Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La directiva de servicios, primera revolución a la europea DOMINGO 6 s 4 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) bertad de establecimiento y a la libre circulación de servicios. Con ello se persigue que el acceso a los mercados europeos sea lo más libre de regulaciones posible. No obstante, se establecen excepciones como la exclusión de servicios de interés general prestados por el Estado o de interés económico general En base a estos principios se deberá cambiar desde la burocracia administrativa, al exigir simplificar los requisitos y crear una ventana única hasta eliminar las discriminaciones basadas en la nacionalidad, incluida la desaparición de autorizaciones discriminatorias. La propuesta de directiva se basa en los artículos 47.2 y 55 del Tratado de la Comunidad Europea. En la actualidad- -por este motivo nació la directiva- la integración de dicho mercado se encuentra muy alejada de disfrutar plenamente el potencial del crecimiento económico, por lo que en opinión de algunos economistas, la liberalización de los servicios contribuirá a aumentar el empleo y el PIB de la Unión Europea. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia, explicó recientemente en unas jornadas de la Asociación para la Dirección y el Progreso (APD) sobre la directiva, que el sector servicios debe mejorar, sobre todo, en productividad. El comercio al por mayor y minorista debe tener el mismo tratamiento que antaño se aplicó a la industria y a los sectores ya abiertos a la competencia. La directiva- -dijo Almunia- -pretende modernizar, mejorar su eficiencia y su productividad en un sector cada vez más abierto al exterior. Para España, concretó, esta directiva es una necesidad económica En su opinión, con la directiva se ataja la baja productividad del sector. La dificultad que Almunia encuentra es la falta de coordinación entre las Administraciones Públicas en España. En este sentido, recordó el número de infracciones que llegan a Bruselas por el no cumplimiento o mal cumplimiento de directivas, siendo uno de los países con mayor número de infracciones abiertas. Más allá de la coordinación, para Almunia la segunda dificultad son las trabas administrativas, las posiciones corporativas o de privilegio al amparo de procecimientos oscuros, de certificaciones, de habilitacines... Por todo ello, Almunia concluyó que ésta es una oportunidad de oro para que España recupere el terreno perdido que, en su opinión, suponen inconvenientes para los ciudadanos y pérdida de tiempo, entre otras cuestiones, que DENSIDAD COMERCIAL POR COMUNIDADES Y EN EUROPA Comunidad autónoma Murcia Asturias Navarra Castilla y León País Vasco Com. Valenciana Baleares Andalucía Castilla- La Mancha Cataluña Extremadura La Rioja Aragón Galicia Madrid Cantabria Canarias Ceuta y Melilla España Países europeos Alemania Reino Unido Holanda francia Bélgica Italia España Portugal Número de establecimientos 19.851 16.373 8.712 38.656 31.455 75.070 17.565 127.848 29.655 107.720 17.590 4.775 17.833 45.534 80.998 8.309 33.089 2.811 683.844 Número de empresas 274.195 200.752 78.935 427.352 72.817 703.570 531.113 145.157 Establecimientos por 1.000 hab. 13,5 14,0 14,5 14,6 14,7 15,1 15,2 15,3 15,3 15,3 15,6 15,6 16,0 16,2 16,5 16,6 17,5 19,7 15,3 Densidad comercial (empresas 10.000 hab. 33,2 33,4 48,4 68,4 69,7 120,3 123,4 137,9 Asimismo, el ex director general de Política Comercial, Ignacio Cruz Roche, concretó que va a suponer una revolución administrativa También dejó claro que la directiva no puede fijar normas sobre horarios, festivos o venta a pérdida, cuestiones todas competencia exclusiva de los Estados miembro. El director general de Asedas, patronal de los supermercados, Ignacio García Magarzo, explicó a ABC que no existe aún plena conciencia de la importancia que tendrá la directiva y que la puesta en marcha va retrasada ya que los ritmos políticos han condicionado su elaboración. Siendo los días de apertura en festivos y fines de semanas y la autorización de la segunda licencia para el establecimiento de las grandes superficies los problemas de este sector, desde Asedas se asegura que en el caso de los días de apertura, la directiva comunitaria no afectará para nada, ya que la Comisión Europea ha dicho que es una cuestión de cada país miembro En opinión de García Magarzo, muchos países van a tener que hacer un mayor esfuerzo que el nuestro, puesto que en España, por la cuota de mercado de la distribución, se observa que más del 27 de la misma está en manos de operadores extranjeros. Sólo en Bélgica y Grecia ocurre lo mismo que en España. No nos pueden decir que nuestras normas son restrictivas en este sentido insiste García Magarzo. A lo que va a contribuir la directivaes quecon la librecirculación de empresas entre Estados se mejorarán las condiciones