Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA Irregularidades en clínicas abortistas s Acoso a la investigación MIÉRCOLES 9 s 4 s 2008 ABC Todos los pasos policiales del caso Isadora Un juez que no ve caso; unos fetos demasiado grandes en la basura; un medicamento que no debía estar; un listado de nombres que tampoco y una investigación cuestionada: el informe Isadora, paso a paso C. MORCILLO P. MUÑOZ MADRID. Febrero de 2007. El Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid inspecciona las siete clínicas abortivas privadas de la Comunidad, tras recibir una denuncia anónima- -ninguna ha sido presentada hasta ahora por asociación pro- vida alguna- -sobre la mala gestión de residuos que supuestamente se lleva a cabo en estos centros médicos. Se concluye que en la basura ordinaria hay mezclada con ésta restos de intervenciones quirúrgicas como gasas, guantes y jeringuillas, así como restos biológicos; es decir, restos de fetos. Se denuncia a cuatro de dichas clínicas. Las infracciones más graves se detectan en el centro Isadora el 16 de febrero del año pasado. Dos agentes del Seprona descubren un arcón frigorífico con restos procedentes de quirófano, entre los que había embriones y fetos, que eran recogidos cada tres días por un gestor de residuos biosanitarios- -debe hacerse como máximo en las 24 horas siguientes a la intervención- Dos trabajadores de la clínica intentan además llevarse supuestos restos humanos del arcón, metiéndolos en envases herméticos y desde ahí trataron de introducirlos en la furgoneta de los residuos. do que la Comunidad de Madrid se haga cargo de la gestión adecuada de los restos humanos, dado que el asunto había pasado a la vía administrativa tras la decisión judicial. El día 20, lunes, una pareja de agentes acompañados de personal de Sanidad Mortuoria de la CAM recogen los cinco envases paralizados cautelarmente y los trasladan al Tanatorio de la Paz, en Alcobendas. Se abren en presencia del jefe de Sanidad Mortuoria y de un médico tanatólogo. Traslado a Madrid En las diligencias consta que, además del contenido de los frascos, se analizan restos de envases de medicamentos, entre ellos un blíster de Citotec- -fármaco utilizado en la práctica de abortos- -y otros procedentes de intervenciones quirúrgicas como liposucciones; y se halla una hoja de consulta de uno de los médicos del 10 de enero con datos de pacientes. El juez de guardia de Alcobendas al que se informa de lo ocurrido ordena que se dé cuenta a los juzgados de Madrid. Los agentes solicitan al de Instrucción número 31 (de guardia) el estudio de los restos humanos y su traslado al Anatómico Forense de Madrid por si pudieran superar las 22 semanas de gestación y se hubiera incurrido, por tanto, en algún ilícito penal. Tras las gestiones administrativas y judiciales se remitió el acta de inspección de Isadora a la Consejería de Sanidad, a la de Medio Ambiente y a la Un furgón de los servicios funerarios sale de las instalaciones de la clínica Isadora Agencia de Protección de Datos de la CAM para determinar qué irregularidades se habían cometido. El informe policial de la Guardia Civil recoge otra quincena de averiguaciones, como en cualquier investigación, encaminadas a comprobar si Isadora cumplía los requisitos legales exigidos. El día 23 de febrero, el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra, al que correspondieron por reparto las diligencias del caso Isadora, ordena a los investigadores identificar e informar al juzgado sobre el personal de la clínica e identificar también a las pacientes que aparecen en las etiquetas de los fetos intervenidos. A las mujeres (siete) se les toma declaración como testigos y perjudicadas (se les ofrecen acciones en este sentido) y se envían al juez los listados personales hallados en la basura. El caso recibe un nuevo impulso a partir del 10 de diciembre pasado (coincidiendo con las actuaciones desarrolladas por la Guardia Civil contra las clínicas de Morín en Barcelona) En esa fecha, el juez Sierra ordena identificar y tomar declaración a las personas que aparecían en las historias clínicas encontradas y desarrollar el resto de gestiones por si se hubieran cometido infracciones penales. La Policía desmantela la mayor organización de explotación sexual de mujeres rusas S. E. MADRID. La Policía ha desarticulado la mayor red de tráfico de mujeres rusas para su explotación sexual, cuyo destino final era España y otros países de la Unión Europea, y ha detenido a 24 personas. Estos arrestos se realizaron dentro de la tercera fase de una operación que comenzó en noviembre de 2006 y en la que hay 76 personas detenidas en Almería, Granada, Lérida y Gerona. Los últimos 24 arrestados están acusados de delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, agresiones sexuales o blanqueo, entre otros. En esta tercera fase, además, han sido detenidas 60 mujeres por infracción a la Ley de Extranjería en clubes de El Ejido y Roquetas de Mar (Almería) Desde el inicio de la operación Zarpa 400 personas, en su mayoría mujeres, han sido detenidas por estancia irregular y otras 53 han sido imputadas en Rusia como miembros de esta red. La última fase se desarrolló gracias a los numerosos datos, declaraciones y denuncias de víctimas obtenidas por los investigadores en las fases precedentes, que permitieron destapar nuevas ramificaciones de la banda en Almería. La red estaba compuesta en España por parejas o matrimonios hispano- rusos, que poseían o explotaban locales públicos de alterne. Desde 2006 la organización habría enviado a Rusia más de dos millones de euros por las víctimas explotadas, dinero que era remitido a través de testaferros y que no superaba nunca los 3.000 euros para evitar ser fiscalizados. La red había creado entidades societarias mediante testaferros que blanqueaban el dinero obtenido con la compra de numerosos bienes muebles e inmuebles. Estas sociedades permitían a su vez que miembros de la red obtuvieran permisos de residencia en España. Que no se elucubre En ese momento, los funcionarios paralizan la operación y piden al Juzgado de Instrucción número 6 (el de guardia) autorización para trasladar los restos al Anatómico Forense por presuntas irregularidades. El juez deniega la actuación y pide que no se elucubre sobre presuntos abortos ilegales, pero no ordena el cierre de las pesquisas. Era viernes y los agentes pasan el fin de semana intentan-