Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES La crisis del Barça s Laporta se cae del pedestal MARTES 8 s 4 s 2008 ABC viene de la página anterior dean saben que a Laporta le tira mucho la política. Entre el aficionado azulgrana no gusta nada que el club se haya politizado tanto en este último lustro y muchos sospechan que el dirigente utiliza al Barcelona como trampolín para dar mítines y pedir votos. Es un personaje implicado en la causa catalana y no oculta que le gustaría que Cataluña obtuviese la independencia, algo que molesta a muchos aficionados de otros rincones de España. Formas cuestionadas. Acostumbra a mantener siempre una buena postura ante los medios, empleando un buen uso de la palabra, pero su explosión este fin de semana ha servido para desenmascararle. Pocos entienden este cambio de registro, en el que empleó un lenguaje faltón y un tono más propio de político que de presidente de club. Claro que también ha perdido las formas en casos sonados como la bajada de pantalones del aeropuerto, el enfrentamiento que mantuvo en la calle con el ex empleado Juanjo Castillo o el portazo con la posterior expulsión del chófer de su vehículo en el corazón de la ciudad. Prensa y afición. La misma hinchada que aplaudió en masa su llegada es ahora la que le reprocha su actitud. Hace cinco años era necesario un cambio drástico en el club, una brisa de aire fresco y una buena limpieza para acabar con el pestilente olor que impregnaba las paredes del Camp Nou. Pero ahora se ha girado el viento y, después de otro año decepcionante, Laporta pierde gancho entre el simpatizante. Y lo mismo pasa con la Prensa, considerada como el enemigo público número uno si no se le baila el agua a la Junta. Laporta ha hecho suyo el club y el deterioro con los medios de comunicación es evidente. Ha faltado transparencia en muchísimos casos y siempre que no se ha publicado algo del agrado del club se le ha puesto una cruz al medio en cuestión. Ronaldinho y la galactización. Por ser quien es merece un capítulo especial. Laporta toleró la ajetreada vida del brasileño e incluso se divirtió con él en más de una ocasión, pero ahora que el 10 ya no brilla la cosa cambia. Ha sido demasiado permisivo con la plantilla y al final ha reventado el vestuario. El primero en decirlo fue Eto o, al que quizá le fallaron las formas. Les ha mimado tanto como lo hizo Florentino en el Madrid. De hecho, en el Barcelona se repite punto por punto y coma por coma la etapa galáctica, sólo que en la Casa Blanca tuvo algo más de recorrido en éxitos. Sus polémicas en azulgrana Elefant Blau. En 1998 asume el liderazgo de dicha plataforma, contraria al régimen de José Luis Núñez. Laporta promovió una moción de censura, pero Núñez se mantuvo en el poder. Elecciones 2003. Se presenta a los comicios del 15 de junio de 2004 y gana siendo el candidato del Barça más votado de la historia (27.138 apoyos) En su programa promete fichar a Beckham, que acaba en el Madrid. Abonos. Al llegar subió el 40 del precio de los abonos y se le reprochó que no cumpliera con parte de su programa. Rompe con Rosell. En el curso 2004- 05 empiezan los problemas con Sandro Rosell, artífice del equipo doble campeón de Liga y de la Champions quien dimite junto a otros cuatro directivos. El cuñado franquista. Introduce en la Junta a su cuñado Alejandro Echevarría, conocido por su ideología franquista, quien ante el escándalo se ve obligado a dimitir. Bajada de pantalones. El 9 de julio de 2005 perdió los papeles y se bajó los pantalones en el aeropuerto ante la insistencia de la máquina detectora de metales. Lío con los estatutos. Se negó a convocar elecciones en 2006- -creía que debía hacerlo en 2007- pero una sentencia judicial le obligó a celebrarlas. Siete de siete. Vaticinó siete títulos en el curso 2006- 07 y se pegó un batacazo tremendo. Otros conflictos. Se insultó en plena calle con un ex empleado y echó al chófer de su coche. Este es el Laporta real, un ser incontrolable La oposición censura la actuación del presidente ante las peñas E. YUNTA BARCELONA. La oposición no está sorprendida por la actuación de Joan Laporta durante el encuentro mundial con las peñas azulgrana. De hecho, si algo le sorprende es que haya tardado