Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7- -4- -2008 Profanan tumbas musulmanas en Francia, con pintadas contra la ministra de Justicia Rachida Dati 29 Cuarenta detenidos al paso de la antorcha por Londres Las protestas contra China convierten en caótico el recorrido hasta Downing Street EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Una cuarentena de detenidos dejó ayer detrás de sí la antorcha olímpica a su paso por Londres, a la espera hoy de otra jornada complicada en París. Miles de manifestantes en contra de China y en favor del Tíbet convirtieron en caóticos buena parte de los 50 kilómetros de recorrido por la capital británica, ciudad que organizará los Juegos Olímpicos de 2012. En una jornada de continuos altercados, en la que el frío y la nieve no impidieron la presencia de público en las calles, hubo frecuentes rupturas del cordón policial, formado por unos dos mil agentes a pie, a caballo y en bicicleta. Los momentos más tensos se produjeron cuando dos activistas usaron un extintor para apagar el fuego olímpico, algo que no consiguieron, y cuando otro llegó a agarrar la propia antorcha. Algunos relevistas ni siquiera pudieron correr ante la presión de los manifestantes, en su mayoría británicos, aunque también había personas de origen chino. La organización tuvo incluso que subir el fuego olímpico a un autobús para superar la tensión en ciertos tramos. La llama había aterrizado en avión el sábado por la noche proveniente de San Petersburgo. Ayer, arrancó su paseo por Londres en el estadio de Wembley, y fue llevada por todo el centro de la ciudad por unos 80 atletas y diversas personalidades británicas hasta alcanzar Greenwich, donde llegó en barco, después de ser transportada corriendo y en bicicleta. La participación en el relevo de la embajadora china en el Reino Unido, Fu Ying- -que se tenía por especialmente conflictiva- fue en realidad uno de los momentos más tranquilos porque el itinerario fue modificado sin previo aviso. Primero, la Embajada anunció que Ying no tomaría parte, con el fin de despistar a los grupos de protesta. Luego se cambió de improviso el paso de la caravana en varias calles para que pudiera llevar laantorcha sin problemas. Especialmente difícil para la Policía metropolitana, que desplegó unos dos mil agentes y aún así tuvo que enviar refuerzos, fue mantener el control en la zona de Downing Street, donde se habían congregado unas 500 personas con pancartas contra los Juegos de Pekín y el régimen chino, y que coreaban lemas reclamando libertad para el Tíbet El primer ministro, Gordon Brown, recibió con ese ruido de fondo la antorcha a la puerta del 10 de Downing Street, en un gesto que fue criticado por la oposición liberal- demócrata y por algunas voces laboristas. Creen que una cosa es que el Reino Unido no se sume al boicot contra la inauguración, para que tampoco haya retiradas en las olimpiadas de Londres dentro de cuatro años, y otra es apuntarse con tanto entusiasmo al paso de la antorcha, cuando los enfrentamientos en el Tíbet llenan los titulares de la prensa mundial. La canciller Merkel ha anunciado que no asistirá a la ceremonia de apertura de los Juegos, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, asegura que tampoco acudirá si China no abre conversaciones con el Dalai Lama. Llega a París en secreto Un activista llegó a agarrar la antorcha e intentó apagarla; otros dos usaron extintores, también sin éxito Hoy la antorcha recorrerá París, donde se esperan nuevas protestas contra Pekín. En previsión de más disturbios, la llama olímpica llegó poco antes de la medianoche al aeropuerto Charles de Gaulle en medio de estrictas medidas de seguridad y pasó la noche en un lugar secreto de la capital francesa. Para eludir a los partidarios del boicot se dijo inicialmente que la antorcha llegaría en el tren Eurostar, aunque finalmente se confirmó su llegada en avión. Un fuerte dispositivo velará hoy para que no se produzcan más incidentes cuando a partir del mediodía siga su recorrido por las calles de París. ABC. es Galería de imágenes sobre los incidentes en la capital británica en abc. es internacional