Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA La ofensiva etarra s El comando político se reorganiza MIÉRCOLES 9 s 4 s 2008 ABC Interior detecta actividad exterior de Batasuna a través de Askapena La ONG proetarra incrementa su presencia en una veintena de países J. PAGOLA MADRID. El colectivo Askapena- -la ONG del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) cuya vanguardia es ETA- encargado de buscar en el extranjero la solidaridad de los pueblos oprimidos con el País Vasco, ha pasado a sustituir provisionalmente a Batasuna en su frente internacional De hecho, Interior ha detectado desde finales del pasado año, a raíz del descabezamiento de la coalición ilegal, un considerable aumento de los brigadistas que tiene desplegados en diversos países, sobre todo de América. En este nuevo contexto, su cometido radica en dar a conocer la versión etarra de la ruptura del proceso de paz y justificar de esta manera los crímenes de la banda terrorista. La siniestra ONG proetarra ha prestado apoyo logístico para que la alcaldesa de Hernani, Marian Betialarrengoitia, de ANV o el abogado de la ilegal Askatasuna Julen Arzuaga, pronunciaran conferencias en Roma para atacar al Estado español. Askapena fue constituida en 1987, cuando los dirigentes del denominado MLNV creían que la revolución sandinista podía aplicarse al País Vasco. No es casualidad que por aquel entonces se dieran cita en Nicaragua numerosos etarras, algunos de ellos incluso implicados en un complot para asesinar al opositor Comandante Cero A principios de los noventa, los tentáculos de Askapena se extendieron a otros países de América, comenzando por Cuba, Ecuador, Chile, Colombia y Venezuela, para pasar después a Uruguay, Bolivia, México y Argentina. Con los años, también alargó su brazo a países de Europa, como Irlanda, o regiones sometidas a movimientos independentistas, como Bretaña o Córcega, para saltar también a Palestina, el Sahara Occidental, Kurdistán, Irak y Bielorrusia. En una primera fase, la actividad de Askapena se limitaba a mostrar su solidaridad con pueblos oprimidos para al mismo tiempo despertar en el ámbito internacional la simpatía hacia las tesis inde- Condiciones para la lucha armada Dos brigadistas de Askapena, Beñat Iriondo y Sergio Labayen, viajaron recientemente a Cuba para justificar que algunos vascos entren en ETA. ¿Es legítima o no la lucha armada? planteaban en una entrevista al diario Juventud Rebelde Bueno, nosotros no somos de ETA, somos civiles; pero dentro de la izquierda abertzale hay de todo, desde quien opta por la vía mencionada para provocar inestabilidad en el Estado y obligarlo a negociar, hasta quien se decide por las vías políticas La cuestión- -añadían- -es que existen las condiciones objetivas para que, una generación tras otra, haya jóvenes decididos a empuñar las armas Momento de la detención de Joseba Álvarez, el pasado 3 de octubre, en San Sebastián ABC pendentistas en el País Vasco. Después, a medida que las Fuerzas de Seguridad y la Justicia han ido golpeando al frente internacional de Batasuna- -desmantelamiento de Xaki, por ejemplo- Askapena asumió nuevas misiones, como la de ir creando en algunos de esos países un colchón de solidaridad capaz de acoger a los etarras huidos de la Justicia. Tras la detención, el pasado 3 de octubre, del jefe del aparato internacional de Batasuna, Joseba Álvarez, y el descabezamiento, días después, de la mesa nacional, que impedía el relevo, ETA- Batasuna se vió obligada a delegar provisionalmente el frente internacional en Askapena. De momento, la veintena de brigadistas internacionales que tenía se acerca al medio centenar. En esta nueva etapa, se ha detectado una mayor concentración de askapenos y el consiguiente incremento de actividad, por una parte, en Venezuela, Bolivia, Uruguay, Cuba, El espejo de Palestina Argentina y México y, por otra, en Palestina. En cuanto a América, se trata de países cuyos gobiernos no ocultan sus simpatías hacia los proetarras, o en los que existe una influyente colonia vasca. En este caso, la misión principal de los brigadistas de Askapena es dar la versión etarra de la ruptura del proceso de paz con el objetivo de responsabilizar a Zapatero del fracaso y presionarle para que lo reabra, exculpar a ETA y, de paso, sentar las bases para nuevos santuarios de etarras. Por el contrario, con una progresiva presencia en Palestina, Askapena lo que persigue es buscar apoyos que contribuyan a transmitir el mensaje de que la represión que sufre el pueblo palestino es similar al que padece el pueblo vasco. De ahí que la ONG haya relanzado una campaña de boicot a Israel, calco de la promovida por ETA en sus últimos zutabes El TC ampara a una etarra de Hipercor a la que la Audiencia denegó redimir N. C. MADRID. El Tribunal Constitucional ha concedido el amparo a la etarra Josefina Ernaga, condenada a 794 años de prisión por el atentado de Hipercor, cometido por la banda en Barcelona en 1987 y en el que 21 personas fueron asesinadas. El TC da la razón a la recurrente, en cuya opinión la Audiencia Nacional vulneró su derecho a la tutela judicial y a la libertad al no aplicarle la redención ordinaria de la pena en el periodo que va del 11 de octubre de 1990 al 11 de julio de 1993. En una resolución dictada en 2003, la Audiencia- -que deberá emitir una nueva resolución en este caso- -denegó el beneficio a la etarra al considerar prescrita la posibilidad de redimir en el periodo que ella reclamaba. A falta de una mención explícita sobre la prescripción en la normativa penitenciaria, la Audiencia aplicó el plazo de cinco años fijado por la Ley General Presupuestaria de 1977. El TC rechaza que el derecho a redimir prescriba o caduque pues se rige por las legislaciones penitenciaria y penal y ninguna establece un plazo de prescripción; y rechaza también la aplicación de la ley presupuestaria de 1977, que fue derogada. La sentencia sostiene que la interpretación hecha por la Audiencia no es razonable En un voto particular, el magistrado Jorge Rodríguez Zapata señala que el TC se ha excedido de los límites de la jurisdicción constitucional, pues la prescripción ha sido siempre, según nuestra doctrina una cuestión de legalidad ordinaria. Zapata rechaza también que la resolución impugnada sea irrazonable. ABC. es Especial sobre los cuarenta años de terrorismo de ETA en www. abc. es