Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 2 de Abril de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.709. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany SUSPIROS DE ESPAÑA E La Reina Rania, en la Universidad de Jordania el pasado domingo. Sobreimpresionada, su página en Youtube REUTERS Una reina árabe en YouTube Con acento cándido y sin maquillaje, la Reina Rania de Jordania ha estrenado su canal en YouTube para tratar de desmontar tópicos sobre el islam. El formato elegido quizá no sea el más apropiado LAURA L. CARO eina de Jordania, reina del papel couché, y ahora, por qué no, la reina del YouTube. Es el título que, a juzgar por los piropos que le dirigen algunos de sus fascinados súbditos, se ha ganado la dama hachemita por convertirse en la primera monarca que ha echado mano del fenómeno web para dirigirse personalmente al pueblo llano y hablarle de tú a tú. Acostumbrada a romper moldes, a levantar pasiones encontradas, aplausos por su activismo a favor de la infancia y la mujer árabe, iras por su indisimulado occidentalismo y la alta costura en un país con una renta per cápita de 1.500 dólares- Rania se ha adelantado estrenando su propio canal. Y lo ha hecho con la intención de entablar un diálogo global para desmantelar junto con ella tópicos sobre el islam y el mundo árabe, una misión que ha suscitado muestras de fascinación- Maravillosa acción... Dios Alá se alegrará escribe el internauta EvertHeins pero, que a juzgar por el resultado, podría revelarse como una iniciativa delicada, un tanto ingenua y casi peligrosa. Quiero que la gente conozca el verdadero mundo árabe, que lo vea sin filtros, que conozca el lado personal de mi región, los rituales, las costumbres de esta parte del mundo que yo llamo mi casa Son las palabras que la reina expone en el vídeo en blanco y negro que aparece colgado en su página. Un sitio virtual elegante, refinado, moderno, hecho a su imagen y semejanza, en el que la esposa de Abdalá de Jordania, la malika peca de cándida mirando con rostro desmaquillado a la cámara cuando reflexiona es importante unirnos para acabar con todos los estereotipos, me sorprenden las ideas equivocadas sobre nosotros, que me pregunten que si todos los árabes odian a los americanos, que si las mujeres árabes pueden trabajar... Pero el problema es que el foro de Rania se ha convertido en un desolador paisaje de quejas, donde una mayoría de usuarios ha mostrado interés cero por los tópicos que tanto molestan a la dama y se han entregado a un amargo alegato que censura la violencia del islam y el miedo al yihadismo. Aquí en Holanda hay gente que necesita protección contra los extremistas islámicos Mientras no podamos expresar lo que pensamos sobre aspectos tabú del Islam, no será posible vivir juntos die uno de los internautas. Todo esto es muy lindo, un buen entretenimiento, pero nada más... cuando el jefe de la comunidad islámica ordene parar el extremismo para que deje de preocupar al mundo, hablaremos de paz. Hasta entonces, -lamenta otro- -todo esto es bla, bla bla R sta tarde (ayer, para ustedes) me iré de picos pardos literarios, a presentar en muy ilustre compañía la primera novela de Mabela Ruiz- Gallardón, que se titula Lady Smith por la sencilla razón de que así se llama, y se llamó realmente, su muy verdadera, pero recreada, protagonista. Esta dama extremeña, casada con un oficial inglés, siguió a su marido por los vivaques y batallas de nuestra guerra de Independencia, cuyo bicentenario nos espera a la vuelta de la esquina y ya ha empezado a echar flores, como los naranjos. Las novelas basadas en sucesos reales son el mejor antídoto contra la desmemoria. Nos aportan imágenes y datos, y devuelven al hombre a sus principios, a su sopa primera, a esa infancia solemne y sucesiva que siempre es el pasado, y a veces, al orgullo de una patria. Debajo de la nuestra, hay Cides y Lepantos, victorias y derrotas, y héroes de toda clase que se alzaron en armas como uvas de un racimo, movidos por un mismo sentimiento. Hace ahora dos siglos, la gente se jugaba la vida sin tasarla por algo que era suyo. Por algo que- -creyeron- -nos legaban. Una de esas personas fue Lady Smith. Oí una vez, en la versión teatral de Soldados de Salamina cantado a capela, nuestro pasodoble por excelencia. Ése que el maestro Álvarez Alonso compuso en un café de Cartagena y al que puso, al pasar por una pastelería llamada España, el nombre de su mejor confite: los suspiros. Les aseguro que se me encogió el corazón. Y hoy, pensando en mi pueblo y su coraje, y con esa nostalgia que sólo da el exilio y toda la dulzura de este viejo Madrid de primavera, pienso en otro poder y esos cuatro rayitos con que hace Dios mujeres de bandera.