Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 s 4 s 2008 ESPAÑA 27 Malestar con el Gobierno por reducir 300 mandos militares en Ceuta y Melilla Esta disminución se verá compensada con un aumento de 650 efectivos de tropa en el Plan de Reestructuración de los Ejércitos PALOMA CERVILLA MADRID. La aplicación de los planes de reorganización de las Fuerzas Armadas empieza ya a tener sus consecuencias negativas en los militares afectados. En dos de las ciudades españolas más emblemáticas, por su situación estratégica y por su histórica vinculación con los Ejércitos, como son Ceuta y Melilla, el malestar comienza a ser patente. La reestructuración comienza a realizarse y se llevará por delante a un batallón de la Legión y otro de los Regulares de Melilla, así como a otras unidades. Estas unidades son el Grupo de Artillería de Costa, dos Batallones de Adquisición de Objetivos, dos Compañías de Defensa Contracarro, dos batallones de transmisiones y dos planas mayores de mando del Regimiento de Ingenieros. Aunque la nueva estructura de las Fuerzas Armadas comenzó a desarrollarse en 2007, es ahora cuando, a lo largo de este año, comenzará a aplicarse en Ceuta y Melilla. Concretamente, y según los datos que maneja el Estado Mayor del Ejército, en este primer semestre del año está prevista la disolución de una unidad del Grupo de Regulares de Ceuta número 54 y otra del 52, y una unidad del Tercio Duque de Alba de la Legión y del Tercio Gran Capitán. La amenaza sobre posibles traslados ha calado en el seno de los militares, y de ella se han hecho eco los dos gobiernos de las ciudades autónomas. En este sentido, desde el Gobierno melillense se ha afirmado que unos dos mil militares tendrán que abandonar Melilla, con el consiguiente perjuicio para la economía local. Sin embargo, aunque es cierto que habrá una importantísima reducción de mandos militares, según los datos a los que ha tenido acceso ABC, la realidad es que esta diminución se verá compensada con un aumento de tropa. Por lo tanto, en el cómputo final, el número de militares será similar al actual. Así, en la actualidad, en Ceuta y Melilla hay un total de 1.800 mandos militares (900 mandos entre oficiales y suboficiales en cada una de las dos ciudades, tanto de fuerza como de apoyo a la misma) En cuanto a la tropa, en el caso de Ceuta son 2.300 y en Melilla son 2.150. En total, hay 6.250 militares. Con los planes que se tienen que comenzar a aplicar hasta el 1 de enero de 2010, en Ceuta y Melilla hay que contar con una plantilla de 1.500 mandos militares (entre mandos de fuerza, que son 600 en cada una de las ciudades, y de apoyo a la fuerza, 150, también en cada una de las ciudades) a los que hay que sumar 5.100 de tropa (2.400 de fuerza y 150 de apoyo a la misma en cada una de las dos ciudades) En total, 6.600. Por lo tanto, y a la vista de estos datos oficiales, los mandos se ven reducidos en un número de 300, mientras que la tropa aumentará en 650. Aunque la reducción no es tal y como se ha planteado, lo cierto es que las fuentes militares consultadas por ABC reconocen que cada situación personal es un drama y que hay que hacer lo posible para que el impacto de los traslados sea el menor posible Uno de los factores que más problemas puede generar es el de los sueldos, ya que los destinados en Ceuta y Melilla tienen un salario superior. Para amortiguar este efecto negativo sobre los afectados se han articulado una serie de medidas para beneficiarlos. Así, los militares que tengan que salir de Ceuta y Melilla tendrán preferencia sobre los demás a la hora de cubrir las vacantes que soliciten. Con esta reorganización, el objetivo del Gobierno es alcanzar 23.500 mandos y una tropa de 58.250. Los planes del Gobierno, según recoge el Real Decreto 416 2006 de 11 de abril, es conseguir una reducción en el número de oficiales generales y oficiales y un aumento del número de suboficiales. El personal que se verá afectado por estos planes es de 15.500 en toda España, a los que hay que sumar 600 de la plantilla civil. El CSN descarta que exista riesgo radiológico en la provincia de Tarragona S. E. MADRID. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) descartó ayer, tras inspeccionar seis técnicos durante el pasado fin de semana la central nuclear de Ascó I, que exista riesgo radiológico en la provincia de Tarragona, aunque están analizando las actuaciones del titular de la instalación por posibles incumplimientos, lo que podría dar lugar a la apertura de un expediente sancionador. La inspección se realizó tras avisar la central el pasado 3 de abril de que se habían detectado partículas radiactivas procedentes del conducto de ventilación durante una vigilancia radiológica rutinaria que se lleva a cabo cada jueves. Por ahora, el CSN ha clasificado, de forma provisional, este suceso como un nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) a causa de las deficiencias en el control del material radiactivo, siendo 7 el nivel de mayor gravedad. Pero esa clasificación podría variar tras concluir toda la investigación, ya que esta escala permite que se vuelva a reclasificar el incidente a un nivel inmediatamente superior por otros motivos, como deficiencias en procedimientos o en la cultura de seguridad o fallos de causa común. En su comunicado, el CSN explicó que la inspección ha confirmado que el suceso que originó la contaminación se produjo durante las operaciones de limpieza en el edificio de combustible, realizadas durante la última recarga de la unidad I, el pasado 26 de noviembre. Aquel día se recogieron con una aspiradora los restos de agua y lodos del canal de transferencia que no habían sido extraídos por la bomba de vaciado. Y los 50 litros recogidos se vertieron en la piscina de combustible gastado, en una zona próxima a las rejillas de aspiración de la ventilación, contaminando así el sistema de ventilación de este edificio. En ese momento funcionaba la ventilación de emergencia, por lo que el aire pasaba por filtros de alta eficiencia que impidieron la emisión de material radiactivo al exterior. Sin embargo, el día 29 de noviembre se conectó la ventilación normal, que no filtra el aire. El CSN cree que fue entonces cuando se inició el arrastre de partículas contaminadas hacia el exterior a través de la chimenea. El número de militares en Ceuta y Melilla será en 2010 de 6.600 efectivos frente a los 6.250 actuales Suceso clasificado de nivel 1 Amenaza El Tercio Gran Capitán de la Legión, uno de los afectados por la reestructuración ABC Concentraciones de protesta y críticas contra Defensa La incertidumbre por estos traslados ha movilizado a las familias de los militares, inquietas por las cartas que han comenzado a recibir comunicándoles los traslados, y ya anuncian movilizaciones, según informa Carmen Echarri. El jueves tendrá lugar la primera concentración en la Plaza de África de Ceuta, aprovechando el arriado de la bandera. Estas familias rechazan la versión oficial y no creen al Gobierno, al afirmar que hasta que llegue julio y veamos que no pasa nada, que nuestros maridos siguen aquí, no nos creemos lo que dice este Gobierno. Si nada pasa, ¿por qué envían estas cartas? Por su parte, la Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume) ha alertado sobre la falta de información concreta y veraz por parte del Ministerio de Defensa y denuncia el baile de cifras propiciado por responsables de la Administración Pública Finalmente, el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP) ha decidido convocar hoy una Junta de Portavoces para buscar el apoyo unánime de los grupos políticos ante la reducción de militares.