Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 s 4 s 2008 JUEVES deESCENA 85 A telón abierto ESCENA INTERNACIONAL s LONDRES Sala Ítaca Kampillo o el corazón de las piedras En la sala Ítaca de Madrid continúa representándose de viernes a domingo (aunque este viernes, 4 de abril, no hay función) la obra Kampillo, el corazón de las piedras con texto, dirección y escenografía de Pepe Ortega. La obra reúne dos textos del autor- Kampillo de 1993, y EX de 2007- -y es una crónica política y sentimental de España a través de la peripecia de una familia Jeremy Irons llena de melancolía la biografía teatral de Harold Macmillan El actor interpreta Never so good en el Royal National Theatre de Londres E. J. B. CORRESPONSAL LONDRES. Jeremy Irons ha tardado poco en volver al teatro. Sólo dos temporadas después de haber protagonizado Embers basada en la novela de Sándor Márai El último encuentro lo que significaba su regreso al escenario después de dieciocho años de ausencia, está otra vez en la cartelera londinense. Ahora en la piel de otro canoso y melancólico personaje, el antiguo premier británico Harold Macmillan (1894- 1986) Para un autor tan a la izquierda como Howard Brenton, llevar al teatro la vida del tory Macmillan, primer ministro entre 1957 y 1963, era la ocasión de dar una patada a Margaret Thatcher, el gran ogro de los socialistas que envejecen al mismo ritmo que la Dama de Hierro. Al final de su vida, Macmillan acusó a Thatcher de estar vendiendo la plata de la familia con sus privatizaciones. Ya hace treinta y cuatro años, Brenton atacó salvajemente al también tory Winston Churchill en otra obra de teatro. Tratar ahora benévolamente a Macmillan era subrayar que sus juicios son equilibrados y que para él no todos los conservadores son malos. Never so good en el National Theatre de Londres, presenta en cuatro actos la vida de Macmillan, desde su formación en el elitista Eton a su época de primer ministro, pasando por los dos episodios que marcarían tanto su biografía humana (participación en la Primera Guerra Mundial, en cuyas batallas recibió cinco heridas) como su biografía política (crisis de Suez de 1956, que él siguió como ministro de Hacienda) La tesis de esta pieza histórico- política es que Macmillan tuvo una personalidad afectada por una madre estadounidense muy dominante y por los recuerdos de las trincheras. Así está destacado con la presencia en actos posteriores del actor que inicialmente inter- Jeremy Irons, caracterizado como Harold Macmillan preta al joven Macmillan, Pip Carter. El perfil que se ofrece del político conservador es el que logra transmitir Jeremy Irons: un maduro político y marido que combina carisma con vulnerabilidad. Alguien de un inviolable tristeza y de un claro instinto político. Irons capta con finura y presenta con delicadeza el dolor por la larga relación amorosa entre la esposa de Macmillan, Dorothy, y el también político conservador ABC Una escena de Kampillo ABC Duelo interpretativo Yepeto vuelve a los escenarios españoles La obra del argentino Roberto Cossa vuelve de la mano de Indalecio Corugedo, adaptador y director del montaje que a partir de ayer se puede ver en el Teatro Nuevo Alcalá, Emilio Linder (que también firma la versión del texto) y Álex Barahona, que debuta en el teatro con esta obra. Yepeto cuenta la relación que se establece entre un profesor y un joven; su nexo de unión es una chica, alumna del profesor y novia del joven. Bob Boothly. En ese juego de sutilidades, también se tiende el paralelismo entre la crisis de Suez y la invasión de Irak, por cuanto en ninguna de las dos situaciones había un detallado programa para después de la guerra. Junto al Macmillan de Irons comparten escenario Churchill (Ian McNeice) y Eden (Anthony Calf) Más información sobre la producción: http: www. nationaltheatre. org. uk CRÍTICA Carnaval Autor: Jordi Galcerán. Dirección: Tamzim Townsend. Escenografía: Max Glaenzel y Estel Cristià. Vestuario: Rafael Garrigós. Iluminación: José Manuel Guerra. Intérpretes: Nuria González, Víctor Clavijo, Violeta Pérez, César Sánchez y Noelia Noto. Lugar: Teatro Bellas Artes. Madrid. Festival de Nápoles Se crea la Compañía Teatral Europea El Napoli Festival Teatro Italia- -que se celebrará entre el 6 y el 29 de junio, y que tendrá una importante participación española- -va a propiciar la creación de una Compañía Teatral Europea, compuesta por actores seleccionados en Italia, Francia, España, Portugal y Bélgica. La compañía representará Las Troyanas de Eurípides, con dirección de Annalisa Bianco y Virginio Liberti. Preguntas sin respuesta JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Hay una lógica narrativa cuya ortodoxia exige que las historias, como cada existencia, tengan un principio y un final, aunque, al cabo, no se trate sino de lonchas extraídas entre paréntesis de un continuo que llamamos vida. Y esa vida real, vamos a denominarla así, si así os parece, nos asalta con una sucesión de preguntas sin respuesta en la que los acontecimientos no siempre se avienen a la ordenada lógica de la preceptiva literaria, algo que la propia creación artística ha asumido sobradamente con astutas recetas técnicas de ambigüedad, finales abiertos, bucles, desestructuración y demás. Jordi Galcerán ha elegido la fórmula del thriller para, como en un ejercicio estilístico, cuestionar su estricta mecánica aplicándola a fondo. Su Carnaval parece haber sido concebido por el gabinete de guionistas de una serie española de televisión, una suma de expertos en equilibrar cada episodio con el conjunto de ingredientes apropiado: ahora unas cucharadas de costumbrismo con su correspondiente dosis de asuntos cotidianos y afanes domésticos, aquí el toque ácido de la tensión, más tarde un chorrito de desgarro y, como aliño, un pellizco de lágrimas. El chef Galcerán demuestra su perfecto conocimiento de los secretos de la cocina teatral con un producto medido, calibrado y empaquetado en una estructura realista, y cuyo desenlace, que no es cosa de revelar, provoca una sorda sensación de expectativas frustradas, como si, tras abrir una puerta y cuando esperábamos hallar la clave del edificio, nos encontráramos en la calle. Así es la vida, parece decirnos el autor mientras la puerta se cierra a nuestras espaldas y nos vamos con la sensación de que en el garito nos han hecho trampas. Carnaval es, en esencia, la historia del desenlace del secuestro de un niño narrada en tiempo real desde la comisaría donde se encuentra la madre, soltera, del desaparecido. Una inspectora, madre a su vez de un niño, dirige con inevitable empatía la investigación, que Galcerán desarrolla con endiablada capacidad pa- ra hurgar en el meollo sentimental del público y muy bien arropado por la atmósfera conseguida por Tamzim Towsend, precisamente la de una serie española de televisión, tanto que, tras el sorpresivo final, uno espera el anuncio de la siguiente temporada. El elenco interpretativo realiza en esa línea un formidable trabajo, encabezado por la estupenda Nuria González que, en el papel de la inspectora Garralda, ejerce de dura de trasfondo quebradizo con algunas escenas prodigiosas. Junto a ella, Víctor Clavijo y César Sánchez, policía joven y veterano, respectivamente, dan una lección de eficacia y verdad. Notable también para la madre, una medida Violeta Pérez, y para la experta informática encarnada por Noelia Noto. Un montaje de estupendo acabado al que contribuyen decisivamente la escenografía de Glaenzel y Cristià y la iluminación de Guerra.