Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA LUNES 7 s 4 s 2008 ABC SIMA, un año después La caída de la demanda y las suspensiones de pagos acucian a las empresas, y harán que el Salón Inmobiliario de Madrid tenga un 38 menos de oferta POR MARIO SÁNCHEZ GUILLÉN MADRID. Un pabellón de la Feria de Madrid (Ifema) menos, 98.881 viviendas en oferta por debajo, 22.000 metros cuadrados menos de superficie bruta, 550 empresas participantes frente a las 800 del año pasado, una previsión bastante más cautelosa respecto al número de visitantes que se esperan... mucho ha llovido en este último año en el sector inmobiliario como para que el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) la feria sectorial más importante del país junto al Barcelona Meeting Point, no lo acuse. En realidad, han sido sólo diez meses los que ha pasado desde que SIMA 07 abriera sus puertas el 29 de mayo de 2005 hasta mañana, cuando se inaugure la décima edición, que durará hasta el sábado. Entonces se presentaba con una oferta que suponía nadar contracorriente respecto a la tendencia del sector (257.918 viviendas, un 38 más que en 2006) Ahora, tras diez meses de ajetreo y noticias negativas, el sector parece haber plegado velas para esperar tiempos mejores. LA CRISIS AFECTA AL SALÓN INMOBILIARIO DE MADRID SIMA 2007 SIMA 2008 Variación N de viviendas ofertadas Empresas participantes Superficie bruta N de viviendas en España N de viviendas en el extranjero VPO Porcentaje de vivienda extranjera Oferta en Málaga Oferta en Murcia Oferta en Alicante Oferta en Madrid Suelo no residencial (mill. m 2) 257.918 800 102.000 214.071 43.846 16.257 17 21.052 21.123 21.615 37.746 48 159.067 550 80.000 116.399 42.668 5.806 25 12.274 4.364 8.351 35.947 113 -38,3- 31,2- 21,5- 45,6- 2,7- 64,2 8,0- 41,7- 79,3- 61,4- 4,7 135,8 La oferta de vivienda nacional ha caído desde las 257.918 unidades que se pusieron a la venta en 2007 hasta las 159.067 de este año, un 38,3 menos. Una bajada espectacular para hacer frente a una demanda castigada por los tipos de interés y el miedo a la devaluación de las propiedades. Al ver los datos por comunidades se obtiene otra conclusión: la oferta de segunda residencia, generalmente en la costa, es la que más se ha visto afectada, mientras que la pri- mera residencia mantiene el tipo mejor. Así se explica la espeluznante bajada de oferta en autonomías como Andalucía, el año pasado la que más viviendas llevó a SIMA de toda España, y que este año ha bajado un 60 hasta las 20.666 unidades. La otra potencia residencial costera de España, la Comunidad Valenciana, también sufre un bajón considerable. De las 40.079 casas ofertadas el año pasado a las 16.887 de este año media una caída del 57,8 En el caso de la Región de Murcia, que el año pasado fue la tercera que más oferta trajo a SIMA, la caída de oferta puede considerarse un desplome. De 21.123 viviendas que se ofrecieron en 2007 ha pasado a tan sólo 4.364, un 79,3 menos. Además, la promotora más representativa de la Región, Polaris World, no acudirá este año al Salón cuando en 2007 presentó un stand de diseño de 478 metros cuadrados. Sin duda, las presuntas implicaciones de esta compañía en el caso de corrupción en Torre Pacheco son ahora una prioridad mayor para Polaris World, que es un ejemplo de las nuevas empresas surgidas al calor del desarrollismo residencial de la última década. Mientras tanto, la oferta de vivienda fuera de España- -sobre todo en países con precios bajos y buenas perspectivas de revalorización de los inmuebles- -ha conseguido capear el envite de la crisis del sector presentando tan sólo un 2,7 menos de viviendas que el año pasado. Este año, se comercializan en la feria 42,668 viviendas fuera de España, lo que la confirma- -que llegó a ser la mayor feria inmobiliaria del mundo por superficie en 2006- -como una referencia para los empresarios extranjeros, que ven en España un país con gusto para la inversión inmobiliaria y con inversores con capacidad económica. El SIMA también demostrará que otros sectores, como oficinas, naves industriales u hoteles, no sienten tanto la crisis e intentan coger el relevo al residencial. El suelo no residencial que se comercializará este año ha subido un 135,8 hasta los 113 millones de metros cuadrados. Juan Velarde Fuertes LOS QUE MEJORARON LA ECONOMÍA U n economista español no puede dejar en silencio la muerte de Pedro Zaragoza Orts. Conviene aclararlo. La economía española, para su desarrollo, se ha basado siempre en expansiones derivadas de impulsos procedentes del exterior. El progreso del siglo XVI, a la exportación de la lana se debía. La consolidación del siglo XVIII, al papel de la plata americana. A lo largo del siglo XIX, muchos avances procedieron de la exportación de vino; simultáneamente, de la llegada masiva de capitales extranjeros, tras la consolidación del reinado de Isabel II con los moderados primero, y, desde luego, con las facilidades del bienio progresista. A caballo de los siglos XIX y XX, el gran movimiento positivo de nuestra economía se produjo con la exportación de minerales y con la entrada, tras 1898 y las medidas de Fernández Villaverde, de capitales procedentes de las Américas. A continuación, incluso en medio de la Gran Depresión, fue esencial para que no se hundiese nuestra economía, la exportación hortofrutícola, y muy especialmente, la de agrios. Para sacarnos de la crisis económica que se prolonga de 1936 hasta los inicios de los años 50, y de ahí en adelante, fue fundamental el auge del turismo. Esa novedad, de la incorpo- ración del turismo a nuestra economía, tuvo protagonistas importantes, como Gabriel Arias Salgado; el oscurecido, pero esencial, Eduardo del Río, y desde luego Fraga y su equipo. Pero no es posible ignorar en ese conjunto, a Pedro Zaragoza Orts. Y eso porque a él se debe haber creado un lugar atractivo para las clases medias europeas, Benidorm, al modo como en Estados Unidos surgió Atlantic City. Benidorm, una pequeña localidad de pescadores, que había experimentado un choque como consecuencia de un temporal, gracias a la visión de su alcalde, Pedro Zaragoza, -ahí está su Plan de Ordenación Urbana, por ejemplo- acertó a integrarse en una serie de procesos de la política económica española que la transformaron, como ahora es, en una enorme ciudad de servicios, volcada exclusivamente a la atención de un turismo de no muchos ingresos, pero con excelentes resultados, por su carácter masivo, no sólo para la localidad, sino para reforzar con esta contribución el conjunto de nuestro progreso. El Mediterráneo español se ha convertido, gracias a la conexión comercial de la economía de la Unión Europea con los grandes mercados del Pacífico y del Índico asiáticos, en un elemento básico de nuestro futuro. Por el Índico, el mar Rojo y el Mediterráneo, la prosperidad, y es posible que la opulencia, como atinó a observar el profesor Prodi, llegan, concretamente a los puertos de Algeciras, Valencia, Barcelona, Tarragona y Cartagena, e impulsan así al conjunto de España. Pero también lo hace el turismo europeo. La Costa Brava, Mallorca e Ibiza, la Costa del Sol, Canarias, Madrid, y, concretamente Benidorm, eso mismo proporcionan. Y a hombres como Pedro Zaragoza se debe.