Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Ante el XVI Congreso del PP s Prosigue el fuego cruzado SÁBADO 12 s 4 s 2008 ABC Edurne Uriarte El sector de Aguirre exige que alguien responda al debate ideológico El portavoz adjunto de la Asamblea de Madrid califica de poco democráticos los apoyos a Rajoy de supuestos barones s Manuel Fraga pide paz interna J. A. MADRID. Siguen revueltas las aguas en el PP de Madrid donde se han reabierto de nuevo las viejas heridas que enfrentan a Esperanza Aguirre y a Alberto Ruiz- Gallardón. Habló el alcalde desde Pekín afirmando que Aguirre nunca ganaría un congreso del PP por falta de apoyos y los suyos, (los de Aguirre, no los de Gallardón) respondieron al regidor madrileño, que ayer prefirió dar la callada por respuesta y no referirse más que a cuestiones olímpicas. El sector aguirrista estuvo, por contra, muy activo. Así, el secretario general del PP madrileño y consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados, recordó que Gallardón es el único líder del partido que ha manifestado que quiere ser presidente del Gobierno y el único que no se ha presentado a un congreso Las últimas declaraciones de algún cuento chino (Gallardón está en Pekín) me causan cierta perplejidad porque cuando, desde aquí, la presidenta ha abierto un debate ideológico, hay quien se empeña en hablar de personas y de nombres apuntó para reclamar a continuación que alguien, en algún momento responda a este debate ideológico, con ideas, y no empeñándose en dar nombres Asimismo, también se refirió al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, del que dijo que se trata de un afiliado de base sin ninguna representación orgánica en el partido que hace declaraciones desde el resentimiento Más duras fueron las palabras del alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, que dejó clara sus afinidad a las tesis de la presidenta madrileña al responder a Ruiz- Gallardón que, si se presenta en su distrito, no sale ni como compromisario, porque no le votan ni los suyos Y recordó que en el último congreso del PP de Madrid Aguirre ganó por KO No obstante, fue de nuevo el portavoz adjunto del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Juan Soler, el que elevó la temperatura del enfrentamiento pero no tanto contra Gallardón sino contra los barones territoriales (prácticamente todos, salvo Aguirre) que han expresado su apoyo sin fisuras a Rajoy. Dijo que las declaraciones de los supuestos barones de su partido le parecen gratuitas y poco democráticas y se mostró convencido de que no están apoyando a Mariano Rajoy, sino que están atacando a Esperanza Aguirre El presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, que se ha puesto a la vanguardia del apoyo a Rajoy, se limitó a señalar ayer que se atiene a lo que objetivamente ocurre en su partido, en referencia al apoyo unánime que cosechó Rajoy en la ejecutiva del partido del día 11 de marzo cuando anunció su intención de convocar congreso y presentarse para un nuevo mandato. La decisión plasmada de forma elocuente por el comité ejecutivo fue aplaudir por aclamación ambas decisiones, recordó Camps. Y en medio de tanto ruido, surgen algunas voces que pretenden ser contemporizadoras. Este fue el caso del presidente fundador del PP, Manuel Fraga, para quien no es normal ni conveniente la constante discusión entre dos personas de primerísima categoría como Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón En un acto organizado por el consejo local de la Juventud de Murcia, y en referencia a la nueva disputa pública entre la presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de la ciudad a cuenta del XVI congreso nacional del PP, el veterano senador señaló que en todo partido hay ambiciones diversas, pues todo el mundo quiere llegar al tope Tras señalar algo crípticamente que se le está negando el paso a Gallardón, abogó por plantear un congreso no necesariamente para elegir candidato, pero sí para ver si se meten en el saco éstas u otras ideas ¿Y qué dice Rajoy? Pues ayer, en un corrillo con periodistas en el Congreso de los Diputados recomendó paciencia, sentido del humor, indiferencia y espíritu deportivo ante el cónclave de junio. LOS COMPLEJOS DE LA DERECHA osa Díez ha dicho esta semana exactamente lo mismo que han dicho Mariano Rajoy y el Partido Popular a lo largo de los últimos cuatro años, incluida la campaña electoral. Lo mismo que el PP lleva diciendo desde que existe como partido. Pero he aquí que es en Rosa Díez en quien una parte de la derecha ha creído encontrar en los últimos días a la salvadora de la nación española. No es que esto sea un mero complejo de la derecha. Esto es un complejazo de caballo digno de estudio en el diván de la psiquiatría política. Y no lo digo por poner un solo pero al discurso de Díez. Todo lo contrario. Bienvenida sea esta izquierda a la defensa del Estado fuerte y dela nación española desacomplejada, unida e igualitaria. Por esos dos motivos, algunas gentes hicimos hace años nuestro recorrido ideológico desde la izquierda a la derecha. Porque la derecha defendía esos principios. Porque la España moderna y el Estado igualitario en los que creíamos estaban en su discurso y no en el de la izquierda. Otros como Rosa Díez y su partido han dado ahora ese paso hacia los dos grandes postulados liderados por la derecha. Y es una gran noticia para los que creemos en esos postulados. Pero lo que resulta incomprensible es que haya una derecha a la que aún le parezca que sus propias ideas son mejores o están mejor defendidas cuando resuenan en las bocas de la izquierda. O que las encuentren incluso novedosas, aunque las hayan oído durante unos cuantos años a los líderes del Partido Popular. Aunque la derecha se haya quedado sola en el País Vasco y en Cataluña por defenderlas. Exactamente igual de sola que en el Parlamento de la nación la pasada legislatura. Lo más estimulante del discurso de Esperanza Aguirre en el Foro de ABC el pasado lunes fue precisamente su llamada a superar los complejos de la derecha. Ese No me Resigno a que la izquierda defina el lugar del bien y del mal y nos dé el certificado de centristas, liberales o modernos. Muy pocas horas después, una parte de la derecha hacía precisamente eso, otorgaba nuevamente a la izquierda, a Rosa Díez, la llave, el control y el protagonismo de los certificados. R Desde el resentimiento Aguirre firmó ayer con Cajamadrid un acuerdo sobre hipotecas destinadas a los jóvenes CHEMA BARROSO Cascos dice que en el PP hay militantes, no barones El ex vicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PP, Francisco Álvarez- Cascos, rompió ayer su habitual silencio y terció en la polémica abierta por Esperanza Aguirre recordando que su formación política- -de la que es afiliado de base- -es un partido de militantes y no de barones En declaraciones a Ep, el que fuera todopoderoso número dos del PP cuestiona que se hable en nombre de esas bases sin consultarlas. Tras puntualizar que sus declaraciones son a título personal, señaló que para hablar en nombre de todos hay que preguntar a cada uno. Y a mí, como militante del PP, nadie me ha preguntado nada. El que habla en nombre de todos, será de todos menos de Álvarez Cascos Explicó que el modelo de un partido de barones nunca formó parte de la tradición del PP y sí del PSOE, que en sus congresos votaban por delegación Y sugirió que para buscar lo mejor para el PP, el debate no se haga enterrando por aclamación el análisis de los resultados, empezando por llamar derrotas a las derrotas y victorias a las victorias No deja de ser significativo que Cascos, -que ha participado con cuentagotas en algunos actos del partido de la mano de Aguirre- -haya decidido dejar sonar ahora su voz. Ya lo hizo con fuerza en 2002, cuando intentó que Aznar reconsiderara su decisión de no volver a presentarse a las elecciones.