Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA La politización de la Justicia JUEVES 10 s 4 s 2008 ABC El TC refrenda la enmienda Casas y asegura una mayoría progresista en caso de empate Avala la ley por la que algunos de sus miembros serán propuestos por las Comunidades Autónomas NIEVES COLLI MADRID. Un Pleno del Tribunal Constitucional al límite del quorum mínimo que permite la ley- -ocho magistrados de un total de doce- -avaló ayer la polémica reforma de la ley orgánica que regula el funcionamiento de esta institución (LOTC) Por cinco votos a tres y con el anuncio de votos particulares, el TC ha rechazado el recurso que el 27 de julio de 2007 presentó el Grupo Popular contra la llamada enmienda Casas y contra el cambio del sistema de nombramiento de los cuatro vocales del Constitucional que corresponde elegir al Senado. Tras las abstenciones voluntarias de la presidenta, María Emilia Casas, y del vicepresidente, Guillermo Jiménez (por afectarles de forma directa una de las cuestiones recurridas) y tras la recusación histórica (por ser la primera vez que un Gobierno la promueve contra miembros del TC) de Roberto García Calvo y Jorge Rodríguez Zapata, incómodos para el Ejecutivo, los cinco magistrados del bloque progresista han hecho valer su mayoría frente a los tres conservadores. permite la prórroga automática (sin el preceptivo refrendo del Pleno) de ese mandato cuando su vencimiento no coincida con la renovación del Tribunal. El TC argumenta en su sentencia que no es lo mismo el nombramiento del presidente y del vicepresidente que la prórroga del mandato para avalar su constitucionalidad. No falta la lectura política de esta decisión, por cuanto supone de mantener en la presidencia del TC a una magistrada a la que se sitúa en el grupo progresista y que, dado el caso, podrá hacer uso de su voto de calidad. Se garantizaría así, según quienes defienden esta teoría, la mayoría de los progresistas en los recursos contra leyes polémicas que han constituido la columna vertebral de la pasada legislatura. Entre ellas, el Estatuto catalán (en el recurso del PP, Casas no podrá emplear su voto cualificado al haber sido recusado un magistrado y quedar el Pleno formado por un número impar de miembros. Sí podrá utilizarlo en los otros seis) la ley de matrimonios homosexuales; la reforma que modificó la mayoría necesaria para el nombramiento de los miembros de la cúpula judicial por el CGPJ; o la ley integral de violencia de género en lo que se refiere al establecimiento de penas más altas por razón de sexo. En fuentes jurídicas llamó mucho la atención que en el discurso pronunciado anteayer en el Congreso, Zapatero mencionara como algo urgente la renovación del CGPJ (amenazó con una reforma legal si no se llega a un acuerdo) y no dijera nada del TC. de doce miembros nombrados por el Rey, de los cuales cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial Nada dice la Constitución respecto de que los nombrados por la Cámara alta deban serlo a propuesta de las Comunidades Autónomas, tal y como establece la reformada LOTC. De ahí que el PP sostenga en su recurso que esta parte de la reforma es contraria a la Constitución porque desapodera al Senado y limita sustancialmente su capacidad de proponer al Rey a los magistrados que entienda oportuno Para el TC, sin embargo, se trata de una fórmula que permite acentuar el carácter del Senado como cámara de representación territorial; asimismo, indica que, de no considerar idóneos a los candidatos propuestos por las CC. AA, el Senado podrá nombrar a los que estime oportunos. Julio Banacloche Catedrático de Derecho Procesal de la UCM FUNESTOS PRESAGIOS yer se conoció que el TC ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Grupo Popular contra la ley de reforma de la LOTC. La única información de que disponemos sobre la sentencia no puede resultar más desalentadora. El primer motivo de desánimo lo constituye el sentido mismo de la resolución. Y no tanto por lo que se refiere a la prórroga de la presidenta y del vicepresidente del Tribunal, cuya constitucionalidad es opinable, como por la validación de la norma que permite intervenir a las comunidades autónomas en la elección de magistrados del propio Tribunal. Habrá que ver cómo se ha justificado la adecuaciónde esta medida a la Constitución, pero parece evidente que con ella se está restringiendo una facultad del Senado configurada como ilimitada por la Constitución. Y lo peor es que apunta a lo que puede pasar con el CGPJ y con otros órganos constitucionales cuyas funciones y competencias pueden terminar quedando gravemente recortadas en beneficio de unas atribuciones autonómicas no previstas por la Constitución. En segundo lugar, resulta gravísimo que se haya vuelto a dividir el Tribunal en dos bloques perfectamente definidos, siempre compuestos por los mismos magistrados, que sostienen en cada caso la posición más favorable a los sectores ideológicos que presuntamente representan. Esa situación que permite prever, con una infalibilidad casi absoluta, la interpretación jurídica que cada magistrado va a sostener, se percibe por los ciudadanos como una verdadera afrenta para el Estado de Derecho de la que los propios magistrados deben ser conscientes, máxime si entienden que no responde a la realidad. Pero por sus obras los conoceréis. Aún les queda tiempo de demostrar que, en contra de lo que parece, no pretenden acabar con el sistema de contrapesos entre los poderes que prevé la Constitución. A Cámara territorial Por su parte, el artículo 159.1 establece que el TC se compone Un pleno compuesto por ocho miembros fue incapaz de alcanzar el consenso; habrá votos particulares Acuerdo imposible Fuentes del Tribunal han indicado que en las sucesivas reuniones celebradas por este Pleno descafeinado ha habido intentos por llegar al consenso, algo que finalmente ha sido imposible. Los magistrados conservadores trataron de conseguir la declaración de inconstitucionalidad de la enmienda Casas comprometiéndose a cambio a apoyar en un Pleno la prórroga de la presidenta. Pero no hubo cesiones en el grupo progresista. La disparidad fue aún más irreconducible, si cabe, en el segundo punto del recurso: el que afecta al nombramiento de magistrados del TC por el Senado. Con esta decisión- -cuyos argumentos se conocerán en los próximos días- el Constitucional avala una ley que, según denunciaba el PP en su recurso, siendo de rango inferior, modifica por la vía de los hechos lo establecido en dos artículos (160 y 159.1) de la Carta Magna. El artículo 160 señala que el presidente del TC será nombrado a propuesta del mismo tribunal en Pleno y por un periodo de tres años La enmienda Casas sin embargo, DANIEL G. LÓPEZ Las memorias de Jiménez de Parga El ex presidente del TC, Manuel Jiménez de Parga, presentó ayer, junto al académico Salustiano del Campo y al ex jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo, sus memorias, tituladas Vivir es arriesgarse. Memoria de lo pasado y de lo estudiado