Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 SALUD SÁBADO 5 s 4 s 2008 ABC CALIDAD DE VIDA ATENCIÓN A LA MUJER Luis Cabeza Ferrer Médico Los malos tratos a las mujeres condicionan su salud a largo plazo Un estudio de la OMS pone de relieve que aquellas que han sufrido agresiones de sus parejas padecen más problemas, físicos y mentales, que el resto S. B. MADRID. Algunas lesiones se superan, otras dejan secuelas de por vida... las heridas cicatrizan, pero duelen en la mente para siempre. En estos dos aspectos, tanto el físico como el mental, las mujeres maltratadas por sus parejas sufren a largo plazo los efectos provocados por las agresiones. Así lo refleja un estudio elaborado por la Organización Mundial de la Salud, coordinado por Claudia García- Moreno, del departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS, y publicado en el último número de la revista The Lancet La conclusión principal obtenida por la OMS es que la violencia doméstica se asocia con unas consecuencias graves para la salud pública que deberían ser tenidas en cuenta en las políticas y programas de salud, tanto a escala nacional como mundial Dependiendo de la gravedad de las agresiones sufridas, un alto porcentaje de mujeres objeto de malos tratos padecerán durante largos periodos de tiempo problemas físicos como mareos, algias (sensaciones de dolor localizadas o difusas) astenias y otros estados de debilidad permanentes, dificultades de locomoción, trastornos gástricos, disfunciones ginecológicas y pérdidas de memoria y de atención, principalmente. En el terreno mental, las secuelas de los malos tratos por parte de la pareja se traducen en diferentes niveles de ansiedad, estrés y, lo que suele ser más preocupante a juicio de los investigadores, los pensamientos suicidas. Entre las propias mujeres agredidas está muy extendido el convencimiento de que sus problemas de salud son mucho más graves que entre el resto de las mujeres. Esta sensación es corroborada por los investigadores mediante muestreos estadísticos. Y en cuanto a las tendencias suicidas, son significativamente más frecuentes entre las mujeres objeto de malos tratos concluye el estudio de la OMS. Tanto que el impulso suicida es tres veces superior en este colectivo de mujeres, mientras que las tentativas de quitarse la vida son hasta cuatro veces más frecuentes que entre las mujeres que nunca han sufrido malos tratos de su pareja. El tiempo transcurrido desde la agresión o agresiones sufridas resulta un factor determinante en cuanto a la persistencia o no de algunos problemas de salud física, que en la mayor parte de los casos suelen disminuir con el tiempo. No ocurre así con las secuelas de orden mental, incluida la tendencia suicida, que por lo común se mantienen durante años. La muestra sobre la que se ha realizado el estudio- -durante cuatro años- -es de 24.000 mujeres de una decena de países, en algunos de los cuales la violencia de género está poco menos que institucionalizada o es práctica habitual. Se trata de Serbia- Montenegro, Japón, Tailandia, Bangladesh, Brasil, Perú, Tanzania, Etiopía, Namibia y Samoa. En un comentario paralelo al estudio, publicado también por The Lancet la investigadora Riyadh Lafta, de la Escuela de Medicina Mustansiriya, de Bagdad, lamenta que los resultados de este tipo de estudios deban mirarse a la luz de una realidad que se desestima a menudo: la recopilación de información es obstaculizada por varios factores, principalmente el miedo de demasiadas mujeres a denunciar las agresiones y el tabú que muchas sociedades mantienen sobre los abusos sexuales A pesar de estos factores de distorsión, Lafta considera fundamental abordar en investigaciones posteriores la mortalidad y la esperanza de vida de las mujeres víctimas de la violencia conyugal comparadas con la que presentan el resto de las mujeres. MELATONINA ORAL, SÍ ue la melatonina, hormona que nuestro cuerpo produce de manera natural, tiene efectos beneficiosos para la salud no va a asombrar a nadie. Pertenece al universo de la investigación para envejecer más tarde y mejor, junto con una dieta equilibrada y el ejercicio físico. La melatonina