Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 4- -4- -2008 ABC Zapatero avala a Bermejo en pleno caos de la Justicia y niega agua del Ebro a Barcelona La continuidad del ministro entorpece de entrada la negociación con el PP del amplio contencioso judicial LUIS AYLLÓN J. A. BUCAREST MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero entró ayer de lleno en dos asuntos de fondo que están comprometiendo la acción de su Gobierno en funciones, y lo hizo con rotundidad: el caos de la Justicia y la monumental polémica generada a propósito del trasvase del Ebro- Segre a la sedienta Barcelona (al río Llobregat) En primer lugar, dio a entender que Mariano Fernández Bermejo seguirá al frente del Ministerio de Justicia, en un momento de pleno caos y de colapso en juzgados y registros, situación inédita en España que ha dejado bajo mínimos la imagen y la confianza en el ministro, dado el monumental número de ciudadanos afectados. El presidente del Gobierno, tras participar en su particular cumbre- exprés de la OTAN en Bucarest, dijo que era al ministro a quien corresponderá resolver el conflicto con los funcionarios, que llevan ya más de dos meses en huelga. De esta forma, el presidente del Gobierno exhibe una rotunda declaración de intenciones. Por un lado, se enfrenta a los sindicatos de Justicia, al señalar a Bermejo como juez y parte del conflicto, cuando los sindicatos han expresado en varias ocasiones que, por el contrario, el ministro se ha erigido en un problema, por sus modos y por la inflexibilidad, dicen, que exhibe en el conflicto. Y por otra parte, pone de entrada un dique casi insalvable a la voluntad del PP de negociar con el Gobierno un amplio paquete de medidas en materia de Justicia (CGPJ, TC, recursos materiales y económicos para los juzgados, revisión de determinadas penas, etcétera) El PP ya advirtió que el ministro Bermejo era un obstáculo para estas conversaciones, que se presentan vitales para hallar salida al agujero negro institucional y administrativo en que se halla la Justicia. Su continuidad en el Ministerio envenena, según el Partido Popular, una fase inicial de acercamiento PP- PSOE. El propio ministro Bermejo dio por hecho ayer en rueda de prensa su continuidad al frente de Justicia cuando dijo: Este conflicto lo va a arreglar este ministro, no les quepa duda Mi futuro será- -añadió- -el que el presidente del Gobierno y yo queramos, pero no va a ser el PP ni esta huelga quien decida Para Zapatero, el hecho de que el paro de los funcionarios de la Administración de Justicia no transferida haya provocado la suspensión de más de 30.000 juicios en las comunidades autónomas afectadas, así como que se hayan dejado de tramitar decenas de miles de diligencias y escritos, no autoriza a hablar de caos histórico en la Justicia. Se trata de una huelga en un servicio público importante, pero eso no es algo excepcional en un país que disfruta del derecho de huelga dijo. Los huelguistas reclaman la equiparación salarial con los funcionarios dependientes de las comunidades autónomas. El presidente del Gobierno consideró que no es un buen precedente que los funcionarios no validaran el principio de acuerdo al que se había llegado con los sindicatos, pero insistió en que seguirá apostando por la vía del diálogo para solucionar el conflicto. Y por supuesto- -enfatizó- quien lo tiene que hacer es el ministro de Justicia con lo que no sólo respondió negativamente a las exigencias de dimisión de Fernández Bermejo hechas por los funcionarios, sino que también, en cierto modo, confirmó lo que se venía apuntado en los últimos días: que seguirá contando con él para dirigir el Ministerio de Justicia. En su comparecencia ante la prensa en la capital rumana, el presidente del Gobierno en funciones tuvo que responder también a preguntas sobre otro de los contenciosos que afectan a España en estos días: el relativo a la falta de agua que sufre el área metropolitana de Barcelona debido a la sequía y a la pretensión de la Generalitat de Cataluña de realizar un trasvase del río Segre- Ebro para abastecer a la Ciudad Condal. Un tras- Bermejo, un obstáculo El lío del agua Rodríguez Zapatero, ayer, en la cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest EFE