Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6- -4- -2008 11 Soraya Sáenz de Santamaría es la nueva cara y la nueva voz del PP en el Congreso de los Diputados, ante cuyo edificio posa para ABC revolución pendiente si se aspira a un Estado moderno. La pasada legislatura, el Gobierno estuvo obsesionado por los cargos públicos, por los órganos de gobierno de los jueces y por someterlos a su control. Pero los ciudadanos no están en eso, no les interesan esas cuestiones. Quieren independencia judicial, por supuesto, pero sobre todo lo que quieren es eficacia y agilidad; y que se dé adecuada respuesta penal a determinados delitos. En esto último insistimos especialmente en la primera reunión con José Antonio Alonso, el portavoz socialista. Y lo necesitamos a nivel social, por problemas personales muy graves, y a nivel económico, porque son los Estados que tienen una Justicia que funciona mejor, más previsible y más rápida, aquellos que se llevan las inversiones, los que atraen a empresas, los elegidos para poder ser sede de muchas cosas. La Justicia asociada a la economía es un asunto a tener muy en cuenta. Eso implica Y ESTANTERÍAS VACÍAS Acostumbrada a trabajar en equipo, Soraya Sáenz de Santamaría asume el reto y la situación interna del PP con naturalidad y sangre fría Es la primera vez que una mujer asume la dirección del Grupo Parlamentario de la oposición. Es también una de las diputadas más jóvenes del hemiciclo, con tan sólo 36 años y una experiencia política que comenzó en el año 2000. Hay quien ha visto en su perfil la confirmación de que el PP está dispuesto a cambiar de tono en el Congreso, que con ella será más fácil. Ha recibido elogios de los medios que más criticaron iniciativas impulsadas por ella en la pasada legislatura. Y críticas en voz baja de quienes, en teoría, también formaban parte del equipo de Rajoy. Ella y sus colaboradores más cercanos, como el diputado José Luis Ayllón, piden tiempo a la vez que se muestran confiados en sus proyectos y planes de oposición. Afirman que las próximas semanas serán claves, pero ya han desplegado iniciativas y preguntas sobre las preocupaciones directas de los ciudadanos: inmigra- CENTROS FLORALES ción, vivienda, situación económica, conciliación familiar. Eso no excluye el mantenimiento de posiciones claras en terrorismo, modelo territorial, reparto del agua y en el resto de los asuntos duros donde la política tiene también importantes dosis de navajeo, interpretación sesgada de reglamentos y parlamentarismo de corso. El despacho en el que recibe a ABC está por decorar. Rosas y orquídeas componen el paisaje floral. Hay además un cuadro de los Reyes en la pared, algunos objetos personales sobre la gran mesa de despacho y las estanterías vacías. El ritmo de trabajo parece elevado. Hay que cerrar citas, repartir encargos, dar instrucciones, planificar y atender al calendario del Parlamento y del partido. Y hay que hacerlo a toda prisa, pero sin perder la calma, un rasgo muy marianista -Otros asuntos cruciales de la Legislatura serán el terrorismo, los objetivos nacionalistas, el modelo territorial... -Nuestra posición es la de llegar a acuerdos con el Gobierno en materia territorial, en terrorismo, en política exterior y en temas económicos, en los grandes asuntos de Estado. -Es un generador de problemas y no de soluciones. Su balance es un intento de control de la Justicia y una huelga de funcionarios que no es capaz de solventar y que encima está incrementando el gran problema subyacente, los retrasos y la sensación en el ciudadano de desconfianza en el sistema. -Ustedes afirman que el ministro en funciones, Mariano Fernández Bermejo, es un escollo insalvable para llegar a acuerdos en Justicia. ¿Y si sigue? dar prioridad a resolver los problemas estructurales de la Administración de Justicia y a realizar inversiones. (Pasa a la página siguiente)