Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4- -4- -2008 83 Manuel Gutiérrez Aragón, en una imagen de archivo ABC En el País Vasco se vive una pesadilla, un mal sueño del que te gustaría despertar Manuel Gutiérrez Aragón s Director de cine Todos estamos invitados la película que abre hoy el Festival de Málaga, habla de esa sociedad que parece no ver. Si en el País Vasco una persona no puede comprar el periódico porque le miran mal, es que casi todo está prohibido JOSÉ EDUARDO ARENAS MÁLAGA. Manuel Gutiérrez Aragón logra, como nunca lo había hecho en cine, un retrato durísimo de parte de la sociedad vasca ante la macabra ley de terror impuesta por ETA. Un oír, ver y callar que se ha transformado en otra opción menos comprometida aunque más denigrante: mirar a otro lado al paso de quienes están amenazados. Recuerdo que cuando hacía Visionarios en una casa rural fue a verme un médico amigo y se le olvidó cerrar la puerta; entonces, el dueño de la casa le dijo: Va. No se preocupe usted, aquí se puede dejar todo abierto y no pasa nada. Eso sí, cuando pasa, pasa Sin metáforas, Gutiérrez Aragón va directo al grano, y da por sentado que su intención ha sido hablar de esa sociedad que parece no ver. En realidad, mientras exista un amenazado toda la sociedad está amenazada. Si una persona no puede ir a un quiosco vasco a comprar el periódico que más le guste porque le miran mal es que casi todo está prohibido... Todos somos víctimas Así define la situación el cineasta: Es una dictadura del mismo calado que la vivida en el franquismo, en la que no se nota la persecución, ni te machacan día a día. Se trata de que si no te metes en líos no te pasa nada No hay que esperar de esta despiadada película un trato de favor hacia ningún tipo de pensamiento político. Tampoco es un documental, aunque en sus genes se halle un suceso al que se recurrió para madurar una película que tenía que hacerse Gira alrededor de un joven etarra (interpretado por el actor Óscar Jaenada) que ha perdido la memoria al intentar saltarse un control de la Guardia Civil. El guión lo han escrito el cineasta cántabro y la presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González- Sinde, y refleja una pesadilla, un mal sueño, ya que a veces se confunde con la realidad. En el País Vasco se vive una pesadilla de la que te gustaría despertar Llamé a Ángeles GonzálezSinde porque necesitaba que me diera la visión de las mujeres, igual que en La vida que te espera -la presidenta de la Academia también escribió el guión- Yo soy más áspero y la visión de una mujer en el guión complementa mucho los personajes tanto femeninos como masculinos. Lo más difícil al escribir fue unir la historia de un profesor perseguido (José Coronado) con la del etarra apunta el director. La importancia de realizar una visión fidedigna de las importantes sociedades gastronómicas vascas- -suculentos manjares y muerte se unen en la pantalla como si de una cere- Manjares y muerte monia macabra se tratara- ha pasado la prueba de fuego al enseñar las película a donostiarras que han dado después el visto bueno asegura antes de remarcar que es un tema difícil de retratar bien. De hecho, comiendo en esas sociedades gastronómicas o en bares han matado a gente como José Antonio Santamaría en 1993 y, en 1995, en el bar La Cepa del casco antiguo, al concejal del PP Gregorio Ordóñez. No me lo he inventado Los actores no tienen desperdicio. Óscar Jaenada despistando al espectador sobre la amnesia de su personaje: Creo que ni él mismo sabe si recuerda quién es o prefiere olvidar dice su director. Bajo el aspecto de chico malo que tiene Jaenada se esconde un actor concienzudo. Su vasco es muy bueno. Se prepara muy bien, sólo hay que verle en Camarón José Coronado hace un papel difícil, un personaje que debe tener miedo, no es ningún héroe y tendrá que mantener la dignidad. De igual manera pueden describirse los excelentes trabajos de Vanessa Incontrada, Iñaki Miramon o Adolfo Fernández, entre otros actores