habitaciones- -y elegante sucesor del viejo Hotel Europa hizo la apuesta- -que está dando resultado- -de recuperar el barrio y su prestigio secular, según la directora del establecimiento, Adélia Carvalho, quien además pretende que Lisboa gire alrededor del Ba- E rrio Alto y por ello nos hemos planteado un servicio de cinco estrellas que faltaba El hotel ha mimado la decoración y los detalles. Pero también otras cosas. El bar, por ejemplo, con tres espacios donde disfrutar de aperitivos y magníficos cócteles. Por otro, su restaurante, con Luis Rodríguez al frente, intenta recuperar la costumbre lisboeta de almorzar y cenar en un hotel, algo muy habitual hace años. Con experiencia internacional y tiempo junto a Sergi Arola, con quien aprendió a hacer las cosas de forma simple este cocinero se apoya en productos portugueses y cada semana cambia el menú. Es fácil tropezarse con actores, bailarines y cantantes, junto a un público normal que quiere conocer la vida del barrio. Porque el hotel ofrece guía a medida. Elisabete Carvalho lleva 22 A pie o en tranvía: callejeando por el Barrio años en esta profesión y el haber pasado por 72 países le permite ver el suyo propio con otros ojos. En sus paseos por el Barrio Alto con los huéspedes que así lo solicitan está todo cuidado al detalle. Sus contactos le permiten visitar lugares cerrados al público que fascinan a los extranjeros, pero también a sus propios compatriotas. Paseando por la calle Trindade se visita una aparente casa pombalina en cuyo interior encontramos uno de los más lujosos palacios de finales del XVIII. Fue construido sobre las ruinas del Convento da Trindade, destruido en el terremo- Un paseo privilegiado