Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA SÁBADO 12 s 4 s 2008 ABC La salida de ANV de la alcaldía de Mondragón dependerá de los concejales de IU M. L. G. F. BILBAO. Izquierda Unida ha dejado en manos de sus tres concejales de Mondragón, que firmaron un pacto de gobierno municipal con ANV la deci, sión definitiva sobre la moción de censura a la alcaldesa, Inocencia Galpasoro, promovida por el PSE por no haber condenado el asesinato del ex edil socialista Isaías Carrasco. Tras la reunión celebrada ayer en el Parlamento vasco entre representantes de PNV PSE, PP, EA, IU- EB y Aralar, todos los partidos, excepto IU y Aralar, han respaldado la moción de censura presentada por PSE y PNV en Mondragón. La dirección de IU- EB avaló ayer el acuerdo para presentar esa moción y anunció que instará a su asamblea local a que lo respalde, pero no garantizó que finalmente sus tres concejales apoyen la iniciativa socialista. El grupo municipal de EB de Mondragón esperará a conocer la propuesta que les presentará el PSE para el gobierno municipal, antes de pronunciarse definitivamente. Aunque en Mondragón es IU el obstáculo principal para desalojar a ANV de los municipios, la iniciativa no está siendo respaldada con especial entusiasmo por los nacionalistas. Tras el encuentro de dos horas en el Parlamento vasco, Rafa Larreina, de EA, aclaró que su partido se sumará a la iniciativa, pero no serán ellos los que presenten las mociones, sino quienes quieran promoverlas. El popular Leopoldo Barreda señaló que no está claro que el objetivo de desalojar a ANV en todos los pueblos sea posible, con la falta de decisión con la que se está abordando el tema. Según el dirigente del PP, no se han aclarado los casos en los que los partidos tienen algún tipo de acuerdo municipal con ANV Si hubiera acuerdo entre todos los partidos, ANV perdería dieciséis alcaldías en los municipios en los que gobierna en minoría, trece de ellos en Guipúzcoa y tres en Vizcaya. Mantendría, en todo caso, las alcaldías de otros diecisiete pequeños municipios en los que gobierna con mayoría absoluta. Francesc Baltasar, consejero de Medio Ambiente de la Generalitat JOB VERMEULEN El Gobierno se estrenará autorizando un trasvase del Ebro para Barcelona El acuerdo entre Montilla y el Ejecutivo, que siempre ha rechazado la opción del Segre, es inminente s Las obras durarán seis meses MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Ni Ródano ni Segre. La solución de urgencia a la sequía en Cataluña está en el Ebro. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comunicará de forma inminente al Ejecutivo catalán su apuesta por la conexión de la red de aguas de Tarragona con la de Barcelona. Una conexión que será provisional, es decir, que permanecerá activa mientras se mantenga la situación de emergencia. El Gobierno de José Montilla insiste en esta precisión para distinguir este proyecto del contemplado en el Plan Hidrológico Nacional (PHN) aprobado por el Gobierno del PP y derogado por los propios socialistas. Además, el aprovechamiento de los excedentes del agua del Ebro para alimentar las comarcas barcelonesas del Penedés y del Garraf es una iniciativa que el Gobierno de CiU consensuó con el territorio en 2003, pero que PSC, ERC i ICV boicotearon cuando estaban en la oposición. Hasta ahora, hablar del Ebro como solución a la sequía era tabú para los miembros del tripartito. Cobró fuerza, por tanto, la opción del trasvase del Segre, que no deja de ser un afluente del Ebro pero que la Generalitat pretendía conectar con el Llobregat desde su cabecera, lo que había suscitado la indignación de los agricultores de la zona y el rechazo del propio PSOE, favorable al aporte de agua del Ebro por Tarragona. La alternativa del Segre, mantenida en secreto por el consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar (ICV) por motivos electorales, dio lugar a una serie de despropósitos que, finalmente, sólo han servido para desviar la atención de la verdadera solución que estaba in mente de los socialistas: la interconexión de cuencas por el sur. Hasta cuatro alternativas se había planteado el Gobierno de Montilla, de las cuales se ha elegido finalmente la conexión de la red de aguas de Tarragona, procedente del Ebro, con el depósito de Olérdola (Barcelona) que, a su vez, enlaza con la red Aguas Ter- Llobregat. La obra, cuyo coste asciende a 178 millones de euros e incluye un trazado de 62 kilómetros. tendrá una duración de seis meses, pese a que en un principio los técnicos habían calculado un plazo de 21 meses. Esta conducción, que exige la instalación de tuberías de 140 centímetros de diámetro, aportaría un caudal de tres hectómetros cúbicos al mes. Recientemente, el PP desve- Sin entusiasmo nacionalista Cuatro alternativas Cristina Narbona minusvalora el aval de Europa al Informe Camps La ministra de Medio Ambiente en funciones, Cristina Narbona, señaló ayer con respecto a la aprobación, por parte del pleno del Comité de las Regiones (CdR) de la UE, del Informe Camps en el que aboga por los trasvases como solución a la sequía, que es un documento de un órgano que no tiene papel decisorio en la UE Además, explicó que el CdR es un órgano donde se debate pero que no incide en las políticas europeas En la Comunidad Valenciana y Murcia no se pensaba igual. El portavoz del Consell, Vicente Rambla, destacó que el informe ha contado con el apoyo del conjunto de las regiones europeas pero no con el apoyo de las regiones socialistas españolas y sí de muchas regiones socialistas europeas Por su parte, el empresariado calificó como muy positiva y aclaró que el hecho de estar a favor de los trasvases no quiere decir que no se esté a favor de otras alternativas sino que las valoran todas ABC. es Más información sobre el terrorismo de ETA y sus cómplices en abc. es ló la instalación de tuberías en el municipio de Cubelles (Barcelona) que los populares relacionaron con otra de las posibles conexiones de cuencas externas estudiadas por la Generalitat, la de Cunit- Cubelles. Por otro lado, la Generalitat admite que ya se está ejecutando el tramo Vilanova- Cubelles dentro de la conexión de los puntos finales de la red de Tarragona y la de Barcelona. El Ejecutivo autonómico confía en que, tras la formación del nuevo Gobierno que se hará pública hoy, Zapatero abordará de forma inmediata el problema de la sequía en Cataluña con el anuncio de la conexión del Ebro a través de Olérdola. Los contactos entre Montilla y Zapatero han sido constantes estos últimos días y, según fuentes del Gobierno catalán, ambas administraciones nunca han tomado en serio la propuesta del trasvase del Ródano, tan reclamada por CiU, por la supeditación a los precios que impondría el Gobierno francés. A la espera del comienzo de ese minitrasvase del Ebro, el área metropolitana de Barcelona se abastecerá de agua transportada en barcos desde Tarragona, Marsella y Carboneras (Almería) lo que supondrá un coste de 44 millones de euros. Asimismo, la contención del consumo- -lograda gracias a la concienciación ciudadana, pero también a la imposición de multas- -y el aprovechamiento de pozos y acuíferos han demorado las restricciones de agua en la conurbación barcelonesa.