Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID www. abc. es madrid DOMINGO 6- -4- -2008 ABC Miles de personas reviven el Motín de Aranjuez en la plaza de Oriente La obra, que se representa por primera vez ante el Palacio Real, arranca el Bicentenario JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Doscientos años después, la lucha de un pueblo por su libertad y la de su Nación, España, volvía a levantar- -esta vez en forma de fervientes aplausos- -a miles de ciudadanos, que se concentraron anoche en la plaza de Oriente para revivir el histórico Motín de Aranjuez. Con el Palacio Real como inigualable telón de fondo, más de 200 actores no profesionales- -vecinos de Aranjuez- -se encargaron de desarrollar una vibrante actuación, en la que el pueblo estuvo muy presente, tanto dentro del escenario como fuera. La afluencia al acto, que por primera vez se celebraba frente al Palacio Real y salía de los muros del Palacio de Aranjuez (donde se viene representando desde hace 26 años) fue tan masiva que desbordó las previsiones. La organización dispuso de más de 2.500 sillas solamente para acomodar a las personas mayores. Con una terrible pesadilla de Godoy- -en la que el pueblo le turbaba con su presencia- el valido de Carlos IV fue el personaje con el que comenzó el espectáculo, a las nueva y media de la noche. Incluso la iluminación del El público que abarrotaba la plaza de Oriente disfrutó con los bailes populares de la época lugar hacía entusiarmarse a los asistentes, pues en la fachada del palacio se sucedían imágenes de conocidos cuadros de Goya; y otras menos populares, que se correspondían con lo que se veía encima del escenario, como los balcones del antiguo Aranjuez repletos de ciudadanos protestando al unísono. Los efectos ópticos también tuvieron su protagonismo durante la actuación, con destellos representando momentos de tensión; ráfagas para las actuaciones más emotivas; o decenas de luces de colores mientras actuaba el ballet Villa de Madrid Tampoco se quedó atrás la elección musical, con rondas del siglo XIX; los trajes goyescos hicieron las delicias del público. Es precioso comentaban Manuela y su marido, no nos esperábamos esto Y es que la mayor parte del público que se acercó al Palacio Real (algunos desde hora y media antes de que comenzara la actuación) apenas tenía conocimiento de que esta misma obra se representa, con el mismo ahínco e ilusión, todos los años en los alrededores del Palacio Real de Aranjuez. Hemos venido porque ya teníamos buenas referencias comentaba Isabel. Sin embargo, otros muchos pasaban por allí y, ante las impresionantes estructuras montadas en plena plaza de Oriente, decidieron quedarse. Íbamos a ir a cenar, pero hemos decidido reservar un sitio y disfrutar de la obra La noche también acompañaba (había una temperatura de 14 grados) y favoreció el éxito de público. Para algunos, como Javier, estudiante de Historia, era una verdadera oportunidad para descubrir y entender lo que pasó hace 200 años Se mostraba entusiasmado por el hecho de que la cultura salga Una gran puesta en escena Acompañó el buen tiempo A VER SI UN PRODUCTOR ME ECHA EL OJO Entre los 200 ciudadanos de Aranjuez que ayer salieron a escena, sólo tres eran actores. El resto, aficionados que se quieren quitar la espina del teatro J. M. C. MADRID. Francisco, Alfonso, Begoña y Ana. O lo que es lo mismo: Carlos IV Godoy, Ma, ría Luisa de Parma y Pepita Tudó. Entre bambalinas, se notaba la ilusión con la que los 200 vecinos de Aranjuez representaron el famoso motín. Una ilusión especial porque, pese a no ser actores, actuaban frente a miles de personas. Detrás de la figura del Rey se esconde Paco Ruano, trabajador de Patrimonio Nacional en Aranjuez. Como sus compañeros, lleva muchos años encargándose de figurar entre el elenco del Motín de Aranjuez. Es como una segunda profe- sión, algo muy vocacional, porque tenemos que sacrificar parte de nuestro tiempo libre para ensayar comentaba apasionado. Entre los noveles actores, familias completas. Esto pasa de padres a hijos, y se van incorporando familiares, porque se crea muy buen ambiente en los ensayos explicaba Alberto Rodríguez, quien representaba al Marqués de Caballero. Cuando lo hacíamos en Aranjuez, parecía que estábamos más arropados por los vecinos admite. Aquí es mucho más impresionante Detrás de la figura de Pepita Tudó se esconde Ana Beltrán. A sus 25 años, decidió dejar el mundo del espectáculo (era actriz profesional) y se trasladó a una huerta ecológica para trabajar como agricultora. Pero como el gusanillo del escenario permanece latente, admite que le gusta actuar, aunque sólo alguna vez La Reina (Begoña Navarro) es una veterana en esta particular compañía teatral. Desde 1983, ha ido pasando por varios personajes, y reconoce que es toda una aventura en la que lo pasas bien Mucho más en serio se lo tomaba Alfonso Moreno, quien se encargaba de representar a Godoy. Para este joven de 30 años, actor de profesión, suponía una verdadera oportunidad. A ver si algún productor me echa el ojo... explicaba entusiasmado y nervioso.