Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA SÁBADO 5 s 4 s 2008 ABC Un ex inspector de Hacienda pudo perdonar 14 millones en Torre Pacheco M. BUITRAGO R. FERNÁNDEZ MURCIA. No es un secreto que el fiscal del caso y los agentes de la Guardia Civil tienen en el principal punto de mira al constructor Facundo Armero Madrid, a la vista de las numerosas grabaciones telefónicas intervenidas que ponen al descubierto que se movía como Pedro por su casa entre los principales responsables políticos y algunos técnicos de los municipios de Torre Pacheco y Fuente Álamo. La investigación en torno al antiguo copropietario de Polaris World tiene otra ramificación que conduce a la Agencia Tributaria. En concreto, un antiguo inspector de Hacienda ha sido investigado por la presunta condonación de 14 millones de euros en concepto de IVA correspondiente a diversas facturaciones de empresas de Facundo Armero. Según aseguraron ayer fuentes de la investigación, este funcionario de Hacienda pudo informar favorablemente a una petición que hizo el constructor para no desembolsar esta cantidad en concepto de IVA. Otras actividades empresariales de Facundo Armero, fundador de Polaris, empresa que vendió a sus actuales propietarios, también están detrás de la orden de prisión dictada el jueves contra el alcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid, por parte del magistrado Salvador Calero. La permuta de terrenos entre el Ayuntamiento y la empresa Polaris World, que está al parecer en el fondo de esta parte del caso, se corresponde con una parcela que era propiedad de Facundo Armero y no de la mercantil Polaris, apuntaron las mismas fuentes. De esta frorma, la transacción estaría más relacionada con Armero que con su antigua empresa Polaris. Las arcas municipales pudieron salir perjudicadas en la operación urbanística, ya que los terrenos cedidos por el Consistorio (35.000 metros cuadrados adyacentes a uno de los complejos de Polaris, entre Torre Pacheco y Los Alcázares) habían sido valorados en tres millones de euros. Sin embargo, la compensación al Ayuntamiento se estableció con otra parcela de 50.000 metros cuadrados en El Jimenado, calificada como rústica y tasada en 2,4 millones de euros. Dos marineros canarios sobreviven más de tres semanas a la deriva en el Atlántico Su pista se pierde en Cádiz y la familia creía que estaban retenidos en Marruecos s Un buque de Chipre los rescató al sur de Tenerife: llevaban ocho días sin agua ERENA CALVO LAS PALMAS. Los milagros existen. José Quevedo, de 61 años, y Cristo Herrera, los dos marineros canarios desaparecidos desde hace más de veinte días, creerán en ellos a partir de ahora. Han tardado casi un mes en superar una travesía que dura sólo tres jornadas. Y lo han hecho sin agua y sin motores. A la deriva. El Atlántico ha sido clemente y las olas les han guiado hasta su destino. Hasta que no vea al viejo no me lo creo José Manuel Quevedo desde Gran Canaria y su hermana Vanesa desde Lanzarote pronunciaban las mismas palabras con pocos minutos de diferencia en conversación telefónica con este periódico. No es para menos. No se sabía nada de su padre, José Quevedo, ni del capitán de navío jubilado Cristo Herrera desde el 13 de marzo, cuando fueron vistos en Barbate. Hicieron allí una parada con el Saulo el barco que había comprado días atrás Quevedo en la localidad alicantina de Torrevieja, para repostar y poner rumbo a Gran Canaria, donde residen. A las dos de la tarde la familia recibía una llamada de la Guardia Civil. No daban crédito, pero los dos estaban vivos. Las cientos y cientos de alertas lanzadas por Salvamento estos días a todas las embarcaciones que se encontraban entre Canarias y Cádiz no dieron resultado hasta ayer, cuando un barco con bandera chipriota, el Pontovremon, localizaba a la deriva a los dos marineros a 160 millas, 296 kilómetros, al sur de Tenerife, en dirección a Punta Rasca, y se convertía en su particular ángel de la guarda. Llevaban ocho días sin poder beber agua dulce y resistiendo con los pocos víveres que guardaban, pero aparentemente se encontraban en buen estado de salud. Es, al menos, lo que nos ha parecido en los escasos minutos que hemos podido hablar con ellos contaba Lugar donde fueron encontrados los náufragos ISLAS CANARIAS Rabat MARRUECOS SAHARA OCCIDENTAL ARGELIA 160 millas (296 km) MAURITANIA Nuachot MALI N SENEGAL 0 Km 500 NIGER Aníbal Carrillo, jefe de Salvamento Marítimo. Para el capitán Walid y los suyos el rescate fue dramático La tripulación del Pontovremon vio un reflejo en el mar; cuando se acercaron vieron que era un barco de unos diez metros de eslora Sus ocupantes estaban exhaustos y deshidratados Lo cuenta a ABC el armador del buque desde Grecia, ya que Walid desconectó el móvil del buque: Estaban muy cansados y siguió su rumbo. Tras las seis horas de la operación de rescate, los dos marineros llegaban a Gran Canaria a las siete de la tarde. No lo hicieron a bordo del barco que Quevedo había comprado con tanta ilusión para pescar- -y que podría ser remolcado El capitán Walid vio un reflejo Permuta de terrenos Para el capitán Walid y los suyos el rescate fue dramático los ocupantes del Saulo se encontraban exhaustos A las siete, descendían del helicóptero en el Hospital Doctor Negrín por su propio pie y sonrientes Nimia compensación Los dos marineros (a la derecha) tras ser rescatados por un buque de Chipre EFE por una patrullera de Salvamento- sino en un helicóptero que los evacuó al Hospital Doctor Negrín. Por su propio pie y sonrientes descendieron de la aeronave. En el hospital, declararon que al poco de salir de Cádiz tuvieron una avería y que pasaron a menos de 200 metros de hasta 30 barcos sin que ninguno parara a auxiliarles. La familia esperaba ansiosa ver a su padre en tierra. Todo es muy extraño, no sabemos qué ha podido pasar Vanesa apuntaba a un presunto abordaje. Creemos que han podido ser atracados y retenidos El caso del Saulo es un misterio. José compró el barco en Torrevieja y contrató un capitán para navegar hasta Gran Canaria. Hicieron una parada en Zahara de los Atunes el 3 de marzo. El barco encalló en una playa y mi padre despidió al capitán Después contrataron a Cristo. El 13 de marzo se pierde su rastro en Barbate. Tras cuatro días sin noticias, José Manuel denunciaba la desaparición. Desde entonces, Salvamento y el Instituto Armado activaban la búsqueda. Según fuentes de la Guardia Civil, por sus características, el barco no podía alejarse a más de doce millas de la costa y en su inventario no figuraba la radio baliza Las hipótesis que barajaban señalaban a Marruecos, donde pensaban que podrían haber recalado después de que uno de los hijos llamase a Quevedo y contestase un varón con acento árabe que dijo que estaban en El Jadida, a cien kilómetros de Casablanca. Ahora lo único que nos importa- -dicen los hijos de Quevedo- -es que están vivos, y que todo ha terminado bien gracias a Dios