Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 s 4 s 2008 SALUD 85 PREVENCIÓN GINECOLOGÍA CALEIDOSCOPIO Beber mucha agua no tiene efectos beneficiosos sobre la salud ABC MADRID. Si está obsesionado con beber ocho vasos de agua al día, deje de hacerlo. Una reciente revisión de estudios no ha hallado una evidencia clara de los beneficios para la salud de beber tanta agua. La mayoría de las supuestas ventajas saludables no tienen suficiente evidencia científica, se asegura en un editorial publicado en la revista de la Sociedad Americana de Nefrología. Aunque está claro que los humanos no pueden sobrevivir más de unos cuantos días sin agua, no existe investigación relevante que mida los beneficios sobre la salud y, sin embargo, son muchos los expertos que recomiendan beber agua con frecuencia para ayudar a eliminar toxinas, bajar unos kilos o mejorar la elasticidad de la piel. Dan Neogianu y Stanley Goldfarb de la Universidad de Pensilvania decidieron revisar la literatura científica publicada al respecto. Sí encontraron recomendaciones sólida sobre beber mucha agua en determinadas condiciones. Como por ejemplo, vivir en climas calurosos, muy secos o cuando se hace deporte. También personas con determinadas patologías necesitan aumentar la ingesta de líquidos. Pero ningún estudio indicaba la media aconsejada para los individuos sanos y en condiciones de temperatura normales. Tampoco hubo conclusiones claras para comprobar el efecto sobre la piel, ni en la reducción del apetito o la obesidad. Los investigadores reconocen que no fueron capaces de hallar una base para la recomendación de ocho vasos diarios. Un test detecta en la gestación la incompatibilidad del Rh El análisis identifica el riesgo en el ADN fetal de la sangre materna N. R. C. MADRID. Existe una enfermedad en los neonatos provocada por el factor Rh de la sangre de la madre. Si la madre tiene sangre RH negativo y el bebé positivo puede aparecer una enfermedad hemolítica, con consecuencias fatales. Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar al torrente sanguíneo de la madre a medida que ella lo alimenta a través de la placenta. Si la madre es Rh negativo, su sistema inmune no puede tolerar la presencia de glóbulos rojos e identifica las células fetales como una sustancia extraña y lo ataca. Si esta incompatibilidad aparece en el primer embarazo no suele haber demasiadas dificultades. Pero en los siguientes, el cuerpo de la mujer ya ha desarrollado anticuerpos contra el Rh positivo y las consecuencias pueden ser graves para los vástagos posteriores. Como no se puede saber el grupo sanguíneo del bebé, se suele administrar como tratamiento preventivo una inmunoglobulina anti- Rh a todas las mujeres embarazadas con Rh negativo para evitar complicaciones. Sin embargo, hasta en un 38 de los casos la sangre materna es igual a la de su hijo y el tratamiento es innecesario. Un grupo de investigadores británicos del Centro de Transfusiones de Bristol ha desarrollado un test que identifica la posible incompatibilidad con una sencilla muestra de sangre. El análisis aísla el ADN fetal e identifica con fiabilidad los casos en los que se necesita José María Fernández- Rúa ALTERACIONES GÉNICAS DE ELA ecostado en su silla desde que tenía apenas 20 años y ya cumplidos los 67, el científico británico Stephen Hawking, heredero intelectual de Albert Einstein, sobrevive como puede a la enfermedad que padece, una esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como el mal de Lou Gehring. Esta patología afecta a más de dos millones y medio de personas en el mundo. Algunos debutan con síntomas de debilidad muscular en las extremidades inferiores o superiores, o con alteraciones en el habla; otros padecen de repente movimientos musculares anormales, mientras que otros pacientes experimentan una progresiva pérdida de masa muscular. Desde que se describió esta enfermedad en 1869 por Jean Marie Charcot, se han registrado algunos avances científicos de singular importancia pero se desconocen las causas de la misma así como un tratamiento eficaz para detener su progresión. Gracias al estudio de un equipo de investigadores estadounidenses en 1993, se está registrando una serie de avances en la comprensión de las alteraciones génicas de la enfermedad. Demostraron que dichas alteraciones en un 20 por ciento de los casos hereditarios estaban vinculadas a un gen determinado. Desde entonces se han identificado más de un centenar de mutaciones en pacientes con la enfermedad hereditaria. El último descubrimiento describe una mutación en el gen TDP- 43 relacionada con el trastorno. R Tratamientos innecesarios SIGEFREDO el tratamiento. Los detalles de este avance se publican en el último número de la revista British Medical Journal Si se generalizara la aplicación de este test se pondría fin a tratamientos innecesarios. El objetivo no es solo reducir costes, sino eliminar el riesgo de infecciones como la hepatitis C o la transmisión de priones a través de las inmunoglobulinas, como advierten los investigadores. El peligro de contraer una infección nunca es cero porque el suero se obtiene de derivados de la sangre. El aislamiento del ADN fe- tal en la sangre de la madre se puede convertir en la clave del diagnóstico prenatal. Poder estudiar el material genético del feto sin emplear técnicas invasivas podría hacer innecesarias pruebas como la amniocentesis, en la que se introduce una aguja para extraer líquido amniótico. En los últimos años se han producido varios avances para estudiar el riesgo de síndrome de Down en la sangre de la madre. Más información en: http: www. bmj. com