Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 9- -4- -2008 ABC La promulgación de la Constitución de 1812 obra de Salvador Viniegra que actualmente se encuentra en el Museo Histórico Municipal de Cádiz Historia de una mesa muy liberal La Diputación de Cádiz descubre en un hotel y antiguo balneario de Benahavís la mesa sobre la que pudo ser promulgada la Constitución de 1812, base de la estirpe liberal de la nación española POR RAMIRO VILLAPADIERNA BENAHAVÍS (MÁLAGA) Es buena, es sólida, es liberal y es española ¿qué es? No es propiamente la Constitución de 1812 sino la probable mesa sobre la que se firmó y consagró este primer alegato liberal y genuinamente popular. Tan liberal era que se perdió y de entonces acá- -dos siglos- -se diría que ha estado tan desaparecida como el liberalismo español. ¿Arqueología liberal pues? Vox populi fue siempre, en las malagueñas termas de Carratraca, que la desdeñada Constitución había nacido en esta mesa, igualmente olvidada en el hotel del Príncipe. Como siempre, nadie pareció interesarse nunca por ella dice su dueño, el promotor y coleccionista Ricado Arranz de Miguel, dolido de la incuria e incultura nacional. Pieza muy singular, fue probablemente traída a ese palacete de los padres de Eugenia de Montijo por el luego Fernando VII, quien siendo príncipe lo frecuentaba para tratarse la sífilis. Dispuesto a reabrir en gran estilo esas aguas sulfurosas, Arranz compró hace años a Banesto el abandonado hotel para su Villa Padierna- Carratraca, pero se empeñó aún en ir tras las huellas de cada uno de los muebles históricos y desaparecidos: entre ellos esta mesa de la que se decía que fue la de la Constitución y se había quedado alguien por falta de pagos Estaba hecha una pena y la hizo restaurar en la Fundación Arranz- Villapadierna, que consagra una vocación paralela de recobrar arte y otras memorias, para exponerla en ese museo que es su otro hotel Villa Padierna de Benahavís. No es casual pues que la mesa sea de Arranz ni que se exponga en el salón Linares del hotel Villa Padierna, bajo un recuperado lucernario gaditano: fue además el militar liberal Carlos de Villapadierna quien, tras perseguir franceses por media península, escudó con su regimiento a la Junta Central que convocó a la sesión constituyente. La casa condal de Villapadierna iba a dar varios próceres liberales en el XIX, que emparentaron en Madrid con los Linares y de ahí los nombres que alojan esta mesa. Pero Arranz, que es presidente de los urbanizadores de España, no es sólo uno de los mayores coleccionistas de mármoles antiguos, sino meritorio recuperador de patrimonio malbaratado por viejas famiIgualeja MÁLAGA Benahavís AP- 7 A- 7 A- 7 Marbella Guadalmina Estepona MAR MEDITERRÁNEO N Arranca el congreso sobre la Guerra de Independencia ABC MADRID. Profesores e investigadores de universidades, archivos y bibliotecas de todo el mundo participan desde ayer hasta el próximo viernes en el I Congreso Internacional del Bicentenario de la Guerra de la Independencia, el primer encuentro mundial destinado a analizar este hecho histórico. Inaugurado por el consejero de Presidencia e Interior de Madrid, Francisco Granados, y el Rector Magnífico de la Universidad Complutense, el Congreso se desarrolla en la Facultad de Geografía e Historia de la Ciudad Universitaria, bajo el patrocinio de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad. Dirigido por Emilio de Diego, el objetivo de este encuentro es analizar el hecho histórico que representó la Guerra de la Independencia a nivel nacional y mundial y su influencia en la formación de una sociedad moderna, compuesta por ciudadanos libres e iguales lias o instituciones sin sentido de la historia así, un rarísimo león ibérico, murillos, losadas, de Ayalas o el Sansón de Borghese que copió Velázquez. Por devolverlos de algún modo al público levantó este primer Villa Padierna que, en contraste costasoleño, ofrece un museo para pernoctar entre 3.000 obras de arte, recuperadas de Larios, Pilatos, Villamagna, entre otros palacios más cercanos pero no menos dilapidados como Linares y Villapadierna, un concepto que repite en las Termas de Carratraca y le hizo recuperar la mesa. Bajo un gran lienzo de Schneider y una venus de muy rancio apellido sevillano, la mesa restaurada no ofrece duda de su particularidad. Su altura, el incómodo paño para sentarse y sus raras seis patas la descartan como comedor. Es probablemente una mesa de biblioteca o más bien de sacristía estima el anticuario gaditano José Muñoz Lobato. En la sacristía de San Felipe Neri de Cádiz es fama que fue signada la constitución, preparada por aquel particular quorum no estamental de 296 prohombres bajo el obispo de Orense. Patrimonio de la Junta envía la semana próxima a un experto y Cádiz ha designado pa- A- 3 97