Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 7 de Abril de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.714. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. La boda de mi mejor tenor La boda del siglo en Perú no ha tenido como protagonista a una actriz o un presentador de televisión, sino a un cantante de ópera: Juan Diego Flórez, que ha revolucionado Lima con su boda con Julia Trappe POR JULIO BRAVO ientras aquí en España nos lamentamos y nos indignamos porque Belén Esteban no tiene quien la vista (para su enlace, se entiende) en Perú han celebrado la boda del año. Las cinco mil personas que se agolparon en la plaza de Armas de Lima junto a las puertas de la Catedral, donde se celebró el enlace religioso, es prueba de la expectación despertada por los novios. Y quien se ha casado no ha sido un actor, una actriz, un presentador o presentadora de televisión, un aristócrata... sino un cantante de ópera- -arte, como bien se sabe, tan popular como la casquería en un menú infantil- El protagonista del enlace es Juan Diego Flórez, una de las grandes estrellas del actual firmamento operístico, que se ha casado con la ex modelo Julia Trappe, con quien ya había contraído matrimonio civil hace un año en Viena. El tenor peruano ha conseguido que la Catedral limeña abra sus puertas a un enlace por primera vez desde hace casi sesenta años. La última vez que se celebró una boda en dicho templo fue en 1969, cuando contrajeron matrimonio la princesa alemana Hilda Marie Gabrielle de Baviera con el peruano Juan Bradstock Lockett de Loayza. No es la primera vez que hace historia; hay que recordar que el tenor peruano, poseedor de una de las voces más seductoras del panorama operístico, tuvo que ofrecer un bis en febrero de hace un año. La boda, que celebró el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, fue retransmitida en directo por la televisión nacional peruana, y en la ceremonia se interpretó la Misa en Do mayor de Beethoven- -la obra con la que Flórez debutó en 1993, con apenas veinte años- Las agencias no se ponen de acuerdo EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno AGUA EN TREN n cuanto escuché que piensan llevar el agua a Barcelona en un tren, empezó a saberme mal el agua. Me recordó a aquella ocasión en la que llevaron también con cierta urgencia el agua en un barco hasta Mallorca y con las prisas y esas cosas no dejaron secar bien la pintura de la bodega, y el agua llegó contaminada. Conozco bien esta agua de barco porque en ella me bañé por vez primera. Nunca la bebíamos. Hasta con la pintura seca, jamás ha sabido bien el agua dulce que navega en buque. Me sabe bastante mejor el agua de un canal, incluso de uno esos canales que tienen el cauce recubierto de cemento y, entre sus juntas, germinan unas plantas acuáticas, parecidas a los jacintos de agua, que tienen unos tallos muy largos que siempre se está queriendo llevar la corriente. Esas plantas y esos musgos que colonizan espontáneamente el artificio que es un canal o una acequia, le dan buen sabor al agua. Quiero decir que si el agua corre al aire libre, aunque la obra suponga en principio un gran desaguisado para la Naturaleza, al final termina por volver la vida. Resulta curiosísimo que uno de los moluscos más amenazados del mundo, que es la almeja gigante de río, grande como una mano y con cuyo nácar hacían en Sástago mangos para cuberterías, tenga su mayor población en el Canal Imperial de Aragón que se construyó en el siglo XVIII para llevar el agua. Ya los romanos nos enseñaron que lo mejor para transportar el agua no era el burro, sino los canales y los acueductos. Y a ellos volveremos. Como cuando pasa la riada y el puente que se viene abajo, no es el viejo puente romano, sino el que hicimos nuevo. www. monicafernandez- aceytuno. com E M Juan Diego Flórez y Julia Trappe se besan tras su boda religiosa en la cifra de invitados; en cualquier caso, no menos de quinientos, muchos de ellos llegados a Lima especialmente para la ocasión. No pudieron estar Bryan Adams, amigo de la pareja, que tuvo problemas con su vuelo, ni tampoco Nicoletta Mantovani, viuda de Luciano Pavarotti, que señaló en una ocasión a Flórez como su heredero. El novio llegó a la ceremonia acompañado por su madre, María Teresa French, escoltado por la Policía; como manda la tradición, la novia llegó diez EFE minutos tarde; le acompañaba su padre, Wilhem Trappe, y vestía un diseño de Massimo Gasparón blanco, estilo princesa, con un corpiño tejido con cristales de Swarovksi y un largo velo de tul que se confundía con la extensa cola según las crónicas. El peinado, estilo años sesenta, estaba coronado por una tiara de cristales, oro y platino Del traje del novio no se cuenta nada; iba... vestido de novio, como es natural. Que se sepa, ni él ni ella han tenido problemas para conseguir diseñador.