Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL Jaque a los Juegos Olímpicos MIÉRCOLES 9 s 4 s 2008 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura EL PENOSO CAMINO A PEKÍN T ony Blair es aquel señor que salía en la foto de las Azores y al que Zapatero nunca se lo echa en cara. Gracias a avales como ése ahora está comisionado por el Cuarteto- -USA, Rusia, UE y ONU, o sea, el mundo entero- -para mediar en el conflicto de Oriente Medio. El pasado lunes en Barcelona Blair dio un tour d horizon planetario en el que dedicó no poca atención a China coincidiendo con la penosa marcha planetaria de la antorcha olímpica hacia Pekín. No quiero ignorar el problema del Tíbet, pero hay que integrar a China en la comunidad internacional fue la frase con la que plasmó su pragmatismo. El negocio olímpico intuyó que en el año 2008 la economía china estaría dando el gran salto adelante- -como así es. Lo que no podía suponer nadie es que el frágil símbolo de la antorcha portada por indefensos corredores se iba a convertir en objetivo de una movilización internacional que iba a empañar ante la opinión pública mundial la imagen que intenta proyectar la nueva China. Occidente tiene aquí uno de sus mayores retos. Nadie discute seriamente la flagrante violación de los derechos humanos que aún hoy se da en China. Pero en el otro lado de la balanza están datos que Blair recordó en Barcelona. Hoy en Europa un cuatro por ciento de la población se dedica a la agricultura mientras en China es el 60 por ciento. En veinte años ese sesenta por ciento de chinos se dedicará a la industria- -algo que no es previsible que ocurra en Europa. En el próximo decenio China construirá más centrales nucleares que toda Europa en el siglo XX. Y en el mismo tiempo construirán 70 aeropuertos internacionales por todo el país... La antorcha ha pasado de ser un símbolo de la paz y la solidaridad entre los pueblos, precursor de las justas olímpicas, a estar identificada hoy con el fiel de una balanza en el que una parte relevante de la población mundial quiere que quede reflejada la denuncia de un régimen reprobable. En España, donde algunos todavía no se creen que pueda haber manifestaciones por la libertad de los oprimidos por el comunismo- -retocado- seguimos esperando a ver qué decimos. Impresionante póster en una calle de Pekín en el que se llama a un esfuerzo civil y militar para el éxito de los Juegos El COI se plantea detener la antorcha y Bush no descarta su ausencia en Pekín Temor a nuevos incidentes hoy en San Francisco en el relevo de la llama, blanco de los defensores de un Tíbet libre PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL DHARAMSALA (INDIA) Como casi todo lo que hace China, el recorrido de la antorcha olímpica de Pekín 2008 iba a ser el más largo y con mayor número de relevistas de la Historia, al desfilar por 137.000 kilómetros a través de 20 países. Pero ahora puede quedarse en el más breve y, sin duda, el más polémico. Tras los incidentes de Londres el domingo, el caos en que derivó el paso de la antorcha por París el lunes y el temor a que se produzcan hoy nuevos disturbios en San Francisco, el recorrido internacional de la llama olímpica podría anularse para evitar nuevas protestas contra China. Pero hay más. Ayer, la Administración norteamericana no quiso negar que Bush puede estar ausente en la ceremonia de apertura de los Juegos, posibilidad que expresamente había abierto hace unos días Sarkozy. Con un lacónico nunca hemos dicho que el presidente fuera a ir despachó la Casa Blanca las preguntas en tal sentido. Así lo reconoció ayer el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge, antes de la reunión que el comité ejecutivo de dicho organismo celebrará mañana jueves en Pekín. Por supuesto que vamos a discutir sobre el relevo de la antorcha para ver qué debemos hacer ahora que hemos tenido ya seis o siete etapas admitió Rogge, quien se mostró entristecido y decepcionado por las manifestaciones que han ensombrecido su paso por Europa. Analizaremos lo que está ocurriendo y sacaremos nuestras conclusiones porque un símbolo de paz ha sido atacado criticó Rogge, antes de matizar que defendemos la libertad de expresión, pero sin violencia Más duro se mostró Kevan Gosper, vicepresidente de la comisión de coordinación de los Juegos en el COI, quien aseguró que estamos desesperados porque unos perturbadores profesionales expresan su odio contra China y éste recae sobre nuestra antorcha criticado la polémica. Y no es para menos. Por primera vez en la Historia del olimpismo, el relevo de la antorcha se ha convertido en un objetivo político y se ha situado en el punto de mira de numerosos grupos que defienden los derechos humanos y denuncian la represión del régimen comunista chino en el Tíbet. De hecho, los altercados que se registraron en París fueron tan graves que obligaron a los responsables del trayecto a apagar la antorcha en varias ocasiones y a refugiarla en un autobús fuertemente custodiado por la Policía para impedir que los manifestantes se hicieran con ella. Para hoy también se espera una jornada bastante movida, porque el fuego olímpico recorrerá San Francisco, la única escala en suelo de Estados Unidos y una ciudad con abundante población de emigrantes tanto chinos como tibetanos. Como no podía ser de otra manera, los chinos son mucho más numerosos, por lo que la Asociación de Comerciantes confía en que unas 10.000 personas de esta naciona- Además, todos estos incidentes han causado una profunda división en el seno del COI, donde algunos de sus miembros se opusieron al recorrido internacional de la llama y otros han División en el Comité Los tibetanos en el exilio, en su refugio de Dharamsala, celebran una vigilia por las víctimas de la represión