Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viernes 4 de Abril de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.711. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El Tato, torero coraje Después de superar un cáncer, hará de nuevo el paseíllo mañana en Vistalegre para recaudar fondos destinados a la lucha contra esta enfermedad, la mejor cornada de mi vida, porque me hizo apreciar las cosas importantes ROSARIO PÉREZ a noticia aherrojó su alma. Nudos en la garganta y golpe en el corazón. Cielo oscuro como el túnel de toriles. Pero por la puerta se coló un rayo de luz. El Tato tiró de la valentía con la que conquistó a los públicos y se postró a portagayola, dispuesto a lidiar contra el toro negro del cáncer. Y lo hizo con éxito. Hubo tempestades, embestidas aviesas, crudas sesiones de quimioterapia, pero aún aguardaba vivir lo mejor: palabras y experiencias que compartir; la eterna sonrisa de las niñas de sus ojos, Pilar y Manuela. Sobraban los motivos por los que luchar. Poco a poco, el invierno dio paso a la primavera. Y el sol amaneció de nuevo: Raúl Gracia El Tato es un hombre feliz, con ilusiones y prioridades renovadas. Atornillado al albero de la vida, sus metas ya no conocen fronteras... Retirado desde 2001, mañana toreará en el Palacio Vistalegre, en el festival de la Asociación Española Contra el Cáncer, custodiado por la ganadera Silvia Camacho. Espartaco, Litri, Francisco Rivera Ordóñez, El Fandi, el novillero Gómez del Pilar y el rejoneador Fermín Bohórquez arroparán a El Tato en una muestra de la solidaridad y el compromiso del mundo del toro con una enfermedad que afecta a miles de personas. Su reto: colgar el cartel de no hay billetes Después de sufrir un cáncer, el matador maño se lanza al ruedo para recaudar fondos, con el fin de conseguir un diagnóstico más precoz. Y lo afronta con la incógnita de su respuesta en la plaza. En otras lides ya- -apodera a Julio Benítez El Cordobés por su mente no pasaba hacer el paseíllo. Hasta que di el visto bueno, me lo pensé muchísimo señala. Antes lo consultó con sus EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno LA HORA ún no he tenido tiempo de cambiar la hora en el reloj de la cocina. Cada año que pasa, lo dejo para más tarde. Es incómodo. Hay que subirse en una silla, descolgar el reloj de su alcayata, cambiar la hora, y volver a colgarlo hasta dentro de seis meses. Pero los meses, cada vez pasan antes. También en el reloj del coche. Aquí el mecanismo consiste en pulsar unos botones pequeños y cóncavos que hay bajo la hora digital, con un lápiz o con un bolígrafo de punta muy fina. Y nunca tengo un bolígrafo así en el coche. Cuando me acuerdo, llevo un lápiz y siempre le falta punta. Así que termino por dejar la hora. Creo que ahora me toca no tener que cambiarla. Lo del reloj de pulsera es más preocupante. Llevo con él tantos años, y él conmigo pues sólo de noche descansa de mi pulso, que ayer intenté cambiarle la hora y casi me quedo con la rueda en la mano, por lo que, lentamente, con miedo, como si se fuera a detener el tiempo en él y en mí para siempre, volví a empujar la rueda a su sitio y dejé la hora que teníamos los dos, el reloj y yo, la semana pasada. El único reloj de la casa que funciona porque es cambiante e inamovible como la mente perversa que ideó estos cambios de hora, es este reloj del ordenador, que no necesita de mi mano y cambia él solito cada seis meses: 5: 58. ¿Qué hago yo levantada a estas horas? Ya no sé si he dormido mucho, o es que estoy durmiendo poco. Me acuesto y no tengo sueño, y ahora que tenía que tener sueño, estoy despierta. Una galería de pájaros silba cuando asoma la luz por el horizonte. Son libres. No llevan relojes en las patas. www. monicafernandez- aceytuno. com A L Retirado desde 2001, El Tato vuelve a los ruedos por un día ángeles de la guarda, el cirujano taurino Val- Carreres y el oncólogo Mateo de las Heras: Con la debida prudencia, mis salvadores no me pusieron problemas. Y aquí estoy, ilusionado El Tato ha hablado de tú a tú con la parca y el miedo en la arena, aunque esta cornada distaba años luz del resto: Tal vez sea duro decirlo, pero quizá haya sido la mejor cornada, porque el cáncer me ha hecho ver todo desde un punto de vista diferente. Me ha ayudado a madurar y apreciar lo realmente importante Y lanza un mensaje con moraleja: A veces nos preocupamos de lo contable y de asuntos más banales que la ABC propia vida. Le damos demasiadas vueltas a las cosas, y aquí lo único que no tiene solución es la muerte El valor de este torero coraje, bravo en el ruedo y en la calle, es hoy espejo de otros enfermos. Muchos se acercan a mí. Y yo les animo a que se pongan las pilas, porque con suerte y ganas se puede dejar atrás esta brutal enfermedad y desarrollar un día a día normal Como ejemplo, su cita con la antigua Chata. En el Palacio, convertido mañana en escenario de sueños, El Tato desplegará su muleta para brindar una faena de esperanza a todos los que combaten frente a la macabra mansedumbre del cáncer.