Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 4 08 TENDENCIAS En línea Algo pasa con los holandeses Punteros en el mundo del diseño, revolucionarios y con sentido del humor, los holandeses son los fenicios del Norte y saben que si algo es bonito se vende mejor TEXTO: PATRICIA ESPINOSA DE LOS MONTEROS FOTOS: ABC D urante todo un mes hemos podido aprender mucho sobre diseño en Madrid, gracias a la invasión holandesa. Todavía podemos ver tres exposiciones- -las que traemos a estas páginas- -y seguir planteándonos una pregunta: ¿Qué hace tan especial el diseño holandés? Según Pedro Feduchi, comisario de la muestra sobre Gispen, un diseñador de principios de siglo que se ex- hibe en el COAM, los holandeses son menos conocidos que los italianos o los escandinavos, pero fueron quienes, en los años 90, comenzaron a ver otra salida a este mundo. Ellos han interpretado como nadie el cambio de mentalidad y se ve en la frescura de sus productos y en una crítica fuerte de la intelectualidad del diseño a la que se nos tiene acostumbrados. El resultado es un tipo de productos mucho mas próximo, útil y desenfadado. Se puede decir que los creadores holandeses son reflexivos, con una gran ironía, polémicos, y que tienen guiños de humor. Dan una vuelta a todo lo formal y académico. Son innovadores y emprendedores y también muy mercantiles y comerciantes. Se autoproducen y son sus propios empresarios, saben bien cómo venderse a sí mismos. la suya es una sociedad muy libre y democrática, casi sin aristocracia. Su espíritu comercial se refleja en sus ciudades, absolutamente funcionales y prácticas, pero no ahora, desde siempre Cuentan con Eindhaven, una escuela de diseño considerada una de las mejores del mundo y que está lanzando a sus alumnos por la senda de la perdurabi- Tumbona Korel Doorman 1, se puede ver en la exposición del diseñador Gispen en el COAM. Arriba, mesas auxiliares GS 732, también de Gispen