Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6- -4- -2008 Gádor Ongil, consejera de Familia y Asuntos Sociales Las urgencias sociales atienden en un año a 2.700 sin techo ancianos o maltratadas 63 Julio Bravo MOTINES NECESARIOS a palabra motín- -que el diccionario de la RAE define como movimiento desordenado de una muchedumbre, por lo común contra la autoridad constituida -proviene del término francés mutin que significa insumiso, rebelde Son dos términos que están en el espíritu mismo del teatro. El escenario es- -o debería ser, no siempre lo consigue- -un hogar para la rebeldía y la insumisión, un espacio donde la libertad puede y debe ser absoluta; donde a la palabra, al pensamiento y a la opinión se le ha de quitar cualquier mordaza. Los motines siempre han sido incómodos para quienes se han establecido en el poder. Y el teatro debe también incomodar conciencias, agitar almas, remover a los espectadores a través de la emoción, de la risa, del llanto, del miedo, del amor, de la ternura; hacerles sentir, reflexionar, meditar, a través de la comedia o de la tragedia; debe hacerle sentirse bien, o mal, pero sentir... Debe alzar su voz sin temer las consecuencias. El teatro que se arrodilla es un teatro inútil. No hay, por tanto, mejor vehículo para recordar episodios como el motín de Aranjuez que el teatro. Al fin y al cabo, este arte nació para que unos contaran a otros lo que pasaba fuera, y ha sido siempre uno de los grandes aliados que ha tenido el ser humano para contar su historia y sus historias. Que es lo que al fin y al cabo quieren las gentes del teatro: contar historias a los demás. La representación del motín de Aranjuez- -que este año se ha enmarcado dentro de los actos de celebración del bicentenario del 2 de mayo de 1808- -es una manifestación popular, como la Pasión de la localidad barcelonesa de Esparraguera o el Lope de Vega que se representa en la localidad cordobesa de Fuente Obejuna; son los propios ciudadanos quienes suben al escenario y se convierten en actores ocasionales para recordar su historia. El teatro hace así que, por unas horas, el pueblo se amotine en contra del olvido. L La familia real rodea a Carlos IV en un momento de la actuación de anoche a la calle para que el pueblo aprenda de los errores y aciertos del pasado Detrás de todo el espectáculo subyacía un sentimiento generalizado. No hacía falta que un orador explicara qué ocurría en Madrid, hace ahora 200 años. Hay que tomar conciencia de lo que hicieron nuestros antepasados por nosotros explicaba Juan Manuel. Aquí, con este acto, es como surge nuestra verdadera libertad argumentaba. ¿Acaso alguna vez el pueblo español se había unido tanto por una misma asientos, la organización se encargó de solucionar el problema, y no hizo falta paralizar el espectáculo, al que acudió la consejera de Medio Ambiente, Beatriz Elorriaga. La representación sirvió para dar a conocer un poco más de nuestra historia. Un pueblo que, ante los rumores de huida de los Reyes, se amotina frente al Palacio Real de Aranjuez, lo que provocara la deposición de Godoy, la abdicación de Carlos IV y el acceso al trono de Fer- FOTOS: ANGEL DE ANTONIO Los trajes goyescos, la actuación del ballet y las rondas musicales hicieron las delicias de un entregado público Nociones de historia causa? preguntaba retóricamente a uno de sus nietos. Aunque con los primeros compases un grupo del público comenzó a protestar para que el resto de gente ocupara sus Un impresionante escenario de 400 metros cuadrados El espectáculo de ayer está organizado por la Fundación 2 de Mayo Nación y Libertad de la Comunidad de Madrid y por el Ayuntamiento de Aranjuez. Además, contó con el patrocinio de la Fundación Caja Madrid, que aportó los 300.000 euros del presupuesto del montaje. En total, más de 200 actores en un escenario de 400 metros cuadrados y con 300.000 vatios de luz y sonido. La representación es una recreación de los hechos históricos acaecidos entre el 17 y el 19 de marzo de 1808, según la crónica de Benito Pérez Galdós, teatralizados por el dramaturgo Juan Copete y el director teatral Paco Carrillo Los actores son vecinos de Aranjuez que ensayaron durante dos meses la representación, que duró hora y media y recreaba ambientes de la Corte y lugares emblemáticos de la ciudad ribereña. La de ayer fue la primera ocasión en la que la escenificación tenía lugar en Madrid y no en Aranjuez, donde se celebra desde hace 26 años en el mes de septiembre. Desde 1990 está declarada Fiesta de Interés turístico Nacional. nando VII, que fue de inmediato convocado por Napoleón a Bayona sin que se atreviera a resistir semejante orden. También fueron muy aplaudidas las actuaciones que realizó el ballet. Los bailes típicos de la época (pavanas y seguidillas) conseguían amenizar una obra que consiguió mantener al público expectante, gracias al dinamismo de los diálogos y a la efusividad con la que los noveles actores ponían todo su empeño. Por su parte, las canciones fueron representadas por el grupo de folk Algibe, que se había encargado de realizar un riguroso estudio de las canciones de la época. La muerte de Godoy puso fin a un acto que ha sido el punto de partida del Bicentenario del Dos de Mayo. Esto ha arrancado bien comentaba satisfecho uno de los componentes de la organización. Por delante quedan importantes exposiciones, decenas de actos y hasta la visita de los Reyes a Móstoles el próximo 2 de Mayo. Más información en: www. fundaciondosdemayo. es