Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11- -4- -2008 Científicos españoles diseñan el primer nanomotor térmico del mundo 93 Los niños españoles, obesos, sedentarios y con achaques dignos de la tercera edad Un 17 de la población infantil acumula altos niveles de grasa DOMINGO PÉREZ MADRID. El equipo de investigación coordinado por Juan Luis Hernández Álvarez, Catedrático de la Universidad Autónoma, se ha topado con una alarmante realidad: los niños españoles de nueve a 17 años son sedentarios, sufren sobrepeso y padecen achaques que hasta hace poco parecían reservados a la tercera edad. Hablamos, por ejemplo, de que un 45 de los escolares son incapaces de tocarse los pies con la punta de los dedos. Niños sin flexibilidad y, en consecuencia, condenados a sufrir severas dolencias de espalda. La actividad física brilla por su ausencia entre la población infantil. Apenas la practican en el colegio y, para complicar la situación, los niños ya no juegan en la calle como antaño. Básicamente porque los padres tienen miedo, hay un marcado sentimiento de inseguridad señala Hernández. Ya no hay partidillos de fútbol, ni carreras de polis y ladrones, ni duelos a la comba en los parques después de clase. La tele y los videojuegos copan el tiempo libre de unos menores que ni se desplazan en bicicleta, ni van caminado al cole. En los recreos, sobre todo las chicas, se sientan a charlar y ni siquiera pasean y, para rematar el triste panorama, la Educación Física en la escuela se reduce en el mejor de los casos a dos sesiones que, unidas, significan poco más de una hora de trabajo. Esos escasos sesenta minutos suponen la única actividad física practicada semanalmente por más del 50 de los chavales de 14 y 15 años, cuando lo recomendable es que hagan al menos una hora diaria. Los datos del estudio, completado en seis comunidades autónomas, advierte de que los adolescentes realizan hoy menos actividad física que hace una década Y los problemas derivados de ese sedentarismo creciente son inquietantes. Así, destaca el experto que al menos un tercio de la población escolar mantiene una insuficiente frecuencia de activi- El problema no es la nutrición, sino la falta de actividad La obesidad infantil y juvenil es una lacra inquietante en España. Nuestros niños y jóvenes disfrutan del dudoso honor, junto con los griegos, de ser los más gordos de Europa. El Ministerio de Sanidad y Consumo es consciente de lo que supone en términos de salud esta epidemia, pero parece haberse equivocado en la forma de afrontarla, según señala el Catedrático Juan Hernández Álvarez. Sanidad- -explica el investigador- -se ha centrado en la nutrición para intentar luchar contra la obesidad. Ha puesto en marcha la Estrategia NAOS y otras medidas similares, pero se ha olvidado de que en realidad la alimentación no es el elemento clave en el exceso de peso de la población escolar Por ejemplo, -prosigue- -son más saludables las personas con sobrepeso que comen mal pero realizan regularmente actividad física que aquellas que no exceden su peso, pero sí son sedentarias. Así, el estudio demuestra que en aquellas comunidades en las que los escolares realizan más ejercicio se registran mejores ínidices de salud entre los niños y jóvenes Sin embargo, mientras Sanidad se centraba en luchar contra la hamburguesas gigantes y las dietas hipercalórcias, el Ministerio de Educación reducía, al pasar de la Logse a la LOE, el número de horas que los colegiales dedican a la Educación Física. La CE cree que las CC. AA. no se coordinan en la lucha contra las vacas locas M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea considera que España, en conjunto, ha hecho progresos en el diagnóstico de los casos sopechosos de animales afectados por las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) grupo al que pertenece el tristemente popular mal de las vacas locas A pesar de estos avances el informe del Ejecutivo comunitario, realizado entre el 2 y el 10 de octubre del año pasado, destaca la escasa coordinación que hay entre las Comunidades Autonónomas españolas en la lucha contra este tipo de enfermedades, así como el control de los pequeños rumiantes. Esta falta de coordinación afecta también a la comunicación entre las Comunidades y la Subdirección General de Sanidad Animal, que es la que se encarga desde el Ministerio de Agricultura de controlar estas enfermedades. Por regiones el estudio destaca que mientras en Castilla y León ha mejorado en este campo Andalucía deja mucho que desear, sobre todo en cuanto al muestreo de animales sospechosos se refiere, o lo que es lo mismo, no ha hecho los análisis suficientes. En el lado positivo el informe señala que las autoridades nacionales han hecho caso a anteriores recomendaciones sobre los análisis que son necesarios a la hora de comprobar si los casos sospechosos de alguna de las EET son realmente positivos en alguna enfermedad. En el caso de Andalucía el informe es implacable ya que asegura que cuando se detecttó un caso positivo de la enfermedad de Scrapie no se sacrificó todo el rebaño, como manda la normativa europea que se puso en marcha tras el escándalo de las vacas locas que llevó a Reino Unido a sacrificar toda su cabaña. El informe termina añadiendo que los representantes de Andalucía ni siquieran asistieron a la reunión en la que se hizo público su resultado. LOS HÁBITOS DE LOS ESCOLARES ESPAÑOLES Niños de entre 9 y 17 años Principales consecuencias del sedentarismo 1 Deficiente capacidad de adaptación cardiorrespiratoria 2 Incremento de la obesidad, hipercolesterolemia, diabetes tipo II y cáncer de colón 3 Deficiente flexibilidad e incremento espectacular de las dolencias de espalda Porcentaje de obesidad por sexos Alto 15,9 CHICOS Adecuado 48,4 Excesivamente alto 1,1 Alto 16,9 CHICAS Adecuado 42,8 Excesivamente alto 1,3 Bajo 0,1 Tele y videojuegos Moderadamente Alto 34,6 Datos en porcentaje 0 Moderadamente Alto 39,5 Frecuencia de práctica de la actividad física 5 10 15 20 25 30 35 40 45 de 3 veces por semana 2- 3 veces por semana 1 vez por semana Solo fines de semana Nunca Chicas Chicos ABC Más del 50 de los jóvenes de 14 y 15 años sólo realizan unos 70 minutos de actividad física a la semana dad física por lo que no obtiene los beneficios inherentes que sirven para prevenir los riesgos asociados al estilo de vida sedentario. Igualmente, -indica- -en determinadas edades, a partir de los 15 años y especialmente entre las chicas, el porcentaje de los que nunca realiza una actividad física fuera de la clase de gimnasia se eleva por encima del 50 La cuestión más visible de esta bajísima práctica de actividad física es el incremento de los índices de grasa corporal señala el especialista. Un 17 de la población comprendida entre los 9 y los 17 años acumula porcentajes de grasa corporal altos A éstos hay sumarles otro 35 que acumulan un porcentaje de grasa corporal moderadamente alto y que, por tanto, completan un 52 de jóvenes con riesgo de padecer graves dolencias. Las consecuencias menos visibles, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, serán el incremento a medio plazo de enfermedades asociadas al estilo de vida sedentario, como obesidad, hipercolesterolemia, diabetes tipo II o cáncer de colon. Al respecto, Hernández apunta: El sobrepeso mata a la gente. No se percibe a corto plazo, pero más adelante desemboca en enfermedades hasta ahora pertenecientes a las personas mayores, como el endurecimiento de las arterias y que ya se aprecian en muchos niños. Andalucía, mal ejemplo Más información sobre obesidad infantil en: http: www. aesa. msc. es Más información en: http: www. eeb. es eebnets. htm