Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 s 4 s 2008 CIENCIAyFUTURO 87 Una buena relación sexual debería durar entre 3 y 13 minutos Científicos norteamericanos establecen el tiempo de duración de un coito ideal, desde la penetración hasta el clímax, para acabar con mitos y medir disfunciones N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Ni sesiones maratonianas ni relaciones exprés. El coito perfecto o, al menos, el más correcto desde el punto de vista médico debería durar entre 3 y 13 minutos. Ni más ni menos. Por debajo o por encima de esas cifras las relaciones deben considerarse demasiado cortas o largas en exceso, según las conclusiones de un estudio científico que se publica en el último número de la revista Journal of Sexual Medicine la publicación especializada que dirige el padre científico de la famosa viagra, que acaba de cumplir su décimo aniversario en el mercado para alivio de muchos. En una sociedad obsesionada por calcularlo y medirlo todo, faltaba por establecer el tiempo medio de duración de una sana y satisfactoria relación sexual. Los sexólogos Eric Corty y Jenay Guardiani de la Universidad de Pensilvania se pusieron a ello y terminaron por calcularlo. En este caso, no por establecer una media más o buscar un récord Guinness, sino para acabar de un plumazo con todos los falsos mitos que rodean las relaciones sexuales. Y sobre todo para evitar frustraciones porque lo difícil es que los resultados coincidan con las fantasías habituales que alimenta la cultura popular. La conclusión a la que han llegado es que una relación saludable no es cuestión de aguantar horas, sino de minutos, de pocos minutos. Entre 1 y 2 minutos se considera una relación sexual demasiado corta de 3 a 7 minutos, adecuada deseable si se mantiene entre 7 y 13 minutos y demasiado tiempo hasta la media hora de duración. En este espacio no se incluyen los prolegómenos ni los juegos previos, sino el tiempo de penetración vaginal. Los resultados contrastan con la creencia de muchos hombres y mujeres de que el coito debe durar entre 15 y 20 minutos, como han mostrado algunas encuestas en Estados Unidos. El doble de tiempo de lo que en este estudio se considera una relación satisfactoria. Este estudio ofrece datos reales por lo que puede animar a muchos hombres y mujeres y evitar decepciones sexuales escriben Corty y Guardini en su estudio. La investigación también se convierte en un buen punto de partida para poner en marcha terapias para personas con problemas sexuales, tanto físicos como psicológicos. Si un paciente está preocupado sobre cuanto tiempo debería durar la cópula puede que su cabeza no permita a su organismo actuar con normalidad. Nuestros datos pueden ayudar a cambiar el abordaje del paciente. Puede que sólo necesite la ayuda de un terapeuta, en lugar de un fármaco puntualizó Corty. Tanto Corty como Guardini esperan que su aportación científica rebaje las expectativas a un nivel más real. Están convencidos de que la imagen de la sexualidad que se ofrece en los medios de comunicación y en el cine induce a equivocaciones que conducen a una disminución de la función sexual. En un modelo de fantasía, los hombres tienen que tener un pene grande, unas erecciones duraderas y aguantar toda la noche. Y parece que hay muchos hombres y mujeres que comparten esta opinión apuntó Corty. Además de los dos autores principales, en la investigación realizada han participado miembros de la Sociedad para la Investigación de Terapia Sexual, que incluye psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, terapeutas familiares y de pareja. Confirman la eficacia de un fármaco que revierte la aterosclerosis N. R. C. MADRID. Científicos del Centro de Investigación Cardiovascular de Barcelona y del Mount Sinai de Nueva York han demostrado la eficacia y la seguridad de un tratamiento experimental para eliminar las obstrucciones de grasa acumuladas en el interior de las arterias y, por tanto, el riesgo de infarto. El fármaco pone fin a la creencia asentada de que la aterosclerosis no es un proceso reversible. En su investigación, demuestran que la administración de este super HDL artificial, un nuevo colesterol bueno, puede parar, revertir y estabilizar a corto plazo y con pocas dosis la aterosclerosis. El fármaco en experimentación se denomina ApoA- I Milano y copia los atributos proteínicos de un tipo de colesterol HDL detectado hace años entre los habitantes de un pueblecito italiano. Los portadores de una mutación genética hereditaria disponían de una mayor protección cardiovascular por tener ese peculiar colesterol bueno que se bautizó como ApoA- I Milano La industria no tardó en copiar esa sustancia natural y desarrolló un fármaco experimental. Un primer estudio con 47 voluntarios en Estados Unidos confirmó que el fármaco es capaz de multiplicar la eficacia de otros productos y revertía la enfermedad coronaria en cuestión de semanas. Ahora la nueva investigación española confirma esos resultados y ofrece datos nuevos. Comprobamos que basta con administrar dos dosis del fármaco para disminuir en un 5 el grueso de la placa, así como para inducir importantes cambios moleculares para que la placa de ateroma sea más estable y menos vulnerable. Así se reduce el riesgo de que se rompa y se produzca un evento cardiocascular explicó ayer Gemma Vilahur, autora junto a Lina Badimon del trabajo. La investigación también muestra su actividad cardioprotectora en otros indicadores. Los resultados se publican en la revista The Journal of the American Collage of Cardiology Este estudio es un paso más hacia la utilización de este nuevo tratamiento para pacientes que han sufrido un infarto. Especialmente durante las primeras semanas posteriores al infarto, el periodo de mayor riesgo. Faltan aún más estudiios clínicos que evalúan a largo plazo y en más enfermos el fármaco. Diseñar terapias Cuestión de pocos minutos El estudio ofrece datos reales por primera vez y evitará muchas decepciones sexuales a hombres y mujeres Más información: www. behrend. psu. edu ABC Descubren fallas sísmicas activas bajo el mar de Alborán Científicos del Instituto Español Oceanográfico y del Instituto Geológico y Minero de España han cartografiado hasta 195 fracturas geológicas en aguas del islote de Alborán- -en la imagen, un modelo digital del entorno submarino, en el que se aprecia en su esquina superior derecha la falla Serrata- Carboneras- Las conclusiones de su estudio, publicadas en Geo Marine- Letters advierten de la existencia de una nuevas fallas activas.