Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MARTES 8- -4- -2008 ABC Mueren dos personas en Castilla y León por el consumo de vacas locas Junta y Ministerio piden calma, pues ambos casos se contagiaron antes de las medidas de control de 2001 JOSÉ LUIS MARTÍN VALLADOLID. El Ministerio de Sanidad y la Junta de Castilla y León confirmaron ayer la muerte de dos personas de esta Comunidad por el denominado mal de las vacas locas que se suman a un primer caso de una joven de 26 años producido en Madrid en julio de 2005. Se trata de un hombre de 41 años, E. F. informático y natural de una pequeña localidad de la Ribera del Órbigo (León) y una mujer de 51 años de edad, también leonesa, que fallecieron a causa de la variante humana de la enfermedad de Creutzfeldt- Jakob. El hombre ingresó el día de Reyes en el Hospital de Salamanca por no disponer de camas en León, tras encontrarse mal desde el pasado verano con cuadros de depresión, debilidad y ataxia. Falleció el 7 de febrero y hasta marzo no se conocieron los resultados de la necropsia, que confirmó el mal de las vacas locas Respecto a la mujer, anoche sólo se sabía que falleció el 28 de diciembre. Ambos casos fueron analizados en el Banco de Tejidos de Alcorcón, en Madrid, dirigido por Alberto Rábano. El director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, José Javier Castrodeza, recalcó ayer que ambos casos se produjeron por la ingesta de carne de vaca loca- -en el primer caso por comer vísceras- pero antes de 2001, cuando las adminismer caso fue notificado al Registro Nacional de Encefalopatías Espongiformes Transmisibles Humanas, del Instituto de Salud Carlos III, el pasado febrero, y que en la página web de esta institución ya estaban incluidas ambas muertes. Hace diez días, la Junta notificó el segundo caso. No se consideró necesaria ninguna otra actuación más allá del entorno del fallecido explicó la nota, aunque el representante de Castilla y León aclaró que debe ser el Ministerio el que decida Y es que la noticia fue dada a conocer ayer por el director del Centro Nacional de Referencia, Juan José Badiola, a una emisora de radio. Respecto al consumo de carne de vacuno, la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, pidió tranquilidad y garantizó que en la actualidad los controles de la carne de ternera son estrictos y exhaustivos sobre el 100 de los animales, para que ninguno salga a consumo con Encefalopatía Espongiforme Bovina. Todo indica que las dos víctimas consumieron carne de vaca loca aunque se está trabajando en los hábitos alimenticios de ambos a través de sus familiares. Los síntomas de esta enfermedad se manifiestan inicialmente con alteraciones neurológicas (trastorno mental y pérdida de la orientación) y motoras que tienen que ser En la localidad leonesa de Villanueva del Condado se halló en 2001 un enterramiento ilegal de reses traciones pusieron en marcha la estrategia de trazabilidad con los consiguientes controles de la carne de bovino. El consumo se produjo antes de ese año, cuando aún se desconocía la existencia de esta enfermedad en el mundo y no se habían aplicado las medidas de seguridad pertinentes. El Gobierno de Castilla y León y el Ministerio de Sanidad redactaron ayer una nota conjunta para dejar claro que la aparición de ambos casos se considera esporádica y no indica nuevos riesgos para la salud de la población, ya que entra dentro de las previsiones que se hicieron en toda Europa hace ya más de ocho años Ambas instituciones trasladaron un mensaje de tranquilidad a la población al asegurar que estos casos no tienen trascendencia de salud pública y, por lo tanto, no existe un problema sanitario en España. No obstante, se aventuraron a decir que es probable ABC que puedan surgir nuevos casos, pero siempre consecuencia de lo sucedido hace ya una década y no se necesita una estrategia de actuación ante ellos La lentitud en informar de ambos casos fue justificada por el director general de Salud Pública en que se trata de un proceso muy complejo, ya que el diagnóstico de esta enfermedad sólo puede realizarse post- mortem. Aun así, el representante del Ejecutivo castellano y leonés aclaró que el pri- Hábitos alimenticios