Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Debate de investidura s El ambiente en el hemiciclo MIÉRCOLES 9 s 4 s 2008 ABC (Viene de la página 18) temporizador en el que la pieza fundamental era que Rajoy estuviese ayer a la altura de las circunstancias, ante una nueva travesía del desierto. En general, no les defraudó. Sus réplicas maestras encendieron la chispa en la bancada derecha, que ovacionó a su líder. Cañete, primer reprendido En su primera intervención, la más expositiva, Rajoy no había logrado suscitar ese mismo entusiasmo. Sólo ejerció como clac desmelenado, Miguel Arias Cañete, que, díscolo en su escaño, se ganó a pulso la primera reprimenda de José Bono en esta legislatura. El presidente de la Cámara (mucho más parco en palabras de lo que fue su predecesor Manuel Marín en la investidura de hace cuatro años) llamó al orden al diputado y ex ministro cuando desmintió a voces desde su escaño algunos de los indicadores económicos de los que presumió Zapatero. Llegó incluso a escribir sus consideraciones en un papelillo que hizo llegar a Rajoy, después de enseñárselo a Fátima Báñez. También arropó al líder de la oposición en la sesión de tarde su esposa, Elvira Fernández, parapetada en un discreto ángulo de una tribuna de invitados en la que también se pudo ver, a lo largo de la jornada, al presidente del Senado, Javier Rojo, junto a otro ex presidente de la Cámara Alta, Juan José Lucas, y a un par de jefes de gobiernos autonómicos: el de Aragón, Marcelino Iglesias y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Con vistas a los escaños socialistas y al que ocupaba la líder de su partido, Rosa Díez, se sentó el ex presidente del Foro de Ermua y promotor de UPyD, Mikel Buesa, muy atento a una sesión en la que no paró de tomar apuntes. No lejos se asomó al hemiciclo el líder de la UGT, Cándido Méndez. La elegancia parlamentaria la rubricaron Soledad Becerril y Jesús Posada con sus aplausos en la mención de Zapatero a las víctimas del terrorismo, y las ganas de bulla (además de Cañete, que continuó gesticulando) las pusieron las diputadas socialistas Leire Pajín y Elena Valenciano, muy crecida y cercana al núcleo duro de Zapatero: a Toño Alonso, el portavoz parlamentario, a Ramón Jáuregui y a un exultante José Blanco. En su retaguardia, Alfonso Guerra, que se entretuvo en internet durante una de las intervenciones de Rajoy. En otros momentos, sólidos y contundentes, no tuvo más remedio que escucharle. Ana Pastor (izda) y Elvira Fernández (centro) esposa de Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso de los Diputados IGNACIO GIL Rosa Díez estrenó escaño EFE Gaspar Llamazares, de IU, intercambia impresiones con los diputados de ERC I. GIL ABC. es Galería de imágenes de la sesión de investidura en www. abc. es Los presidentes Iglesias (Aragón) y Fernández Vara (Extremadura) I. GIL Vicente Martínez Pujalte, del PP, saluda a Pedro Solbes CHEMA BARROSO