Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 s 4 s 2008 VIERNES deESTRENO 87 CIEN AÑOS DE BETTE DAVIS Enrique Herreros Escritor BETTE, AL DESNUDO ete al desnudo si quieres seleccionar las muchas interpretaciones de Bette Davis a lo largo de su extensa carrera. ¿Cuáles eliges? Si me lo permiten, la de Eva al desnudo (Callao) en la que descubría ese pozo sin fondo de vanidad que se aloja en la mente de los cómicos; la de La loba (Callao) que desempolva a un peculiar tipo de mujer perversa; y, por supuesto, la de El cielo y tú (Palacio de la Música) en la que encarna a la abnegada gobernanta, enamorada y correspondida por el noble francés, que acaba en el patíbulo, París siglo XIX. Fue la primera mujer designada presidente de la Academia de Hollywood, aunque dimitió a los pocos meses de su nombramiento. Verdadero azote para los ejecutivos del des- V aparecido star system. Siempre rondándole por su cabecita el predominio de su santa voluntad. Cuando vino a Madrid, en mayo de 1958, para intervenir en El capitán Jones -la primera producción de Samuel Bronston en España- encarnando a Catalina de Rusia, la entrevisté en el desaparecido Castellana Hilton; venía con el pelo cortado a lo Manolo había hecho el viaje por carretera con paradas en Sevilla y Córdoba; apareció ante nosotros con un traje estampado en muchas flores, que bien podían ser prolongación de nuestro Jardín Botánico, el del omnipotente Juan de Villanueva. Sus últimas palabras, antes de dar por terminada aquella reunión, fueron: Estoy aquí para trabajar y para ayudar al que necesite algo de mí; soy una persona caritativa y me gusta proteger al necesitado Oirla para creerla; vamos, que si tarda un Estoy aquí- -me dijo en una entrevista- -para trabajar y para ayudar al que necesite algo de mí año más en llegar a Madrid, hubiera podido encarnar al personaje principal de Rey de Reyes en la que sería segunda producción de Bronston entre nosotros. En 1980- -ya con 72 años encima de las carnes- habitaba en Los Ángles, en una mansión llamada Colonial House en el 1416 Havenhurst, muy próxima a Sunset Blvd. y al célebre hotel Chateau Marmont, donde vivieron muchas figuras de los tiempos dorados. Su vecina era nada menos que Sylvia Kristel, cuando aún podía ser emmanuellessima; la Davis habitaba tres pisos debajo de la Kristel; poseía una amplia galería recubierta de cristales, donde tomaba el sol más sola que la una. La que fuera priemra dama del cine americano se pasaba las horas allí sentada, soñando, quizá, con los días de Jezabel o Peligrosa sus dos Oscar como mejor actriz. Una tarde coincidí con ella en el vestíbulo de entrada; caminaba mirando de frente, pero sin girar la cabeza lo más mínimo. Vamos, que si se cruza con la misma Tallulah Bankhead, su gran enemiga dentro y fuera de la pantalla, no se digna identificarla. Bette Davis, siempre al desnudo de todas sus reacciones. JULIÁN DE DOMINGO Vuelven las Mujeres de Almodóvar Se cumplen veinte años del estreno de Mujeres al borde de un ataque de nervios la película que supuso el salto internacional de Pedro Almodóvar. Con este motivo se va a reestrenar el filme en salas y se ha reeditado en DVD con una edición especial. El cineasta manchego (en la imagen, junto a Alaska) se reencontró anoche con varios de los intérpretes de la película en su reestreno