Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6- -4- -2008 DEPORTES www. abc. es deportes 99 Héctor entra en plancha a Robben en una acción del partido REUTERS Al Madrid el empate no le sabe mal La expulsión de Sergio Ramos (minuto 65) descompuso al equipo y lanzó a un Mallorca que pudo hasta ganar Mallorca Real Madrid 1 1 llorca y viajaba a toda velocidad hacía el título de Liga cuando a la hora y poco de partido Sergio Ramos fue expulsado por doble amonestación. Lo que parecía hasta entonces que iba a ser otro golpe de autoridad del líder pasó a ser un suplicio hasta el final. Parece imposible que una acción, una circunstancia aislada, pueda cambiar tanto un partido de fútbol. El Mallorca encontró petróleo y aprovechó su superioridad numérica para buscar la victoria con un ahínco y una intensidad no demostrada hasta entonces. Todo lo contrario le ocurrió al Madrid, que perdió el rumbo, se encogió y se agarró al empate como mal menor. Finalmente lo consiguió, no sin sufrir hasta el último suspiro porque los locales tuvieron claras ocasiones de ganar. Buen partido y un tiempo para cada equipo, por lo que el empate se puede y debe considerar justo. Premió Schuster a los que habían ganado al Sevilla, aunque para ello tuviera que dejar en el banquillo al mismísimo Pepe, además de a Robinho, que está purgando su baja forma después de la lesión. Partido abierto. El control, la posesión, era del Madrid... porque también le dejaba el Mallorca. El equipo de Manzano prefiere el contragolpe. Agazaparse en su campo para lanzar sus flechas. Lo intentó sobre todo por la izquierda, por donde corre el galgo Jonás, pero el equipo estaba tan replegado que las contras siempre pillaban a Güiza y Arango muy lejos del área rival. Se asoció el once de Schuster en torno al balón y por el centro. Sólo Robben, cambiándose de banda continuamente, buscaba los costados y fue por allí precisamente, por el derecho, por donde fabricó la jugada del primer tanto cuando ya la primera parte tocaba a su fin. Hasta entonces su equipo había jugado bien. Había combinado con soltura en el medio campo y había disparado a puerta más que en otras ocasiones, sin duda por consigna del entrenador. El triunvirato Guti- GagoSneijder va ganando peso específico. Cada uno con sus características. Se complementan con orden. Se buscan con inteligencia y se reparten el ancho del campo con la ayuda de los laterales en las bandas. Son tres peloteros de los que nunca hacen asco a tener el balón y eso se nota, aunque sea Guti, por supuesto, quien más lo pida, lo tenga, lo juegue y lo disfrute. La tranquilidad de un primer tiempo muy apacible sólo se rompió pasada la media hora, cuando Daudén consideró que Arango había hecho falta a Sergio Ramos previamente a que Navarro aprovechara el rechace para marcar. Cierto es que el árbitro había anulado la jugada, pero también que la infracción no existió. Tampoco consideró penalti una mano de Cannavaro en su área, ya con el Madrid por delante. El resultado modificó los papeles en el segundo tiempo. El Madrid se echó atrás y el Mallorca se vio obligado a tomar la iniciativa, pero sin apenas llegadas al área. Entonces fue cuando llegó la expulsión de Sergio Ramos y pasó todo lo expuesto ya. Se lió Schuster a la hora de los cambios. Sacó primero a Diarra para colocarle en la posición del expulsado y después del empate rectificó dando entrada a un lateral, Torres. Diarra pasó al medio y todo el equipo se replegó en su parcela para conservar un punto que al final dio como bueno. Mallorca (4- 4- 2) Moyá; Héctor (Webó, m. 78) Ramis (D. Navarro, m. 28) Nunes, F. Navarro; Varela (Valero, m. 67) Bassinas, Ibagaza, Jonas; Güiza y Arango. Real Madrid (4- 3- 3) Casillas; Sergio Ramos, Cannavaro, Heinze, Marcelo; Guti, Gago, Sneijder (Torres, m. 74) Higuaín (Diarra, m. 67) Raúl (Baptista, m. 80) y Robben, Árbitro: Daudén Ibáñez. Expulsó (m. 65) a Sergio Ramos por doble amonestación. Amarillas a F. Navarro, Varela, Heinze y Casillas y Valero. Goles: 0- 1. m 43: Sneijder. 1- 1, m. 72: Borja Valero. ENRIQUE ORTEGO A estas alturas de temporada un punto, cuando se puede ganar, primero, pero también se puede perder. después, nunca sabe mal. Es decir, sabe hasta bien. El Real Madrid ganaba con cierta tranquilidad en Ma- Un gol de Sneijder adelantó a los de Schuster, que mandaron y jugaron un buen primer tiempo