de instalación para no perder oportunidades. DesdeAsedas seespera que se reduzca el coste que actualmente supone para los empresarios cumplir con la regulación, en términos de tiempo y de trámites burocráticos. Aún no hay borrador Aumentará el PIB y el empleo Y en el caso de la segunda licencia, la mayoría del sector coincide en que con la directiva los criterios para la autorización se van a tener que cambiar, dado que la norma comunitaria declara no válidos los criterios económicos. Además se deberán poner en marcha nuevas normas sobre competencia en distribución para garantizar la misma, que es lo que viene a buscarse con la directiva. Por este motivo, los criterios deben ser no discriminatorios y evaluables además de decir los que están prohibidos. Cada región deberá aplicar los mismos criterios y explicar y justificar las razones de interés general. También se podrán utilizar los requisitos de planificación urbanística para que el establecimiento de una nueva superficie no afecte ni al medio ambiente ni tenga impacto urbanístico. Esto requerirá que todas las regiones reelaboren sus planes de ordenación urbana, que afecta a todo el sector terciario, incluidos los cines. Así, las comunidades, en sus planes territoriales, podrán decidir en las zonas donde no se pueden instalar superficies comerciales y fijar las condiciones que se deben cumplir en las zonas donde se permita, explica García Magarzo, quien agrega que la norma comunitaria persigue la mejora de la calidad del entorno donde se instalan superficies comerciales tanto en el centro de las ciudades como en el extrarradio En el caso del comercio de proximidad y supermercados- -concreta- -existe una absoluta compatibilidad con los fines de interés general que fija la directiva. El resto de la directiva, en su mayor parte, afecta a las diferentes administraciones, para que reduzcan papeles simplifiquen y eliminen burocra- Decisión de las comunidades se mide en términos de PIB, de inflación, productividad, renta y bienestar. Eliminar las barreras legales En similares términos se manifestó el presidente de la Comisión Nacional de la Competencia, Luis Berenguer, para quien la directiva debe ser aprovechada para mejorar la competencia, de la que está necesitada la distribución comer- cial. A su modo de ver, las barreras legales se han convertido en el principal obstáculo de acceso de la oferta a este sector. Sólo cabría esperar que las licencias comerciales salieran indemnes- -dijo Berenguer- -del proceso de trasposición si la protección del pequeño comercio encajase en la definición de razón imperiosa de interés general que fija la directiva. Poner orden a un sector lleno de trabas administrativas M. V. R. MADRID. La propuesta de directiva relativa a los servicios en el mercado interno fue presentada por el Parlamento y el Consejo europeos en febrero de 2004. Se la conoce como Directiva Bolkestein porque fue propuesta por el comisario europeo para el Mercado Interno, Frits Bolkestein, durante la presidencia de Romano Prodi, que se encargó de defenderla. Aunque cuatro años más tarde desde todos los sectores se apuesta por desterrar ese nombre por la polémica que suscitó a su nacimiento. La polémica se centró en la acusación de algunos países y organizaciones, incluidas las sindicales, de ser neoliberal, pese a respetar los principios de la Agenda de Lisboa, por lo que hasta se la ha hecho responsable del rechazo ciudadano a las instituciones europeas o del fracaso de la Constitución Europea. Uno de los principio más polémicos que contenía se refería al país de origen ante la alarma de que su inclusión en el texto podría desembocar en el dumping social ya que en aras de la competencia se podían mermar las tutelas sociales, derechos laborales y niveles retributivos. Para acabar con la polémica el Parlamento Europeo reformó la propuesta inicial en 2006 y dio de plazo a los países miembro hasta finales de 2009 para su entrada en vigor. Así quedó determinado que el acceso a los mercados europeos debe ser lo más libre y desrregulado posible en tanto que el ejercicio de las actividades de servicios deben seguir las normas del país de destino pa- ABC Fuente: Anged Eurostat ra no interferir con los equilibrios de los mercados locales. No obstante, se incluyen excepciones como la exclusión de servicios de interés general prestados por el Estado (por ejemplo, la salud) y algunos servicios de interés económico general. También se hace referencia a sectores ya privatizados y no tiene en cuenta la privatización o la abolición de monopolios. Finalmente, el texto final de la directiva contó con un consenso general, tanto de Estados miembro como de organizaciones sociales, pese a que como toda norma no todos están satisfechos, porque hay quienes piden que sea más liberal y quienes no comparten la limitación del poder de los estados.