es defendida a ultranza por el profesor Jesús Fernández- Tresguerres, catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Complutense y experto en medicina antiedad, que no encuentra razones para que no se utilice a diario. Afirma que parte de las alteraciones debidas al envejecimiento ocurren por la disminución de algunas hormonas con la edad, como son la del crecimiento, la melatonina y las hormonas sexuales. Estas tres hormonas tienen efectos beneficiosos sobre el control de los radicales libres y el estrés oxidativo implicados en el daño al ADN, lípidos, deterioro de los tejidos, aterosclerosis, enfermedad neurovegetativa, descalcificación ósea... La melatonina es además secuestrante de radicales libres y antioxidante indirecto. Parece estar implicada en la regulación del sueño, del sistema inmunitario y de la temperatura corporal. Regulación que a partir de los 40- 50 años comienza a alterarse y a desincronizarse, lo que constituye un signo de envejecimiento. Los niveles de melatonina en plasma a estas edades son un 35- 50 menores que en la juventud. Sintetizada en laboratorio, se utiliza como terapia oral sustitutiva en EE. UU. Francia, Inglaterra o Alemania por ejemplo. Con la melatonina oral, la mejoría está asegurada, pero dice el profesor FernándezTresguerres que deben estar controlados la dosis y sus posibles efectos secundarios por un médico, preferiblemente endocrinólogo o experto en medicina antiedad, que realice una evaluación global del estado de salud mediante un estudio analítico que permita individualizar estrategias terapéuticas para aumentar la longevidad con un buen nivel de calidad de vida. No deben consumirla las mujeres en periodo de lactancia, ni los niños menores de 12 años, ni mezclarse con determinados medicamentos y no es compatible con la conducción. Q Factores de distorsión Ansiedad y estrés Las tentativas de suicidio son cuatro veces más frecuentes entre las mujeres maltratadas Más datos sobre el informe: http: www. eurekalert. org pub rele ases 2008- 04 l- mpv 040208. php La salud en breve Neurología Una taza de café al día protege el cerebro El café siempre se ha asociado a un menor riesgo de padecer alzhéimer. Ahora, un estudio realizado en conejos explica el porqué. Según publica Journal of Neuroinflammation la cafeína podría bloquear los efectos dañinos de la hipercolesterolemia sobre el cerebro. La investigación se hizo Otorrinolaringología Una misteriosa fiebre que se combate con cirugía Un extraño síndrome que se caracteriza por fiebre alta, que no responde a antibióticos ni antitérmicos y que desaparece por sí sola en cuatro o cinco días para volver a aparecer entre 4 y 6 semanas después, puede tener solución quirúrgica. En el Hospital Infantil de Boston han extraído las anginas a 27 niños con este síndrome (que a veces se presenta con aftas, faringitis y ganglios) y 26 no volvieron a tener fiebre. Aunque no parecía un problema de cirugía, ésta funciona dicen los doctores de Boston. durante doce semanas en conejos a los que sometió a una dieta rica en colesterol. Aquellos que además recibieron una cantidad de cafeína equivalente a una taza de café al día no mostraron ningún signo de daño en la barrera hematoencefálica, un filtro que protege el sistema nervioso central de potenciales daños químicos procedentes del torrente sanguíneo, pues la cafeína neutralizó el nivel de colesterol en la sangre. Café protector REUTERS Cardiología La falta de ejercicio en niños aumenta el riesgo de síndrome metabólico La falta de actividad física cuando se es niño puede conducir a un incremento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Muchos de los factores de riesgo, conocidos como síndrome metabóli- Deporte en la infancia R. ALCAIDE co y que incluyen diabetes, hipertensión, colesterol alto y obesidad, se desarrollan a una edad temprana, antes de la adolescencia. El estudio se realizó con 400 niños de entre 7 y 10 años, a los que se volvió a analizar pasados siete años. Casi la mitad desarrolló al menos uno de los factores y el 5 desarrolló el síndrome metabólico. Estos últimos habían practicado de niños seis veces menos ejercicio.