tanto en mostrar su verdadero rol. Ayer, el día después de la primera pañolada al presidente del Barcelona, el tema estrella de toda tertulia era el de Laporta y su discurso. Al loro fue la expresión más repetida. El Laporta furioso y apasionado es el Laporta de verdad, dicen sus detractores. Este es el Laporta más auténtico, más real, el Laporta más visceral, más intransigente, más crítico y que menos acepta las críticas dijo Jordi Medina. Una vez más se saca la careta cuando las cosas no van bien. Cuando tiene una cámara delante procura hacer el papel de persona afable pero, cuando las cosas se tuercen, cuando no puede más, sale el auténtico Laporta, se dispara y todo este discurso de talante democrático desaparece automáticamente añade Jordi Majó. Este es el verdadero Laporta, la persona incontrolable que se baja los pantalones y entra en el club abriendo las puertas a patadas y chillando añade Josep Maria Minguella. Todos coinciden en que Laporta rozó el ridículo ante los peñistas. Llegó al poder como un nuevo Kennedy y ahora parece que pretenda ser el nuevo Chávez afirmó Medina- -líder de Un crit valent -a la agencia Efe. No es que crea que debería 5 6 Rijkaard escondió ayer al equipo de las iras de la afición dimitir hoy, sino que tenía que haberlo hecho hace tiempo. Cuando mintió con el tema de Alejandro Echevarría, cuando se bajó los pantalones en el aeropuerto, tras el asunto de las entradas de la final de París, cuando se peleó en plena calle con un ex empleado o cuando un juez le EFE obligó a convocar elecciones agregó Majó, candidato a la presidencia en 2003. Ayer hubo sesión de entrenamiento del Barcelona y el cuerpo técnico, consensuándolo con los futbolistas, decidió que la sesión de recuperación se realizaría sin la presencia de los aficionados para poder trabajar con más tranquilidad. No se les abrió la puerta y tuvieron que ver a sus estrellas estrelladas desde la barrera. No eran muchos, cerca de un centenar, pero más de uno estaba dispuesto a expresar su indignación. Los miembros de seguridad del club no recibieron orden alguna de facilitar el acceso al pueblo y la gente se quedó sin entrar en La Masía, campo habitual de entrenamiento del conjunto azulgrana. Finalizado el entrenamiento, Frank Rijkaard confesó que se había olvidado de dar la orden, aunque su cara delataba cierta ironía en su justificación. Ocultos a la afición José Miguel Mata 7 ¿QUIÉN ES EL EMBAUCADOR? E mbaucar: Engañar, alucinar, prevaliéndose de la inexperiencia o candor del engañado Laporta acusó ayer a los medios de embaucar a los aficionados azulgrana predisponiéndolos en su contra- -dijo del Barça, pero es que cree que el Barça es él- Al loro con aquellos que dicen ser del Barça porque, si no, no los leería ni los escucharía nadie No sé a qué medios se refiere el irascible Joan. Me pregunto si serán los mismos, o diferentes, que le ayudaron a llegar a la presidencia en base a una falacia, el fichaje de Beckham, cuando él era el último mono- -perdón, elefante- -de la lista de candidatos. Si serán aquellos, u otros, que le arroparon cuando metió al club en los Tribunales para no dar la cara- -o la careta- -por la ídem de cerdo y otros utensilios que mancharon la imagen de la entidad e hicieron mártir a Figo. Si se trata de esos, o no, que justificaron la traición al resto de clubes cuando en lugar de decir digo dijo Villar en las últimas elecciones pese al voto delegado de su patronal. Si serán los mismos, o distintos, que ocultaron cuando a él le interesaba los excesos de Ronaldinho justificándolos en lesiones y ahora, cuando a él dejó de interesarle, señalan con el dedo al brasileño. Si serán, o no, los que vendieron un patrocinio estratosférico económicamente para la camiseta que se quedó en cuento chino. Si serán... Puede que haya medios que dicen ser del Barça porque, si no, no los leería ni escucharía nadie Pero cuando se habla de embaucadores hay que tener la espalda bien cubierta y la conciencia limpia. De no ser por los medios, y por cómo los embaucó, Laporta hoy seguiría siendo un desconocido don nadie y sus ambiciones políticas, esas que dice no tener, sólo su sueño megalómano. ABC. es Siga toda la actualidad futbolística en http: www. abc. es deportes