Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Debate de investidura s Los nacionalistas también dicen no a Zapatero MIÉRCOLES 9 s 4 s 2008 ABC EL CANDIDATO SE QUEDA SOLO Gaspar Llamazares Portavoz de IU Francisco Jorquera Portavoz de BNG Ana Oramas Portavoz de Coalición Canaria Uxue Barkos Portavoz de Nafarroa Bai Rosa Díez Portavoz de UPyD Llamazares se quejó del sistema electoral, que ha castigado especialmente a IU, y puso como condición de cualquier respaldo una reforma de la ley. Mi fuerza política no puede votar a priori a favor de su candidatura le dijo a Zapatero, quien rápidamente le prometió la creación de una ponencia para estudiar la reforma del sistema electoral. Jorquera, representante de los dos diputados de BNG (los mismos que en 2004) anunció la abstención de su partido en la votación de investidura, aunque ofreció su mano tendida para llegar a posibles acuerdos con el Gobierno a lo largo de la legislatura. El portavoz del Bloque Nacionalista Gallego exigió un avance en el autogobierno. Zapatero no debatirá con el Grupo Mixto hasta hoy, pero sus portavoces adelantaron ayer sus posiciones. La portavoz de Coalición Canaria considera que el candidato a la Presidencia del Gobierno ha pedido la confianza a la Cámara mediante un discurso sin novedades y durante el que se ha mostrado continuista con su labor en la anterior legislatura. La diputada de Nafarroa Bai en el Congreso Uxue Barkos aseguró que en el discurso de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero han faltado propuestas concretas, lo que le llevó a mantener su voto negativo ante la votación de hoy. Barkos cree muy difícil apoyar a Zapatero cuando considera aliado al Partido Popular (UPN) en el Parlamento de Navarra. La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, definió como un poco desganado el discurso inicial de Zapatero en el debate de investidura y le reprochó que haya evidenciado una escasa ambición de país Díez subrayó que la intervención del candidato socialista estaba muy lejos de la posición de UPyD. Los nacionalistas catalanes y vascos tampoco se fían del candidato Zapatero se esfuerza y promete balanzas fiscales y estudiar el trasvase del Ródano M. CALLEJA MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero ha conseguido perder la confianza de sus socios en la pasada legislatura. Los nacionalistas catalanes no confían en él. Su portavoz se lo dijo sin matices, pese a los esfuerzos que hizo el candidato a la Presidencia del Gobierno ayer por aceptar la mayoría de las propuestas y las exigencias que le planteó el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida. Y los nacionalistas vascos siguen instalados en el escepticismo como dijo el portavoz del PNV Josu Erkoreka. No podemos otorgarle nuestra confianza. El tiempo dirá si se puede o no restablecer, pero hoy es imposible. Lo es porque tras la aprobación del Estatuto se quebró la confianza que aquel pacto generó reprochó Duran a Zapatero, quien, pese a todo, se volcó con ese grupo parlamentario. Urgimos al Gobierno a la publicación de las balanzas fiscales de manera oficial exigió el portavoz de CiU. Antes de dos meses, el Ministerio de Economía va a publicar las balanzas fiscales por primera vez en nuestro país prometió raudo Zapatero en su turno. El trasvase del río Ródano es hoy más que nunca garantía de paz entre territorios. Inicie las gestiones diplomáticas oportunas y necesarias con el Gobierno francés reclamó el portavoz nacionalista. Dicho y hecho. Zapatero prometió evaluar todas las soluciones incluida la del trasvase del Ródano, lo que sorprendió incluso a Duran: Es el primer presidente que se compromete a ello El candidato socialista se vio obligado a matizar que sería un proyecto a largo plazo Han transcurrido veinte meses desde que el Estatuto está en vigor, y no ha habido desarrollo alguno se quejó Duran. En un periodo razonable, en dos años, todo el contenido estará desarrollado replicó ufano Zapatero. -pactó con ERC para poder gobernar- Pese a todo, Duran i Lleida ofreció diálogo constructivo a Zapatero. El portavoz del PNV Josu Erko, reka, expresó también su falta de confianza hacia las propuestas del candidato Zapatero: Me temo que estamos donde estábamos comenzó. Recordó que hace cuatro años el PNV se abstuvo, y lo relató así: Eran otros tiempos. Usted parecía dispuesto a insuflar aire fresco en un ambiente irrespirable. Parecía inexplicable que un demócrata votara que no a su candidatura Los nacionalistas vascos se abstuvieron porque los contratos de adhesión en política no existen, ni aquí ni en Australia Y ahora, cuatro años después, ¿qué? Hoy no se aprecia tanto candor como en 2004. Entonces nos abstuvimos, y hoy seguimos instalados en el escepticismo comentó. Para justificar un poco más su decisión, Erkoreka apuntó que en las nueve investiduras de presidentes que ha habido en la democracia, el PNV sólo ha apoyado al candidato en dos ocasiones: a Felipe González en 1993, y a José María Aznar, en 1996: En ambos casos, con precio, y siempre parcialmente impagados, lo que contribuye a nuestra suspicacia En su respuesta, Zapatero fue mucho más duro con Erkoreka, al que reprochó la concepción mercantilista que tiene de la política, que con CiU. Le recordó que su proyecto para el País Vasco es el entendimiento, la convivencia, la Constitución y las leyes Seguridad y certidumbre, sí, aventuras, no le advirtió. Eran otros tiempos Duran mostró a Zapatero un estudio sobre balanzas fiscales IGNACIO GIL La espina clavada de CiU ERC muestra su decepción con Zapatero, pero no descarta acuerdos Joan Ridao se estrenó ayer como portavoz de ERC en la tribuna del Congreso con una parrafada en catalán, que el presidente del Congreso, José Bono, le permitió. Ridao pidió que ésta sea la legislatura en la que puedan usarse todas las lenguas cooficiales en el Parlamento. Tras el descalabro de los independentistas catalanes en las urnas (han pasado de tener ocho diputados a sólo tres) ERC comparte grupo parlamentario con IU- ICV gracias a dos diputados prestados del BNG. Ridao advirtió a Zapatero que su partido no le iba a otorgar su confianza, porque les había decepcionado Sin embargo, señaló que el PSOE es el mal menor, porque la alternativa es el PP y no descartó acuerdos futuros. Zapatero aprovechó para defender una España plural, con visión federalista lo que le supo a poco a Ridao. No es de extrañar que Duran i Lleida, en su segundo turno de palabra, se mostrara satisfecho por buena parte de lo que ha dicho el candidato. En ese momento, su voto se movía entre el no y la abstención. En la lista de reproches de CiU se encuentra también una espinita que tiene aún clavada: CiU ganó las últimas elecciones- -autonómicas- pero su partido no respetó el resultado Más información sobre la sesión de investidura en http: abc. es