Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7- -4- -2008 ESPAÑA 19 pública en junio de 2007, con un plazo para presentación de ofertas hasta el siguiente 13 de agosto y un máximo de 18 meses de ejecución de obras. Es evidente que una mayoría de las plantas desalinizadoras previstas por el Gobierno no entrarán en servicio antes de que acabe este 2008. Aunque Medio Ambiente insista en que trabaja en la implantación de una nueva política del agua, con la que contribuye a resolver las necesidades de agua, al pasar de un regimen tradicional de gestión de los recursos a un nuevo modelo sostenible y racional, tanto desde el punto de vista de la planificación como de la ejecución de infraestructuras hidráulicas CiU vende caro su apoyo a Montilla en la lucha contra la sequía Artur Mas exigirá hoy al presidente de la Generalitat que rectifique a Baltasar por mentir sobre el trasvase del Segre MARÍA ANTONIA PRIETO BARCELONA. Llover, no llueve, pero al consejero de Medio Ambiente de la Generalitat, el ecosocialista Francesc Baltasar, el agua le llega hasta el cuello. A medida que pasan los días empieza a extenderse la idea de que todo habría transcurrido por un camino muy diferente si desde un principio se hubiera llamado a las cosas por su nombre, facilitando información clara y precisa a los ciudadanos sobre los planes para abastecer de agua potable el área de Barcelona a partir del próximo otoño. No ha sido así y las improvisaciones y los globos sonda lanzados desde el departamento de Medio Ambiente de la Generalitat sólo han contribuido a aumentar el desconcierto entre unos ciudadanos que ya sufren las primeras restricciones y que empiezan a familiarizarse con conceptos como transporte de agua en barcos, desaladoras o conexión de redes, mientras el consejero encargado de la política del agua llama captación a lo que es un trasvase de agua del río Segre al Llobregat. Baltasar ha gestionado la crisis de tal manera que no sólo ha abierto una vía de agua entre los socios del tripartito- -que no se aclaran ni entre ellos ni con los demás- -sobre la conveniencia de trasvasar agua del Segre, sino que ha provocado una crisis institucional entre la Generalitat y el Gobierno en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero, que no quiere ni oír hablar de esta posibilidad. El presidente del ejecutivo catalán, José Montilla, podría contar con la inesperada comprensión de CiU si, previamente, desautoriza a Francesc Baltasar. El líder de CiU, Artur Mas, que hoy se reunirá con Montilla para tratar de consensuar propuestas contra la sequía extrema que padece Cataluña, pedirá al mandatario catalán una rectificación en toda regla por la demagogia con que se ha tratado el trasvase del Segre, afluente del Ebro. Pese a que asistirá al encuentro con sentido positivo y constructivo decidido a apoyar las medidas que sea necesario adoptar, aunque sea de manera puntual, Mas dejó claro ayer que a partir de ahora el tripartito debe llamar a las cosas por su nombre y un trasvase es un trasvase Así que ins- Plasmado en julio de 2005 Eran, esas desalinizadoras, actuaciones de extraordinaria y urgente necesidad cuando el Gobierno socialista derogó el Plan Hidrológico Nacional en lo que se refiere al trasvase del Ebro. Fueron, en lenguaje administrativo, calificadas de prioritarias y urgentes Y ese compromiso escrito quedó plasmado en julio de 2005: todas las plantas desalinizadoras entrarán en servicio antes de terminar el año 2008 A la ministra Narbona le quedan menos de nueve meses para cumplir su compromiso. Trasvase del Ródano La dirección de ICV también desautoriza a su consejero: Hay que llamar a las cosas por su nombre tó al Gobierno catalán a dejar de mentir en materia de agua Mas también exigirá a Montilla que estudie la posibilidad de trasvasar agua del Ródano. Claro que eso sería en una segunda fase, porque los nacionalistas entienden que, hoy por hoy, hay que optar por soluciones urgentes que permitan abastecer de agua potable a cinco millones de habitantes del área de Barcelona a partir del próximo otoño. Las presiones sobre Baltasar llueven también desde su propio partido. El secretario general de Iniciativa, Jordi Guillot, reconocía ayer que Medio Ambiente se ha equivocado al hablar de captación de agua del río Segre. Hay que llamar a las cosas por su nombre. Estamos hablando de un trasvase de agua temporal de una cuenca a otra sostuvo. En referencia al juego de equilibrios que debe hacer su formación para evitar herir a su electorado, Guillot señaló que formar parte de un gobierno requiere ser coherente con nuestro proyecto y realista al mismo tiempo También los jóvenes de Iniciativa criticaron ayer la falta de transparencia, diálogo y claridad del consejero Francesc Baltasar, a quien acusaron de confundir a los ciudadanos con su particular uso de los conceptos.