Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 s 4 s 2008 Caos en la Justicia s Caso Mari Luz ESPAÑA 13 El juez Tirado se enfrenta a falta muy grave por desatender sus funciones en el caso Mari Luz La disciplinaria del CGPJ decidirá el lunes si suspende al magistrado o le separa de la carrera judicial S. S. C. M. MADRID. El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) propuso ayer la apertura de un expediente disciplinario al titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado, por una falta muy grave de desatención de sus funciones al no controlar la ejecución- -tardó dos años y dos meses- -de la sentencia condenatoria que dictó contra Santiago del Valle, supuesto asesino de Mari Luz Cortés. Además, la Inspección minimiza en su informe la tesis mantenida por Tirado que condicionaba su actuación a la sobrecarga de trabajo y a la escasez de funcionarios, esto último competencia de la Junta de Andalucía. En concreto, recoge el texto: La ausencia de dación de cuenta por la secretaria judicial del estado de la tramitación de la ejecutoria no exonera de la obligación profesional del juzgador del deber de supervisión y control de estado de la ejecución de la sentencia A la espera de que la decisión que adopte el lunes la Comisión disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces, convocada al efecto con urgencia, la sanción por desatención que recaería en Tirado podría ir desde su suspensión por unos meses, pasando por su traslado forzoso, hasta la expulsión de la carrera judicial. Todo apunta, según fuentes del Consejo, a que el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla recibirá, posiblemente por unanimidad, una respuesta contundente ya que, al margen de tratarse de un caso de gran relevancia en la opinión pública, afecta a una cuestión de especial sensibilidad como los delitos de abusos de menores. Con el añadido de que se trataba de una causa con preso. Por otro lado, en la investigación abierta a Francisco Javier González, magistrado ponente de la sentencia de la Audiencia de Sevilla que confirmó la condena de Del Valle, la Inspección subraya que actuó con una pasividad alarmante (dos años y siete meses) en un momento procesal de extraordinaria importancia como es el dictado de la resolución. Y añade: No consta motivo o razón alguna que haya podido impedir o dificultar a los magistrados resolver el recurso en un plazo adecuado, máxime cuando el resto de casos se dictaban con poco más de un mes de demora Así, la Inspección considera que hubo desatención pero no dará lugar a expediente disciplinario, ya que ésta falta ha prescrito tras cumplirse los dos años. Además, propone la remisión de las investigaciones a la Fiscalía, el Ministerio de Justicia y a la Junta de Andalucía para que valoren las conductas irregulares de los funcionarios intervinientes, sometidos a su potestad disciplinaria. La Inspección cree que la Audiencia de Sevilla actuó con pasividad alarmante pero la falta ha prescrito